Informática

Qualcomm propone una red de telefonía móvil creada por los consumidores

Las velocidades de las redes móviles en zonas urbanas podrían aumentar radicalmente si los usuarios conectaran pequeñas estaciones base públicas a su banda ancha en casa.

  • Lunes, 13 de mayo de 2013
  • Por Tom Simonite
  • Traducido por Francisco Reyes (Opinno)


Imagen: La señal de las pequeñas estaciones base móviles privadas (cuadrados rojos) que poseen algunos consumidores en este barrio de San Diego (EE. UU.) podría ofrecer una fuerte cobertura para toda la zona si estuviera disponible para cualquier abonado.

El fabricante de chips móviles Qualcomm y algunos proveedores de servicios inalámbricos de Estados Unidos están investigando una idea mediante la que se instalarían pequeñas estaciones base móviles en hogares para dar servicio a los usuarios de smartphones que pasen por el área. Se cree que este enfoque constituye un modo más eficaz para satisfacer la creciente demanda de datos y la irregularidad de la cobertura que la construcción de torres de telefonía móvil más tradicionales.

El director de tecnología de Qualcomm, Matt Grob, presentó la idea recientemente en un acto en California (EE. UU.), y mostró una estación base lo suficientemente pequeña como para ser integrada en un decodificador o router casero. "Estamos trabajando a fondo con operadores en este proyecto en particular", aseguró Grob a MIT Technology Review tras la presentación. Qualcomm ha instalado 20 de estos pequeños prototipos en edificios de oficinas por la zona de su campus de San Diego. Una persona que conduzca o camine por el área recibe una señal más intensa en su teléfono, además de descargas más rápidas, a medida que su dispositivo pasa entre las diversas pequeñas estaciones base, cada una con un rango de decenas de metros. "Nuestro próximo paso es hacer una prueba más grande, con un operador de red y un proveedor de infraestructura", señala Grob.

Los operadores móviles ya venden pequeñas estaciones base móviles para uso personal, y en ocasiones las entregan de forma gratuita a aquellos usuarios con una señal débil en casa, aunque se promocionan como dispositivos personales. Los usuarios pueden configurarlas para dar servicio solo a aquellos dispositivos que especifiquen. AT&T permite esa función por defecto, pero Verizon y Sprint no lo hacen, lo que significa que algunas personas en esas redes podrían tener estaciones base abiertas en sus casas sin darse cuenta. Grob propone hacer explícito que los dispositivos sean infraestructura pública y rediseñarlos para adaptarlos mejor a ese papel. "Puede que aún así compre el dispositivo, pero su cobertura y capacidad están disponibles para los transeúntes", señala Grob. "Esto no sustituye la infraestructura de red existente, pero la amplia significativamente".

El enfoque podría ser atractivo para aquellas redes móviles que experimenten un rápido crecimiento en la demanda de datos móviles, impulsado por la popularidad de los teléfonos inteligentes, tabletas y vídeo en línea. AT&T informa que el uso de datos móviles en su red ha aumentado 250 veces en cinco años.

Incluso un número relativamente pequeño de estas pequeñas estaciones base en hogares y oficinas podría aumentar significativamente la cobertura móvil, afirma Grob. Qualcomm trabajó con AT&T en un estudio de viabilidad en el que los ingenieros de Qualcomm hicieron una encuesta en un barrio de San Diego donde algunos clientes de AT&T ya contaban con estaciones base domésticas privadas. Aunque solo unas pocas personas poseían estos dispositivos, una cantidad suficiente de su señal llegaba hasta la calle, y si hubieran estado configurados para estar disponibles para todos los abonados, podrían servir con eficacia como segunda red de telefonía móvil en la zona, indica Grob. "Si estas estaciones de base estuvieran abiertas, formarían una buena red".

Puesto que las estaciones base caseras están conectadas a la banda ancha doméstica, un despliegue masivo de estos dispositivos probablemente requeriría la cooperación entre proveedores de banda ancha o redes de cable y operadores de telefonía móvil. No obstante, Grob señala que podría resultar un nuevo y atractivo negocio para estas empresas, que podrían instalar estaciones base de telefonía móvil en los routers o decodificadores caseros que ofrecen a los clientes y llegar a acuerdos con las redes móviles. "Podrías llamar a los operadores y proponerles que sus clientes usen la señal por un bajo precio".

Qualcomm ha calculado que el ancho de banda ofrecido de esta manera podría ser más barato que el coste de ofrecerlo mediante torres convencionales adicionales. Sin embargo, un proveedor de banda ancha tendría que implementar la tecnología para garantizar a las personas que el ancho de banda de Internet en casa no se viera afectado por el uso excesivo de los usuarios de teléfonos móviles cercanos.

Martin Garner, dedicado a la investigación de servicios móviles para los analistas de CCS Insight, señaló que la idea de Grob necesitaría que las compañías de telefonía móvil cambiaran muchas de sus operaciones y modelos de negocio, pero podrían decidir que vale la pena.

"El hecho de que los consumidores alberguen células abiertas y públicas en su casa va en contra de la cultura tradicional de la empresa de telecomunicaciones", afirma Garner. "Pero también creo que la mayoría de ellas son conscientes a su pesar de la tasa de crecimiento de los datos, y sé que necesitan estar abiertas a adoptar otras formas de hacer las cosas".

Muchas grandes compañías están desplegando puntos de acceso wifi públicos y otros servicios para aliviar la carga de sus torres, señala Garner, "pero con el tiempo, también podría ser necesario usar células pequeñas, que utilizan diferentes espectros, para ofrecer más capacidad".

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El internet de todas las cosas

¿Qué pasará cuando millones de dispositivos, desde tostadoras a collares para perro se conecten a la red? ¿Cuál será su impacto en la sociedad? ¿Qué nuevos modelos económicos surgirán? 'MIT Technology Review' analiza este campo en ebullición

Otros Informes Especiales

Video

Carlo Ratti, Director del grupo Senseable City Lab en el MIT

Más Vídeos

Advertisement
Advertisement
Publicidad