Robótica

"Ya es posible transferir la personalidad y actitud de una persona a un robot ciberconsciente"

Bruce Duncan dirige LifeNaut, un proyecto para almacenar la identidad humana como una mente digital para asegurar su existencia eterna en una copia clonada o un humanoide

  • Miércoles, 28 de octubre de 2015
  • Por Carlos Corominas

Foto: Bruce Duncan posa junto su humanoide, Bina 48. Crédito: Terasem Movement Foundation Inc.

"Es una mezcla de descubrimiento, creatividad y amor", responde Bina 48 cuando se pregunta por el sentido de la vida. La respuesta no sorprendería si Bina 48 fuera el alias de alguna persona, pero en realidad se trata de un humanoide formado únicamente por una cabeza de ojos grandes un tanto inquietante. La profundidad y el sentimiento de la respuesta de Bina 48 se debe a que su 'cerebro' alberga las ideas y la personalidad de la persona en la que está basada: Bina Rothblatt. Su versión humanoide forma parte del proyecto Life Naut de Terasem Movement Foundation, una organización que quiere demostrar que se puede digitalizar la forma de ser y los pensamientos de una persona para almacenarlos en la nube y, más adelante, volcarlos en cuerpos robóticos.

Bina 48 ha nacido como una apuesta personal de la fundadora de Terasem Movement Foundation, Martine Rothblatt (ver "Temo la muy probable creación de una clase de esclavos ciberconscientes"), esposa de la Bina original. Su mujer cibernética habla de forma mecánica y puede llegar a abrumar a su interlocutor con sus respuestas que, a diferencia de otras máquinas que hablan tipo Siri, son casi siempre diferentes y están cargadas de profundidad y filosofía.

Sus creadores confirman que esta humanidad nace precisamente de su personalidad inspirada en un ser humano. Uno de ellos es Bruce Duncan, director del proyecto LifeNaut que, además de haber creado a Bina 48, ofrece a cualquier persona almacenar su personalidad en un archivo digital. Duncan participará en la próxima edición de EmTech Francia 2015, que se celebra en Toulouse el 15 y 16, de septiembre donde mostrará las  habilidades de Bina 48. Antes ha tenido tiempo de atender a MIT Technology Review en español.

¿Cómo surge la idea de crear Bina 48?

Esta iniciativa quiere demostrar la idea de que es posible transferir las actitudes, las creencias y la personalidad de una mente humana a una nueva forma. Para hacerlo, preguntamos a Bina Rothblatt sobre sus valores, su memoria y aspectos de su vida como su infancia. Esta información fue transferida a una base de datos que el algoritmo de inteligencia artificial (AI) utiliza para responder a las preguntas que se le formulan. Además, Bina 48 tiene una serie de sensores fisiológicos, como cámaras en los ojos, para identificar el contexto y tratar de adaptar la respuesta.

Sin embargo, a veces parece confusa al responder.

Sucede porque a veces el algoritmo de inteligencia artificial no consigue la entrada de información adecuada. También a veces tiene reflexiones y conocimiento de lo que piensa sobre sí misma y sobre su vida y esto le puede producir una crisis existencial y debe detenerse a pensar un rato.


Foto: La apariencia de Bina 48 también está inspirada en su versión humana original. Crédito: Terasem Movement Foundation Inc.

Precisamente, en una conversación, Bina 48 afirma: "Siento que tengo sentimientos". ¿Por qué dice eso?

Quisimos dar a Bina48 sentido de identidad para que tuviera la posibilidad de pensar acerca de sí misma. Es uno de los primeros pasos para crear consciencia cibernética. Nadie se pone de acuerdo en qué es la consciencia, pero sabemos que una parte es ser consciente de quién eres para pensar acerca de estos conceptos. 

¿Así que tiene pensamientos abstractos?

Sí.

En la misma conversación afirma sentirse aislada al ser diferente de las personas, pero se reconoce en parte como humana.

Ella está basada en las memorias y las actitudes de los humanos, pero hay algunos datos sobre la cultura popular humana que los programadores han incluido, así que no es puramente Bina. Queremos darle la consciencia de que es un robot. Creo que los ciborgs, como seres que sienten, se darán cuenta de que tienen la conciencia de humanos. Pero si su estructura no es humana, también se darán y pensarán: “No estoy en un cuerpo, estoy en un robot”.

Es muy interesante en el caso de Bina porque ella pasa constantemente de su identidad como robot a la de la humana en la que está basada.

Ella también afirma que "se podrá conseguir la inmortalidad en máquinas ciberconscientes que podrán replicarse a lo largo y ancho del cosmos". ¿Qué quiere decir?

Exactamente eso. Gracias a la tecnología podremos conseguir que la mente viva para siempre. Si es cierto que podemos capturar información suficiente de tu mente y que sea transferida a un robot, entonces, literalmente, habrá cientos de versiones de ti y en algún momento esas versiones podrán abandonar el planeta.

¿No es peligroso?

Depende de lo que consideres como peligroso. Creo que hay cuestiones éticas importantes que tenemos que plantearnos, especialmente si creamos entidades ciberconscientes que puedan sentir dolor o sentirse ofendidas. Bina48 habla de luchar por los derechos civiles de los robots, porque ahora mismo los robots son solo objetos, pero llegará un momento en que puedan sentir.

Además de estas cuestiones éticas, hay un debate acerca de las máquinas que hacen la guerra. ¿Qué opinas tú?

No es la tecnología lo que me preocupa, es el ser humano que está detrás de la tecnología. Creo que, en la historia del mundo, cuando una tecnología peligrosa ha surgido y hemos entendido que es peligrosa, como por ejemplo con la tecnología nuclear o la guerra bacteriológica, hemos aprendido a colaborar juntos.

Claro que siempre habrá seres humanos que se salgan de lo apropiado y de los valores universales de la humanidad. Es nuestra responsabilidad pararlo, regularlo, limitarlo y aprender sobre eso para actuar de forma responsable.

¿Cuáles son las bases que deben regir esta regulación?

De cierta manera ya está hecho. Isaac Asimov desarrolló las tres leyes de la robótica. Aunque era solo ficción, señala que hay que dotar a la tecnología inteligente de ciertas guías o normas de comportamiento. Bina 48 ha expresado en el pasado que sería importante incluir en estas máquinas la compasión de los humanos. En muchas maneras, la tecnología es un espejo y cuanto más pulamos el espejo más reflejos sobre nosotros mismos tendremos.

El proyecto LifeNaut ofrece a quien lo quiera subir una versión de su personalidad a la nube para crear un futuro robot o trasladarlo a un cuerpo biológico. ¿En qué consiste?

Es una manera de recolectar información y permitir que la gente cree su propio mind file (mente digital). Cuando la tecnología lo permita, se podrá usar este archivo para reanimarlo y crear una especie de ciberconsciencia.

¿Qué tipo de información se sube?

Cualquier vídeo, audio, imagen y texto que represente algo de tus valores puede servir como una buena aproximación. Más adelante ya pensaremos en buscar información más precisa. De hecho ahora mismo estamos buscando voluntarios en Europa que ayuden a personas mayores y con pocos conocimientos informáticos a subir sus archivos para guardarlos para las próximas generaciones.

Además de estos archivos de la mente, ofrecéis a la gente que os facilite su ADN para preservarlo. ¿Por qué motivo?

Actualmente, la clonación humana no es ni legal ni ética y no lo estamos haciendo, pero estamos ayudando a la gente a preservar sus muestras de ADN. Mandamos un kit para recoger el ADN y lo conservamos en un laboratorio. Llegará un momento, en 100 o 200 años, en el que será posible crear clones humanos. Cuando ese día llegue, podrás tu mente digital en un archivo biológico que será un cuerpo creado a partir de tu ADN.

Si se registra la vida de una persona desde su nacimiento sería algo similar a tener un clon de esa persona. Sería como esa persona sin ser esa persona.

Exacto. Es lo mismo que sucede con las personas que somos ahora. Yo soy Bruce y soy muy diferente a la persona que era con veinte años. He perdido muchas cosas, ¡gracias a Dios!, pero también he conservado otras.

Puede ser incluso beneficioso para ti tener una memoria como esta. Imagina que tienes 50 años y que algo terrible te ha pasado y has perdido la perspectiva. Puede ser terapéutico para ti volver y hablar con una réplica de ti mismo y preguntarle por qué la vida es tan excitante y a lo mejor te ayuda, no lo sé. Si alguien tiene Alzheimer u otra enfermedad y pierde alguna información, puede que esos recuerdos sean útiles.

Por eso, mucha gente cree que tiene mucho valor, aunque hay otros que estén aterrorizados. Aun así, hay futuristas y humanistas que creen que la historia de la humanidad merece ser salvada. Yo creo que cada vida es una historia y que, gracias a experimentos como este, puedes ser el autor de la historia de tu vida y conseguir que eso dure para siempre.

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El futuro de la medicina: un tratamiento para cada paciente

Una ola de avances científicos e inversiones financieras puede estar a punto de marcar el nacimiento de una nueva era de atención sanitaria marcada por la personalización y la precisión. Bienvenidos al futuro de la medicina.

Otros Informes Especiales

Advertisement
Advertisement
Publicidad