Los bits de Mim

Teléfonos inteligentes que identifican a sus usuarios por cómo caminan

La seguridad biométrica es molesta—a menos que esté conectada todo el tiempo, analizando nuestra forma de andar.

Christopher Mims 19/09/2010

Nuestro teléfono inteligente es una responsabilidad espantosa que hace que cada vez seamos más vulnerables a una serie de actividades fraudulentas--desde el robo de identidad hasta el vaciado de nuestras cuentas bancarias--todos los días. En la actualidad los teléfonos son robados porque son valiosos, pero si lo pensamos bien, los datos que contienen--que se harán más lucrativos una vez que los estemos usando como billeteras electrónicas--valen mucho más.

El problema es que, a diferencia del sitio web de nuestro banco, utilizamos el teléfono durante todo el día, haciendo que el uso de una contraseña una y otra vez sea tan poco práctico que pocos usuarios se toman la molestia de bloquear sus teléfonos de esta manera.

La solución consiste en la biometría--imaginemos teléfonos con un escáner de huella digital--y el mejor tipo de esta tecnología opera de manera transparente. La así llamada biometría pasiva sabe quiénes somos basándose en cosas que hacemos todo el tiempo de todos modos.

Para que la biometría pasiva funcione, cuantas más mediciones de "nosotros" pueda reunir, mejor. Esto se debe a que todos los sistemas biométricos tienen ciertos falsos positivos/falsos negativos, y cuando uno falla, uno secundario puede asumir el control para llevar a cabo la verificación, lo que garantiza que nos enfrentemos a una contraseña real del sistema con la menor frecuencia posible.

El análisis del andar es un método probado dentro de la biometría pasiva: nuestro modo de andar es muy personal y resulta difícil de imitar.

Los sistemas antiguos utilizaban el análisis visual o placas de presión en el suelo para determinar nuestro modo de andar. Ambos sistemas son buenos para la defensa de bóvedas de diamantes e instalaciones militares, pero no para los teléfonos inteligentes.

Afortunadamente, los teléfonos inteligentes modernos tienen pequeños acelerómetros MEMS piezorresistivos incorporados. Estos sistemas pueden medir la aceleración en tres ejes diferentes (x, y, z) lo que los hace perfectamente adecuados para el análisis de los giros en tres dimensiones de nuestras piernas al caminar por la calle con el teléfono en el bolsillo.

Por primera vez, un grupo de investigadores fue capaz de usar el acelerómetro incorporado en un teléfono inteligente para analizar la marcha y su trabajo sugiere que, con mayor refinamiento, una de las formas en que nuestro teléfono podría saber que está en las manos adecuadas sería simplemente analizando pasivamente nuestro estilo de caminar.

En primer lugar, las malas noticias: sólo fueron capaces de lograr un 20 por ciento de Igualdad de Tasa de Error (EER), lo que significa que una vez de cada cinco, el teléfono ha registrado ya sea un falso positivo o un falso negativo a la hora de determinar la identidad del usuario. Y eso es con el teléfono en una funda en la cadera, orientado de la misma manera cada vez.

Sin embargo no hay ninguna razón intrínseca por la cual esta tecnología no pudiera ser ajustada--y si los teléfonos inteligentes del futuro incluyen acelerómetros con índices más altos de toma de muestras, eso ayudaría aún más. (El acelerómetro en el teléfono inteligente Android G1 utilizado para este experimento tomaba muestras de la aceleración 40-50 veces por segundo.)

De hecho, la combinación definitiva incluiría el análisis de la marcha, el reconocimiento de la voz, la activación de huellas dactilares y, sólo si todas estas mediciones fallan, la introducción de una contraseña. Un sistema como este fue propuesto en 2007, en un artículo titulado Increasing Security of Mobile Devices by Decreasing User Effort in Verification. Este enfoque combinado constituiría un "método frecuente de verificación del usuario, sobre la base de una cascada de datos biométricos discretos... de tal modo que el esfuerzo explícito sólo sea necesario si falla la verificación discreta".

Se estima que la tasa de falsos positivos de este enfoque combinado sería del 1 por ciento o menos--exactamente lo que necesitamos para proteger los datos cada vez más valiosos en nuestros teléfonos inteligentes sin necesidad de transformar el uso de ellos en toda una tarea.

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

Innovadores menores de 35 globales

Como cada año, la edición global de
'MIT Technology Review' ha seleccionado a los 35 Innovadores menores de 35. Estas mentes representan el ingenio, la creatividad y el éxito de los jóvenes más valorados del planeta

Otros Informes Especiales

Video

Carlo Ratti, Director del grupo Senseable City Lab en el MIT

Más Vídeos

Advertisement
Advertisement
Publicidad