Negocios

Dime qué visados necesitas y este mapa te dirá cómo es tu país

El planeta se divide en cuatro grupos de naciones más o menos permisivas con las entradas y salidas de sus fronteras. Luego está la impenetrable China

  • Jueves, 11 de febrero de 2016
  • Por Emerging Technology From the arXiv
  • Traducido por Teresa Woods

Las fronteras internacionales son lugares extraños. Un ciudadano estadounidense que cruza la frontera hacia México puede permanecer en el país vecino durante 72 horas, y necesita un visado para estancias más largas. Pero los ciudadanos mexicanos que hacen el trayecto contrario necesitan un valioso visado para realizar el viaje. La frontera entre Estados Unidos y México es, en consecuencia, asimétrica y a menudo muy tensa.

La frontera entre Estados Unidos y Canadá es completamente distinta, los ciudadanos de ambos países pueden cruzar en ambos sentidos con facilidad y sin visado.

En ambos casos, la frontera representa la naturaleza de las relaciones entre los dos países. Los viajes sin visado son el resultado de la relación amistosa entre Estados Unidos y Canadá. Y los requisitos de visado más rigurosos que se aplican en la frontera entre Estados Unidos y México son una clara manifestación de que esta relación es más complicada.

Y eso suscita una pregunta interesante. Si los viajes sin visado reflejan unas buenas relaciones internacionales, entonces ¿qué indican acerca de la arquitectura geopolítica del planeta?

Hoy recibimos una respuesta gracias al trabajo del investigador de la Universidad Shahid Beheshti en Teherán (Irán) Meghdad Saeedian, que ha estudiado la red de vínculos entre naciones que permiten viajes sin visado a ciudadanos de otros países.

La red resultante divide el planeta en cuatro comunidades claramente delimitadas, además de un único país atípico que no encaja con ninguna comunidad. Y puesto que estas comunidades son el resultado de una compleja historia geopolítica, este mapa proporciona unos indicios importantes sobre la naturaleza de las relaciones internacionales.

Para crear la red, primero se analizó la política de visados de los 222 países del mundo. Si dos países permiten los viajes sin visado entre sus respectivos ciudadanos, entonces, se crea un vínculo entre ambos. Por ejemplo, esta red dispone de un vínculo entre EEUU y Canadá pero no entre EEUU y México.

El resultado es una red de 222 nodos con más de 5.000 vínculos bidireccionales de viajes libres de visado (también existen más de 10.000 vínculos unidireccionales que el equipo de Saeedian no representa). La información de este mapa permite emplear las herramientas de la ciencia de redes para estudiar su naturaleza.

Así se puede extraer el nivel de vínculos de cada país y su distribución. Un pequeño número de países tienen pocos vínculos entrantes, lo que significa que casi todo extranjero necesita un visado para entrar. Estos son países como China, Corea del Norte, Sudán e Irán.

También hay países con un número muy alto de vínculos entrantes; tienden a ser países con fuertes industrias del turismo.

Por último, hay un pico de países con números similares e intermedios de vínculos entrantes. Son sobre todo países europeos que comparten un acuerdo de fronteras comunes conocido como el acuerdo Schengen y por tanto disponen de números similares de vínculos entrantes.

Una pregunta importante es cómo se agrupan los países de la red, en otras palabras: ¿qué países comparten unos acuerdos similares de fronteras compartidas? El equipo de Saeedian responde mediante el uso de unos algoritmos estándar para encontrar agrupaciones dentro de las redes.

Y los resultados están claros. Saeedian afirma: "Basándonos en el estado de los visados de todos los países, la detección de comunidades revela la existencia de 4 + 1 comunidades principales".

No sorprende que Europa salga como una de las agrupaciones más densas, dado que la mayor parte de los países de esta región permite los viajes sin visado. Esta agrupación se extiende por todo el mundo desarrollado, incluido Japón, Australia, Norteamérica y gran parte de América del Sur.

Otra agrupación muy interrelacionada consiste en países sobre todo de Asia y el sudoeste de África como la India, Malasia, Corea del Norte (pero no Corea del Sur), Sudáfrica y, curiosamente, varias islas caribeñas. También existe una agrupación de países al este y norte de África.

La agrupación menos interrelacionada incluye a Rusia, a ciertos países del este de Europa y a estados independizados de la antigua Unión Soviética. Estos incluyen Uzbekistán, Kirguistán y otros -stanes; Serbia, Macedonia y otros estados balcánicos; además de una variedad de países de Oriente Medio como Arabia Saudí, Kuwait y Baréin. De forma interesante, este diverso grupo está conectado por Turquía, lo que tal vez refleje la compleja historia de este país.

Saeedian y su equipo no realizan comentario alguno sobre las implicaciones geopolíticas del hecho de que este grupo esté menos interrelacionado que los demás. Puede tener que ver con los rápidos cambios en la naturaleza de estas naciones y sus relaciones internacionales durante los últimos 30 años.

El país atípico de esta ecuación es China, que no permite los viajes sin visado a sus ciudadanos. El equipo de Saeedian lo colocó en una categoría propia para reflejar su elevado estatus mundial.

Es un estudio interesante que proporciona una manera relativamente sencilla de caracterizar y visualizar el paisaje geopolítico del planeta. Una interesante tarea futura sería comprobar cómo ha cambiado esta red en el pasado. Si estos cambios sirven de guía para el futuro, entonces Saeedian y sus compañeros podrían tener una potente herramienta entre manos.

Ref: arxiv.org/abs/1601.06314: How Visas Shape and Make Visible the Geopolitical Architecture of the Planet

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El futuro del empleo

La tecnología está cambiando nuestra forma de trabajar: las profesiones que desempeñamos, cómo las desempeñamos, durante cuánto tiempo y hasta en qué calidad. Se están creando nuevos empleos, mientras otros son sustituidos por la automatización. Este informe especial describe cómo está cambiando el empleo y qué profesiones se beneficiarán de esta transición. Ofrecemos información de expertos economistas, inversores de riesgo, tecnólogos y empresarios líderes, y sus opiniones acerca de cómo podemos navegar con éxito este período de transición.

Otros Informes Especiales

Advertisement
Advertisement
Publicidad