Energía

General Motors apuesta aún más por los coches eléctricos

El fabricante estadounidense de automóviles va a estrenar su primer vehículo totalmente eléctrico, un coche de carga rápida y buena conducción.

  • Lunes, 19 de noviembre de 2012
  • Por Jessica Leber
  • Traducido por Francisco Reyes (Opinno)


Carga completa: El compacto eléctrico Chevrolet Spark llegará a los concesionarios en 2013.

El Chevrolet Spark EV no es el primer vehículo de General Motors totalmente eléctrico, lo fue el EV1, antes de ser cancelado en 2003. Pero esta vez, GM se está tomando más en serio el tema de los coches eléctricos.

GM mostró su coche propulsado por baterías y dejó que los periodistas hicieran recorridos de prueba la semana pasada, antes de su debut el 28 de noviembre en el Salón del Automóvil de Los Ángeles (Estados Unidos). Compacto, potente y fácil de maniobrar, el Spark EV parece ser un buen paso adelante para GM en el campo de los vehículos enchufables. Sin embargo, su precio aún no ha sido revelado. Eso será crucial, puesto que hasta ahora la demanda de costosos automóviles eléctricos incapaces de recorrer largas distancias con una sola carga ha sido limitada.

El Spark se une a una lista de coches completamente eléctricos, entre la que se encuentra el Nissan Leaf, el Ford Focus eléctrico y el Model S de Tesla. Las ventas de estos vehículos eléctricos enchufables, así como de los modelos eléctricos y a gasolina, como el Chevy Volt, son importantes no solo para los fabricantes de automóviles, sino también para establecer mercados para tecnologías de baterías avanzadas e infraestructura de carga de baterías.

En 2017, GM quiere construir hasta 500.000 vehículos al año con tecnologías de electrificación, señaló Mary Barra, vicepresidenta sénior de desarrollo de producto global. Esa cifra no resulta trivial, teniendo en cuenta que hoy día GM vende nueve millones de vehículos al año. Además del Spark EV, que comenzará con una producción reducida en EE.UU. y en mercados de Corea, GM planea crear híbridos enchufables como el Chevrolet Volt y coches con 'tecnología eAssist', un tipo de tecnología híbrida. Sin embargo, según Barra, GM se centrará principalmente en el desarrollo de tecnologías enchufables en lugar de en los tradicionales motores híbridos de gasolina, donde Toyota y Ford han hecho mayores inversiones.

A pesar de que GM planea enviar el Chevrolet Spark EV a los concesionarios a mediados del próximo año, la compañía todavía está pasando por dificultades con el Volt, que, a diferencia del Spark, tiene un pequeño tanque de gasolina para ampliar el rango de su batería. El Volt ha tenido un comienzo lento desde su debut en 2010. GM no llegará a su meta de vender 60.000 Volts este año. El mes pasado se vendieron menos de 3.000.

Sin embargo, el Spark podría ayudar a justificar las anteriores inversiones de GM. Su sistema de propulsión eléctrico, que se fabricará en Maryland (EE.UU.), toma muchas cosas prestadas del Volt. Los ingenieros de GM ha modificado el diseño para lograr más potencia y una aceleración más rápida. Por ejemplo, han modelado a medida todos los cables de cobre de la bobina del motor. Su objetivo es ampliar el atractivo del coche centrándose en el factor de 'diversión al volante'. Descubrí que conseguir que el coche fuera de 0 a 45 millas por hora (0 a 72 km/h) por un corto tramo de carretera requirió solo un ligero toque del pedal.

La batería de ión-litio de 560 libras (254 kilos) del Spark, situada debajo de los asientos traseros, es suministrada por A123 Systems, el fabricante que se declaró en quiebra en octubre de este año. Ampliar el rango de este tipo de baterías y bajar su coste son dos de los mayores desafíos que frenan la adopción de vehículos enchufables. GM planea usar la batería del Spark, desarrollada en su centro de Warren, Michigan (EE.UU.) en futuros tipos de vehículos enchufables.

GM aún no ha dado información sobre la autonomía del Spark. Sin embargo, durante mi prueba de conducción, el salpicadero del coche proyectó que quedaban 58 millas (93 km) de batería, después de que un 25 por ciento de la carga hubiera sido consumida por otras pruebas de conducción ese mismo día. La estimación se basa en el comportamiento del coche durante sus últimas 30 millas (48 km), y el salpicadero indicaba que la autonomía podría estar entre unas 10 millas (16 km) por encima o por debajo, dependiendo de los diferentes patrones de conducción. El salpicadero también ofrece la posibilidad de dar consejos para conducir con la máxima eficiencia.

Con la esperanza de reducir la 'ansiedad por la autonomía', es decir, la preocupación de los conductores por quedarse sin carga, GM está haciendo que el Spark sea el primer coche en el mercado en utilizar un nuevo estándar de 'carga rápida' norteamericano, aprobado en octubre. En las estaciones de carga especiales equipadas con la tecnología, un conductor podría recargar un 80 por ciento de la batería en 20 minutos, en comparación con las siete horas que requiere una carga completa en casa. Ninguna de estas estaciones de carga rápida está situada en las carreteras todavía, pero General Motors espera tener algunas listas cuando el Spark llegue a los concesionarios.

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

Las 50 empresas más disruptivas de 2013

La revista 'MIT Technology Review' ha seleccionado a las 50 compañías más brillantes de 2013. Google, Amazon y Tesla, integran la clasificación

Otros Informes Especiales

Video

Carlo Ratti, Director del grupo Senseable City Lab en el MIT

Más Vídeos

Advertisement
Advertisement
Publicidad