Negocios

Bitcoin sigue buscando un milagro tecnológico para crecer sin perder su espíritu

Un estudio concluye que para que el sistema siga funcionando a escala mayor necesita un importante rediseño y ninguna de las opciones disponibles parece útil al 100%

  • Miércoles, 17 de febrero de 2016
  • Por Tom Simonite
  • Traducido por Teresa Woods

El valor total de la moneda digital Bitcoin supera los 5.000 millones de dólares (unos 4.500 millones de euros). La cifra refleja la creencia de algunos de que algún día llegará a ser ampliamente útil.  Pero un nuevo análisis del software que alimenta la moneda concluye que Bitcoin necesita rediseñarse radicalmente si quiere procesar más del insignificante número actual de transacciones.

Eso sugiere que la gente, las empresas y los inversores que apuestan por que se extienda el uso de la moneda deban superar unos retos técnicos fundamentales para los que actualmente no existen soluciones. Por otro lado están los problemas económicos y culturales asociados con esta moneda por ser independiente de cualquier gobierno.

Los resultados del análisis, realizado por un gran grupo de investigadores, principalmente de la Universidad de Cornell (EEUU), también ofrecen una nueva perspectiva sobre el acalorado debate que divide al universo Bitcoin (ver "Todavía desaconsejo invertir los ahorros en Bitcoin, aún puede fracasar").

Una parte de la comunidad discute sobre las propuestas de reconfigurar el software de Bitcoin para que pueda realizar más que unas míseras siete transacciones por segundo en todo el mundo. Sin embargo, ningún cambio de Bitcoin podría permitir transacciones a una escala que se aproxime mucho a la de los procesadores de pagos convencionales como Visa sin comprometer el diseño central de la moneda digital, afirma el criptógrafo y profesor del Instituto Jacobs Technion-Cornell del campus tecnológico de la Universidad de Cornell Ari Juels. El sistema de Visa procesa unas 2.000 transacciones por segundo y puede alcanzar hasta las 56.000, según la empresa.

"El debate actual no deja ver el bosque a causa de los árboles", dice Juels y añade: "Tenemos que pensar en términos de un rediseño fundamental si queremos observar un escalado robusto de Bitcoin". El análisis del grupo se presentará en un informe en la conferencia de Criptografía Financiera y Seguridad de Datos que se celebrará en Barbados este mes.

Bitcoin fue inventado por una persona, o un grupo de personas, que utiliza el nombre Satoshi Nakamoto y publicó el software en línea en 2009. La moneda es alimentada por una red de ordenadores de todo el mundo que pertenece a un grupo dispar de empresas e individuos sin una autoridad central. El uso de la criptografía del software de Bitcoin permite que esa red descentralizada funcione como un sistema fiable para procesar y validar transacciones.

El límite de capacidad de Bitcoin nace del propio modelo que registra las transacciones en lotes denominados "bloques". Cada 10 minutos se añade un nuevo bloque al registro digital mantenido por los ordenadores de la red de Bitcoin, pero esos bloques tienen un tamaño máximo de un megabyte, lo suficiente para siete transacciones por segundo como mucho. Gavin Andresen, que durante casi cuatro años lideró el trabajo en el software de Bitcoin, dijo la semana pasada que el límite ya está ocasionándole problemas a Bitcoin, pues hay veces que las transacciones se retrasan. Andersen afirmó: "Creo que es un problema muy urgente".

La comunidad de Bitcoin discute acerca de la mejor manera de aumentar el tamaño de los bloques añadidos al registro de la moneda, con dos propuestas líderes que intentan doblarlo de una manera u otra. Pero cuando Juels y sus compañeros midieron el rendimiento actual de la red, concluyeron que la estrategia de cambiar el diseño de Nakamoto no puede llegar mucho más lejos sin comprometer la descentralización considerada como un elemento tan crucial del sistema. La forma en la que se desplazan los datos por la red de Bitcoin es demasiado ineficiente.

Los investigadores calculan que el diseño actual de Bitcoin podría soportar como mucho unas 27 transacciones por segundo, con un tamaño de bloque de cuatro megabytes, sin necesitar una reducción importante en el número de ordenadores que alimentan la moneda, conservando así su descentralización. Existe un consenso general dentro de la comunidad de Bitcoin de que el sistema ha de seguir siendo descentralizado para impedir que alguna empresa o gobierno se haga con el control de la moneda.

"Sigue siendo un rendimiento bastante limitado", comenta el profesor adjunto de la Universidad de Cornell Emin Gün Sirer, que participó en el estudio. El experto afirma: "Si lo comparamos con las capacidades de una gran red como la de Visa o esos futuros que dibujan ordenadores que se pagan entre sí, esto ni se aproxima".

Algunas personas creen que Bitcoin podría ser útil sin operar a gran escala, por ejemplo si funcionara como un bien similar al oro que generalmente es conservado durante largos períodos. Pero algunas de las empresas de Bitcoin más grandes se han construido sobre la idea de que Bitcoin llegue a procesar un volumen de transacciones muy grande.

El CEO y cofundador de Coinbase, Brian Armstrong, que ayuda a la gente a comprar, vender y utilizar bitcoins y ha recaudado más de 100 millones de dólares (unos 89 millones de euros), cree que la moneda se convertirá en un amplio medio de pago, sobre todo en el mundo en desarrollo.

Una empresa llamada 21 Inc ha recaudado 121 millones de dólares (unos 108 millones de euros) de sus inversores, incluida la empresa de servicios de red Cisco, y asegura que las diminutas "microtransacciones" pagadas en Bitcoin se convertirán en la base económica utilizada por la gente y las empresas para pagar servicios y bienes como wifi, el análisis de datos o la música.

El director del MIT Media Lab, Joi Ito, que apoya a tres desarrolladores principales del código de Bitcoin, dice que cree que la gente que trabaja en la moneda será capaz de escalarla. Pero puede que esta mejora en la capacidad no sea lo suficientemente amplia o rápida como para satisfacer las expectativas de algunos inversores y las empresas de Bitcoin que han respaldado. Ito explica: "Creo que algunas empresas han prometido beneficios basados en una escala que no es razonable".

Se han hecho propuestas para crear sistemas descentralizados adicionales que puedan mover los bitcoins pero que se ejectuten en paralelo con la red original, aligerando así la carga. Sin embargo, ninguna ha demostrado que pueda ser la ayuda definitiva, y nadie sabe con certeza cómo construir un sistema del estilo de Bitcoin que pueda soportar unos altísimos volúmenes de transacciones, según Gün Sirer.

Parte del problema es que resulta muy difícil predecir cómo rendirán en el mundo real los sistemas como Bitcoin . "Se desconoce porque es una propiedad emergente", afirma. Estos problemas probablemente sean menos graves para los sistemas inspirados en Bitcoin que investigan algunos bancos, porque no necesitan operar mediante una gran red pública de ordenadores, asegura Gün Sirer. Blockstream, una empresa que trabaja en el desarrollo de unas capas adicionales que podrían mejorar la red original de Bitcoin, ha recaudado 76 millones de dólares (unos 68 millones de euros), de un grupo de inversores que incluye el gigante de los seguros AXA (ver Una 'start-up' reinventa a Bitcoin a través de su propio código). El cofundador de la empresa Adam Back espera que durante los próximos 18 meses surjan múltiples sistemas, de su empresa y otras, que puedan mover bitcoins en paralelo con la existente red de Bitcoin y estén listos para pruebas beta.

Se necesitan nuevas tecnologías para escalar Bitcoin y soportar todos los casos de uso imaginados para la moneda, pero existen los factores que sugieren que la creación de estas nuevas herramientas van por buen camino. "Va a haber un fuerte interés por parte de la academia, muchas tecnologías nuevas que se lanzarán durante los próximos 18 meses y mucha financiación para la industria", concluye Back.

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El dinero del mañana sin monedas ni billetes

Desde Apple Pay hasta Bitcoin, la tecnología bancaria está cambiando. Ya puedes pagar con el móvil y los bancos quieren saberlo todo de ti. Es la revolución del futuro del dinero y del dinero del futuro

Otros Informes Especiales

Advertisement
Advertisement
Publicidad