Innovadores Menores De 35 Colombia Technology Review en español elige a los 10 innovadores menores de 35

David de los Ríos, 26

Ha diseñado un sistema para transformar lodos papeleros en bloques de construcción ecológicos

Green Works Company

David de los Ríos

Cada año la industria papelera produce en Colombia unas 400.000 toneladas de lodos. Generalmente, estos residuos formados por fibras cortas de pulpa de papel, aguas de desecho y minerales se almacenan indefinidamente en los vertederos, donde durante su descomposición generan metano, un potente gas de efecto invernadero. Además, las empresas administradoras de los vertederos deben realizar costosas obras de ingeniería para evitar que los drenajes de estos lodos alcancen los cursos de agua cercanos. Por otro lado, a medida que van colmándose, se impone la necesidad de construir más basureros, una acción que despierta la contestación de los ciudadanos que no quieren tener cerca este tipo de instalaciones.

La inquietud por atenuar el impacto social, ambiental y económico de estos lodos llevó al ingeniero David de los Ríos a centrar su tesis de final de carrera en la búsqueda de alternativas para su aprovechamiento. Con su alto contenido en fibra, que aporta una buena resistencia a la compresión, ligereza y capacidad aislante, estos lodos son una materia prima excelente para fabricar con ella bloques de construcción alternativos a los ladrillos de arcilla convencionales. "En comparación, son tres veces más resistentes, un 33% más livianos y ofrecen mayor aislamiento térmico y acústico por un precio hasta un 15% menor", indica De los Ríos.

Este joven ingeniero mecánico, que estudió en la Universidad Tecnológica de Pereira (Colombia), es el coinventor del proceso de fabricación de estos materiales de construcción a partir de residuos y el director de investigación y desarrollo de Green Works Company, empresa que cofundó en 2010 para llevar al mercado esta tecnología.

Desde niño,  asegura que siempre enfocó todos sus trabajos y proyectos académicos a cuidar el medio ambiente con ayuda de la tecnología. El joven cuenta: "Lo hago con pasión porque siento que es como dar al mundo algo que le hemos quitado".

Este innovador ha patentado en Colombia el proceso de fabricación de estos ecobloques y se encuentra a la espera de que la WIPO le conceda la patente internacional que solicitó en 2010. La innovación en el proceso radica, en parte, en la maquinaria que utiliza para agregar aglomerantes y estabilizantes al lodo, mezclarlo y compactarlo para formar los bloques. A continuación, éstos permanecen durante aproximadamente una semana en una cámara de secado.

En palabras del joven, es "un proceso de alta mecanización" basado en sistemas automatizados que, por tanto, requiere "una mano de obra mínima" que se dedica  fundamentalmente a la supervisión y control del proceso.

Ni horneado ni emisiones

Estos bloques no requieren horneado como los ladrillos de arcilla, sólo un secado a "temperaturas medias" que incluso puede hacerse "aprovechando el calor del sol". Además, según indica el ingeniero, durante el proceso se ahorra "un 80% de energía" respecto a la producción de ladrillos convencionales, no se utilizan combustibles fósiles ni se generan gases o materiales contaminantes.

De los Ríos asegura que sus ecobloques se han utilizado ya en varias edificaciones, entre ellas, en un centro para ejercicios espirituales ubicado en una zona rural aislada y en varias casas para personas de bajos recursos.  En estos edificios, los bloques se utilizan como elementos de mampostería no estructural, es decir, forman parte de muros y tabiques que deben disponer también de vigas y columnas que les aporten la capacidad de carga. No obstante, De los Ríos recuerda que aunque estén clasificados en esa categoría tienen "una resistencia hasta cuatro veces superior" a la que exigen las normas para mampostería no estructural.

En cuanto a su resistencia a factores ambientales agresivos, como el fuego y el agua, u otros fenómenos como el vandalismo, De los Ríos asegura que los bloques han superado todos los exámenes legales requeridos en Colombia y que, adicionalmente, se les ha practicado una prueba llamada CRETIB (iniciales de corrosividad, reactividad, toxicidad, inflamabilidad y biológicos) que han pasado "sin mayor dificultad", y que demuestra que el material puede utilizarse "sin riesgo para las personas".

Por otra parte, el trabajo de este joven puede considerarse novedoso también desde el punto de vista del modelo de negocio, ya que convierte un grave problema ambiental en una oportunidad de ingresos. En un primer momento, Green Works se ocupaba de todo el proceso de gestión de los residuos, desde la recogida y transporte de los lodos hasta su tratamiento y conversión. Desde finales del año pasado, han modificado su estrategia y venden su tecnología y su asesoría a terceros para que las propias papeleras u otras industrias asociadas del sector de la construcción puedan utilizarla y "generar recursos evitando la gestión de este residuo y comercializando un material ecológico", explica el joven.

Otra de las ventajas de estos bloques es su fácil adopción, ya que pueden usarse como ladrillos convencionales sin necesidad de modificar las prácticas de los obreros. No obstante, De los Ríos segura que han desarrollado para ellos otro material "pegante", alternativo al cemento, más ecológico, barato y rápido con el que reducen el coste por metro cuadrado de los muros.

En los últimos meses, el equipo de este joven ha comenzado a idear otras aplicaciones para sus ecobloques como materia prima en la construcción de mobiliario de oficina, por ejemplo, mesas, escritorios o repisas. Tal y como indica De los Ríos, su objetivo es diversificar su producción para minimizar el riesgo de que, debido al carácter cíclico del sector de la construcción, en un determinado momento no haya "capacidad de uso" de estos lodos.

Para el profesor de la ETSI- ICAI de la Universidad Pontificia Comillas (España), Joaquín Tutor, que es miembro del jurado de los premios MIT Technology Review Innovadores menores de 35 Colombia, De los Ríos está liderando un proyecto que es "innovador por excelencia" en el aprovechamiento de los residuos papeleros. Tutor destaca el impacto ambiental de la tecnología de este joven y reconoce que su currículum refleja "la adecuada conjunción de conocimientos científicos y tecnológicos con una buena experiencia empresarial e industrial". - Elena Zafra

Ganadores de Innovadores menores de 35 Colombia 2013

David de los Ríos

Ha diseñado un sistema para transformar lodos papeleros en bloques de construcción ecológicos

Cerrar Comentarios

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

andresm1984

1 Comentario

  • 692 Días Hace
  • 07/11/2014

Invento de otro

Este invento es de otra persona!! 

Respuesta

Advertisement
Advertisement
Publicidad