Innovadores Menores De 35 Colombia La edición en español de
MIT Technology Review elige a los
innovadores menores de 35

John Muñoz, 27

Utiliza interfaces cerebro-máquina baratas y videojuegos especializados para complementar las terapias de rehabilitación motora

HCI Group Colombia

  • Por Elena Zafra

John Muñoz. Crédito: Teresa Paulino

Una aldea remota en medio de un cafetal parece el entorno perfecto para relajarse, dejar la mente volar e incluso practicar algo de ejercicio. Sin embargo, trasladarse allí puede ser imposible para pacientes con problemas de movilidad o trastornos neurológicos. Afortunadamente, los videojuegos no entienden de barreras físicas, algo que el joven colombiano John Muñoz ha sabido aprovechar para facilitar la rehabilitación de estas personas. "Los ambientes virtuales -como una aldea o una zona de cultivo- les colocan en un estado de relajación que favorece el procedimiento de algunas terapias", afirma este ingeniero físico, graduado por la Universidad Tecnológica de Pereira (Colombia) y estudiante de doctorado en la Universidad de Madeira (Portugal).

Muñoz trabaja desde 2012 en el uso de videojuegos e interfaces cerebro-máquina de bajo coste para complementar las terapias de rehabilitación convencionales. A mediados de 2012, con la ayuda de su compañero Julián Felipe Villada y del médico José Fernando López, abrieron las puertas del primer centro en Colombia que ofrecía programas de rehabilitación asistidos por videojuegos especializados. El objetivo era salir del laboratorio e investigar la eficacia de estas tecnologías en un entorno real y de forma permanente. El lugar idóneo para llevarlo a cabo fue una sala la Unidad de Acción Motora de la Clínica del Dolor del Efe Cafetero cedida por López.

Muñoz comenzó allí a reclutar y tratar a pequeños grupos de pacientes con patologías diversas como traumatismos cerebrales y síndrome piramidal. Actualmente trabajan también con niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad, con los que ejercitan su capacidad de concentración.

El joven utiliza para ello videojuegos que recrean ambientes virtuales y dos tipos de interfaces de bajo coste con las que los usuarios interactúan: controladores tipo Kinect, que captan mediante una cámara el movimiento del cuerpo y las extremidades del paciente; e interfaces cerebro-máquina similares a los cascos MindWave de NeuroSky con sensores de electroencefalografía.

Los movimientos y las señales cerebrales de los pacientes les permiten, por ejemplo, dar órdenes a un avatar en la pantalla. Mediante ejercicios mentales -como prestar atención, relajarse o imaginar el movimiento de una mano- pueden controlar un personaje.

Por el momento, explica Muñoz, el usuario necesita entrenamiento para manejar las interfaces y solo hay algunos tipos de imágenes motoras cerebrales que pueden detectarse con precisión: las órdenes de movimiento a la lengua, a las manos izquierda y derecha, y  movimientos de los pies sin diferenciar.

A partir de estas cuatro señales de control Muñoz introduce una concatenación de elementos en el videojuego adecuadas para los pacientes. "El médico determina el tipo de esfuerzo físico o mental que necesita la terapia -por ejemplo, debe mover su mano hasta determinado ángulo y realizar tantas repeticiones-, y nosotros incluimos dinámicas de juego para cubrir esa actividad", detalla el joven.

Muñoz ha creado también un software para analizar las señales de movimiento y neurofisiológicas asociadas a la formación de imágenes cerebrales motoras y a la clasificación de las mismas. Gracias a ellas han adaptado las terapias a los niveles de confort del paciente y desarrollado nuevos juegos. La adaptación es precisamente un punto clave para evitar la frustración del usuario, señala Muñoz. Por eso ha orientado su tesis doctoral a convertir estos videojuegos en adaptativos y que amolden la dificultad de sus dinámicas automáticamente a las necesidades del usuario.

Desde 2013 Muñoz no ha podido continuar su trabajo en la Unidad de Acción Motora por problemas presupuestarios. Espera volver pronto ya que allí la experiencia y la retroalimentación con el paciente y los médicos es mucho más rica y directa que en la universidad, explica. Por ahora ha fundado la spin-off HCI Group Colombia y está llevando sus dispositivos a colegios y espacios públicos donde realizan intervenciones. Hace unos meses estuvieron en una residencia de ancianos "entrenando procesos de equilibrio en personas mayores", recuerda.

Para Rafael Aubad, Presidente de Proantioquia y miembro del jurado de los premios MIT Technology Review Innovadores menores de 35 Colombia, Muñoz ha creado "una tecnología escalable y aplicable a cualquier mercado" que se caracteriza por que "tanto su objetivo como su propuesta de valor son innovadoras".


Aquí puedes ver el listado completo de los 10 ganadores de Innovadores menores de 35 Colombia.

Ganadores de Innovadores menores de 35 Colombia 2015

Daniela Galindo

Su software permite a personas con distintas discapacidades comunicarse con el resto del mundo

John Muñoz

Utiliza interfaces cerebro-máquina baratas y videojuegos especializados para complementar las terapias de rehabilitación motora

Carolina Osorio

Ha creado un sistema de análisis de tráfico en tiempo real que mejora la gestión urbana

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Advertisement
Advertisement
Publicidad