Biomedicina

Las imágenes cerebrales predicen el riesgo de suicidio

(Página 2 de 2)

  • Jueves, 22 de abril de 2010
  • Por Lauren Gravitz
  • Traducido por Francisco Reyes (Opinno)

"Fue muy extraño: Hubo un enorme descenso, y luego... nada", afirma Hunter. "No obstante, el empeoramiento del factor de suicidio no ocurre a las 48 horas—sucede en algún momento más adelante, a lo largo de las siguientes ocho semanas". Ella estaba observando lo que parecía ser un presagio de la respuesta futura.

"Están sobre la pista de algo importante", afirma Barry Lebowitz, profesor de psiquiatría de la Universidad de California en San Diego, y que no estuvo involucrado en la investigación. "Esto es claramente un primer paso dentro de los tratamientos antidepresivos personalizados".

Lebowitz, que ha trabajado con el grupo de UCLA en proyectos anteriores, señala que las otras técnicas para la predicción de la respuesta del paciente a los antidepresivos son increíblemente caras, y no son prácticas para un uso generalizado. "No obstante, el tipo de medidas fisiológicas de las que este grupo está hablando es algo que la gente podría utilizar. Una máquina de EEG es algo que todos los médicos podrían tener en la consulta por una cantidad relativamente pequeña de dinero".

Los resultados también podrían ser útiles en la determinación de la fisiología básica, afirma Ira Lesser, profesor de psiquiatría en el Centro Médico Harbor-UCLA, y que no participó en los trabajos actuales. "Permite que la gente empiece a pensar de forma neuroquímica sobre qué factores podrían estar implicados en la génesis de las ideas suicidas. Heurísticamente, podría conducir a otras áreas de estudio".

Dan Iosifescu, director del programa de neurociencia traslacional en el Hospital General de Massachusetts de Boston, realizó experimentos de QEEG parecidos y con resultados similares en 2008. "Creo que es interesante, pero es demasiado pronto para saber si el efecto es real o no", afirma. "El empeoramiento de las ideas suicidas no es un acontecimiento frecuente, y ocurre en menos del 10 por ciento de las personas. Así que, normalmente, se necesitan grupos de datos muy grandes para estudiarlo adecuadamente".

El siguiente paso de Hunter consiste en determinar si un efecto similar podría observarse por medio de monitores abreviados de EEG, que requieren muchos menos electrodos y se puede completar en sólo 10 minutos (en contraste con la hora que se tarda en hacerlo con la matriz de electrodos completa), y para ello examinará a un grupo mucho mayor de pacientes. "Hay que seguir desarrollando todo esto en el futuro, aunque esperamos que esto nos permita proporcionar una herramienta que pueda hacer que el uso de antidepresivos sea más seguro", afirma.

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

Las 50 empresas más disruptivas de 2013

La revista 'MIT Technology Review' ha seleccionado a las 50 compañías más brillantes de 2013. Google, Amazon y Tesla, integran la clasificación

Otros Informes Especiales

Video

Carlo Ratti, Director del grupo Senseable City Lab en el MIT

Más Vídeos

Advertisement
Advertisement
Publicidad