El Blog de los Editores de TR

La realidad virtual podrá competir con el mundo real

El casco de Oculus VR permitirá a los mundos virtuales ofrecer interacciones personales capaces de competir con la vida real

Philip Rosedale 09/05/2014

Los apasionados de la realidad virtual llevan varias semanas de enhorabuena. La adquisición por parte de Facebook de Oculus ha confirmado la idea de que "algo maravilloso" pasará si nos colocamos esos extraños cascos y entramos en otros mundos. Pero evidentemente la mayoría de la gente supone que esto se refiere a los juegos.

Y sí, es cierto que el casco Crystal Cove de Oculus (que sigue la posición de la cabeza y su rotación) sumergirá a sus usuarios en las experiencias de juego más increíbles que se puedan imaginar. Pero eso no es lo más importante.

Cuando ya hayamos tenido el Oculus pegado a la cara un par de meses y se haya acabado la novedad, podemos encontrarnos haciéndonos algunas preguntas importantes: "¿Dónde están los demás?" y "¿Dónde puedo empezar a trabajar y aprender y construir aquí dentro?"

Y será entonces cuando se empiecen a poner interesantes las cosas.

El Oculus Rift sólo es uno de los destacables avances en hardware que van a cambiar drásticamente nuestra capacidad de sumergirnos en un mundo 3D a lo largo del próximo año. Entre los otros se incluyen cámaras 3D o 2D capaces de capturar expresiones faciales y movimientos de la cabeza, además de varios tipos de control del movimiento capaces de capturar con precisión el movimiento de nuestros brazos, piernas y manos.

Empresas como Sixense y PrioVR están preparando dispositivos increíbles que seguirán el movimiento del cuerpo con la precisión y baja latencia con que Oculus presenta imágenes a los ojos. No sólo seremos capaces de ver estos mundos, podremos tocarlos.

También podremos comunicarnos con otros mientras estemos dentro de estos mundos: internet es ahora lo suficientemente rápido como para permitirnos estar en un entorno virtual con otras personas que acceden a él desde otros puntos, incluso a medio mundo de distancia.

Actualizar las imágenes que se muestran ante nuestros ojos con un retardo de menos de 10 milisegundos en relación con los movimientos de la cabeza genera una sensación mágica de estar "presente" en un espacio virtual. Mis propios experimentos han demostrando que un segundo tipo de presencia (la sensación de estar cara a cara con otra persona) exige un retardo de principio a fin (incluyendo hardware, software y transmisión de red) de unos 100 milisegundos o menos entre tu movimiento y la percepción de ese movimiento por parte del otro.

Por debajo de ese umbral, los pequeños movimientos de cabeza y ojos que usamos unos con otros mientras hablamos en el mundo "real" funcionan en uno virtual. Podemos sentir empatía y conexión, interrumpirnos e intercambiar pensamientos fácil y rápidamente. A menos de 100 milisegundos de retardo puedes extender la mano y darte un apretón de manos virtual y hallar que la percepción de la colisión y el movimiento resultantes sean perfectamente creíbles y de inmersión.

Si la realidad virtual es capaz de sustituir (o incluso mejorar) las videoconferencias o los viajes largos como forma de reunirse con otras personas, no cabe duda de que cambiará y reestructurará muchos intercambios humanos básicos distintos que no tienen nada que ver con jugar.

Para muchas de las cosas que hacemos a diario: hablar cara a cara, trabajar juntos o diseñar y construir cosas, de repente el mundo real tendrá competencia.

Philip Rosedale es director ejecutivo y cofundador de High Fidelity, una 'start-up' que trabaja en un mundo virtual centrado en la creación de interacciones completas entre avatares. Antes fundó y dirigió Second Life.

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

Especial papel noviembre/diciembre 2014

La relación entre la tecnología y la desigualdad es el tema central de este número de 'MIT Technology Review'

Otros Informes Especiales

Video

Carlo Ratti, Director del grupo Senseable City Lab en el MIT

Más Vídeos

Advertisement
Advertisement
Publicidad