Informática

El calor convierte el mundo real en una pantalla táctil gracias a la realidad aumentada

Thermal Touch registra el rastro térmico que queda al pulsar una superficie y lo conecta con el mundo digital

  • Miércoles, 4 de junio de 2014
  • Por S. F.

La realidad aumentada (RA) añade información virtual al mundo real a través de dispositivos como smartphones, tabletas y portables, un sistema prometedor cuyas posibilidades todavía están en gestación. La compañía alemana Metaio ha mostrado durante la Augmented World Expo de 2014 celebrada en California (EEUU) el prototipo de una tecnología que podría marcar uno de los caminos que tome la RA: el Termal Touch. Este toque térmico (como se traduciría al castellano), se basa precisamente en la temperatura, pues es capaz de detectar la huella de calor que deja una persona al tocar una superficie. Su tecnología registra esta impronta y permite que interactúe con el dispositivo digital, lo que convierte al mundo en una pantalla táctil.

Thermal Touch detecta el calor residual que deja el dedo al tocar un objeto.
Fuente: Metaio

Las posibilidades de este sistema parecen infinitas. Al pulsar sobre la foto de un producto en una revista, Thermal Touch se activaría y reconduciría la navegación del dispositivo en el que se haya incorporado hacia la tienda online de la marca de la prenda. En el caso del menú de un restaurante, la aplicación permitiría encargar comida a domicilio sólo con tocarlo.

La relaciones públicas de Metaio, Anett Gläsel-Maslov, explica cómo nació la idea: “Nuestro laboratorio descubrió que es posible registrar la huella térmica que dejas al tocar una superficie”. El siguiente paso fue “sustituir” ese dato por información en forma de realidad aumentada para que se muestre en la pantalla del dispositivo.

El prototipo actual ha sido integrado en una tableta que requiere una cámara infrarroja para registrar la temperatura y otra estándar para captar el mundo físico. Para que el sistema pudiera masificarse, por tanto, los dispositivos capaces de adoptar la tecnología deberían contar con una cámara del primer tipo, de la que carecen habitualmente. La directora general de Arpa Solutions, Fátima Acién, considera que actualmente son “demasiado grandes y caras” como para incorporarlas a unas gafas como Glass, por lo que asegura que la implementación de esta tecnología es aún “lejana”.

Respecto al software, el sistema de basa en tecnología ya existente para la realidad aumentada, como la que ha creado la propia compañía. Por lo tanto, la novedad de Thermal Touch no reside tanto en la capacidad de reconocer una revista sino en la de detectar que esta ha sido pulsada y en la capacidad de enlazar esa información con el mundo virtual de la pantalla.

Además de la demostración, Metaio ha preparado un vídeo para mostrar su tecnología en el que podría parecer que es necesario presionar con mucha fuerza para que el sistema funcione. Sin embargo, Gläsel-Maslov asegura que “no es necesario pulsar muy fuerte”. Aclara que es suficiente con dejar el residuo térmico, para lo que basta con “tocar suavemente”.

El material de la superficie a pulsar es un aspecto clave a la hora de registrar la huella de calor y transformarla en información útil. En este sentido, Gläsel-Maslov explica que “en teoría” cualquiera funcionaría. El papel, la madera y el plástico funcionaron correctamente durante las pruebas, pero el metal no obtuvo tan buenos resultados. Su alta conductividad térmica le permite transmitir el calor de forma eficiente, lo que hace que se disipe rápidamente de la superficie y, en consecuencia, dificulta el registro térmico por parte de la cámara infrarroja. Los dispositivos táctiles modernos permiten otros gestos como deslizar el dedo para pasar páginas y pinzar la pantalla para el zoom. Los investigadores de Metaio jugaron también con estas opciones. Gläsel-Maslov asegura que la tecnología “es capaz de reconocer esos movimientos”, aunque de momento el prototipo solo sepa interpretar el gesto de pulsar.

La experta deja bien claro que Thermal Touch es un prototipo, y que está “lejos de ser parte del uso diario”. Sin embargo, asegura que es probable que “en cinco o diez años”, las cámaras infrarrojas formen parte de la mayoría de dispositivos,  como los cascos de realidad aumentada, que además para entonces ya serán comunes. En este sentido, cree que para masificar el uso de la RA también será necesario “educar” a la población sobre todas las posibilidades que ofrece.

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El dinero del mañana sin monedas ni billetes

Desde Apple Pay hasta Bitcoin, la tecnología bancaria está cambiando. Ya puedes pagar con el móvil y los bancos quieren saberlo todo de ti. Es la revolución del futuro del dinero y del dinero del futuro

Otros Informes Especiales

Advertisement
Advertisement
Publicidad