Biomedicina

El mundo virtual se encarga de la obesidad infantil

Una 'start-up' mezcla el seguimiento de actividades y los incentivos en línea con la esperanza de que los niños se pongan en forma.

  • Lunes, 28 de mayo de 2012
  • Por Mya Frazier
  • Traducido por Francisco Reyes (Opinno)

Malica Astin, de 11 años, nunca prestó demasiada atención a la cantidad de actividad física que hacía. Pero un día jugó al baloncesto con un pequeño seguidor de actividad llamado Zamzee colocado en la cintura. Más tarde, lo conectó al puerto USB de un ordenador y cargó los datos capturados por los acelerómetros del dispositivo. A diferencia de Fitbit, un popular podómetro para adultos, el Zamzee de Malica no le dice la cantidad de pasos que ha dado o las calorías que ha quemado. En su lugar, le da puntos según los movimientos que haya hecho.

Conectado: El seguidor de actividad Zamzee, visto aquí con su carcasa, se puede llevar en la cintura, en el zapato o en un bolsillo. Recoge datos sobre el movimiento del niño, que más tarde se pueden descargar a un ordenador.
Fuente: Zamzee

Incluso meses después, Malica recuerda los detalles de su primera puntuación: 758. ¿Por qué no iba a hacerlo? Los puntos se usan como moneda en el mundo virtual de Zamzee.com, donde Malica ha creado un avatar y lo ha equipado con un aparato de ortodoncia, un collar y una falda hula.

Malica desde entonces ha ganado 3.612 'zamz', y podría llegar a ahorrar lo suficiente para conseguir objetos como un iPod Nano (16.000 zamz) o la consola Wii (18.000 zamz). "Al principio no sabía en qué consistía", señala. "Entonces me empezó a gustar".

La experiencia de Malica ilustra los objetivos de Zamzee, una start-up que está poniendo a prueba la idea de que el poder adictivo de los juegos se puede aprovechar para resolver un mal social sin aparente solución, en este caso, la obesidad infantil. En vez de centrarse en la pérdida de peso o la dieta, Zamzee quiere otorgar recompensas por moverse a cualquier niño de entre 11 y 14 años, edades en que la actividad física cae precipitadamente.

Zamzee es una empresa con fines de lucro iniciada por HopeLab, la fundación sin ánimo de lucro financiada por el fundador de eBay Pierre Omidyar y su esposa, Pam. (HopeLab ha creado también el videojuego Re-Mission para mejorar el cumplimiento de la toma de medicación entre los niños con cáncer). Aunque formalmente Zamzee se lanza este otoño, ha estado disponible en forma de programa piloto en escuelas y centros comunitarios en Atlanta, Chicago, Honolulu y la bahía de San Francisco (Estados Unidos).

Malica es una de las 20 niñas de la escuela media que ha estado probando Zamzee en un Club de Chicos y Chicas en Atlanta. Se trata de un campo de pruebas de enormes proporciones. Georgia ocupa el segundo lugar en EE.UU. en cuanto a obesidad infantil y el 52 por ciento de los estudiantes de secundaria no cumplen con las recomendaciones de actividad diaria del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus silgas en ingles). La situación es tan grave que Children's Healthcare of Atlanta, un sistema de centros pediátricos, ha lanzado recientemente una dura campaña publicitaria dirigida a los niños con sobrepeso.

Por el contrario, el enfoque de Zamzee es más suave. Los padres ponen dinero en una cuenta para financiar los premios que sus hijos pueden llegar a ganar con sus zamz (aunque algunos donantes, como la Clínica Mayo, están proporcionando financiación durante las pruebas piloto).

La neurocientífica Sandra Aamodt, autora de Welcome to Your Child's Brain (Bienvenido al cerebro de tu hijo), alaba el enfoque de Zamzee en la actividad física en lugar de en el peso. No obstante, advierte que un importante corpus de investigación ha encontrado que la motivación intrínseca dura más que las recompensas extrínsecas: "Existe una rara tendencia a perder atención sobre las razones por las que hemos disfrutado de algo al principio", afirma Aamodt.

Con esto en mente, los desarrolladores de Zamzee han estado probando varios métodos para motivar a los niños. Steve Cole, científico biomédico de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA, por sus siglas en inglés) y director de investigación y desarrollo en HopeLab, asegura que Zamzee ha encontrado que la combinación de premios virtuales y monetarios puede tener éxito.

Aun así, no todos los usuarios de Zamzee están tan motivados como Malica. Emani Welch, de 13 años y estudiante de séptimo curso en Atlanta, no logra acumular suficientes puntos para obtener recompensas. Aún no ha creado un avatar ni tampoco ha iniciado una sesión en Zamzee.com. "Me quedo sentada la mayor parte del tiempo porque no hay mucho que hacer", afirma. "Voy a jugar al tenis de vez en cuando", añade la joven.

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El futuro de la medicina: un tratamiento para cada paciente

Una ola de avances científicos e inversiones financieras puede estar a punto de marcar el nacimiento de una nueva era de atención sanitaria marcada por la personalización y la precisión. Bienvenidos al futuro de la medicina.

Otros Informes Especiales

Advertisement
Advertisement
Publicidad