Móvil

Llega el oído sobrehumano con estos auriculares que filtran el ruido a su gusto

Here tiene varios filtros y un ecualizador que permiten ajustar el sonido entrante para tunear un concierto al gusto, bloquear el bullicio y amplificar una conversación

  • Lunes, 15 de febrero de 2016
  • Por Rachel Metz
  • Traducido por Teresa Woods


Foto: Los auriculares y la 'app' de 'smartphone' de Here Active Listening System permiten al usuario amplificar los sonidos que le gustan y bloquear los que no quiera escuchar. 

Nunca pensé demasiado en cómo sería el mundo si  pudiera alterar el sonido que me rodea. Normalmente, si no me gusta un músico callejero o el barullo de un ajetreado centro comercial, o me aguanto o me voy.

Esta semana, sin embargo, adquirí la capacidad sobrehumana que me permite acomodar el ruido ambiental a mi gusto, y es genial. He estado probando el Here Active Listening System (Sistema de Escucha Activa Aquí), dos auriculares conectados a una app que emplea algoritmos para cambiar el sonido de cualquier cosa desde un concierto de rock hasta el estruendo de unas obras, sin apenas latencia.

Creado por la start-up Doppler Labs, Here ofrece una especie de realidad aumentada para los oídos (ver Los portables para el oído mejorarán tu audición y silenciarán al bebé que llora a tu lado). No se parece en nada a los típicos cascos de Bluetooth. No está diseñado para reproducir música ni para hacer llamadas telefónicas. De hecho, no es capaz de ninguna de las dos cosas.

Lo que sí puede hacer, mediante la app, es permitir al usuario deslizar el dedo por la pantalla para ajustar el volumen de una conversación que mantiene con un amigo que tiene delante (o, digamos, de un programa de televisión que está viendo sin tener que cambiar el volumen para los demás espectadores). Su ecualizador permite ajustar los sonidos graves, de rango medio y agudos, y diseñar un sonido concreto a las canciones solo con pulsar sobre alguno de los muchos filtros preconfigurados. También incluye ocho filtros diferentes, aún en fase beta de pruebas, diseñados para ahogar el ruido en unas situaciones específicas, como en un tren, un autobús, un avión o la oficina, por ejemplo.

Here aún no está ampliamente disponible. Doppler Labs empezó recientemente a enviar unidades a la gente que lo compró mediante una campaña de Kickstarter el año pasado. También será accesible a cualquiera que haya comprado una entrada para el festival de música Coachella en abril, que podrá adquirir unos auriculares por 199 dólares (unos 176 euros). La empresa, que recaudó 17 millones de dólares (unos 15 millones de euros) en financiación de capital riesgo el verano pasado para desarrollar el proyecto, espera vendérselo a cualquiera que lo quiera este mismo año por entre 199 y 299 dólares (entre unos 176 y 265 euros), afirma el CEO y cofundador Noah Kraft.

Dicho eso, los auriculares que he estado utilizando son un claro producto terminado. Son bastante cómodos, los llevé puestos durante una hora seguida durante varios días, y no me costó nada mantenerlos bien colocados dentro de mis pequeños oídos. Vienen con una funda negra y rectangular del tamaño aproximado de una armónica, que los guarda a buen recaudo y también sirve como un cargador portátil.


Foto: El Here Active Listening System incluye dos auriculares intraurales y una funda que también es un cargador portátil.

Colocar los auriculares en los oídos me hizo sentir un poco extraña al principio. Empecé en mi despacho, que normalmente es bastante tranquilo salvo el runrunear incesante del ventilador de mi portátil y un enorme armario de servidores, y deslicé el dedo por la pantalla del móvil para bajar el volumen. El ruido se amortizó de inmediato, como si llevara puesto unos tapones. Toqué el filtro de "Oficina (ambiente)", y los ruidos desaparecieron aún más, reemplazados por ruido blanco.

Las cosas se pusieron mucho más interesantes cuando me aventuré por las malas calles de San Francisco (EEUU). Pasé al lado de un hombre que tocaba un tambor y cantaba, toqué el filtro "Aphex" para dar a sus sonidos un toque más espacial, y entonces jugueteé con el ecualizador y con otro filtro para dar a sus tambores un bonito aumento de bajos. Fue algo surrealista (y divertido) quedarse allí de pie, manipulando la música que él tocaba mientras lo hacía en directo delante de mí.

Cuando estuve lista para seguir, toqué el filtro "Ciudad" y proseguí mi camino. Este filtro y otro de "Gentío" se mostraron útiles para amortiguar los ruidos a mi alrededor mientras paseaba por el centro y por una ruidosa zona de restaurantes en un cercano centro comercial.


Foto:
Una simulación informática de los componentes de los auriculares de Here. 

Después, jugué con el ecualizador para que las canciones sonaran mejor mientras comía en una pizzería. Fue algo parecido a encontrarse dentro de la burbuja que ofrecen los auriculares, pero con la habilidad no sólo de bloquear ruidos sino también de ajustarlos y hasta mejorarlos.

Aunque podía escuchar a la gente que me hablaba mientras utilizaba estos filtros, el sonido estaba algo atenuado. Tuve que cambiar al filtro de "Conversación" o quitarme uno de los auriculares para hablar con un dependiente en una tienda. También eché en falta poder guardar las configuraciones de volumen y del ecualizador que elaboré para lugares concretos; Kraft afirma que una actualización que aporte esta prestación se lanzará dentro de un mes.

Desde luego hay algunas situaciones donde los auriculares de Here no resultan demasiado útiles, y pueden llegar a empeorar una experiencia, como cuando me los llevé a cenar con mi marido en un restaurante bullicioso con una acústica terrible cerca de nuestra casa en San Francisco (EEUU).

Cuando nos sentamos en la mesa, toqué el filtro de "Conversación" y me di cuenta de inmediato de que amplificaba no sólo la voz de mi marido sino también las voces de todas las personas que nos rodeaban ("¿Qué dicen?", me preguntaba, aunque estaba resuelta a no escuchar las conversaciones ajenas). Finalmente, conseguí ajustar el ecualizador de tal forma que parecía poder sintonizar específicamente su voz, pero me llevó al menos media hora y no le hizo sonar mucho mejor que cuando simplemente me quité los auriculares.

No obstante, con mayor frecuencia el uso de los auriculares de Here me hizo sentir que tenía una extraña habilidad nueva de la que no sabían nada las personas de mi entorno, una habilidad con la que me gustaría seguir jugando.

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El futuro del empleo

La tecnología está cambiando nuestra forma de trabajar: las profesiones que desempeñamos, cómo las desempeñamos, durante cuánto tiempo y hasta en qué calidad. Se están creando nuevos empleos, mientras otros son sustituidos por la automatización. Este informe especial describe cómo está cambiando el empleo y qué profesiones se beneficiarán de esta transición. Ofrecemos información de expertos economistas, inversores de riesgo, tecnólogos y empresarios líderes, y sus opiniones acerca de cómo podemos navegar con éxito este período de transición.

Otros Informes Especiales

Advertisement
Advertisement
Publicidad