TR35 Spain Technology Review en español elige a los 10 innovadores menores de 35

Pablo Orduña, 28

Acceso masivo a una red de laboratorios remotos para colegios y universidades

WebLab-Deusto

Click here for the English version

Hay destrezas que solo pueden aprenderse experimentando, interactuando directamente con objetos físicos que permiten al alumno ensayar, errar e ir afianzando su conocimiento. No es lo mismo aprender filosofía o diseño web que estudiar el proceso de cristalización de una sal, el comportamiento de un ser vivo o la circuitería de un robot capaz de orientarse en un laberinto. Para estas últimas enseñanzas –relacionadas generalmente con el currículo de las ciencias naturales y la tecnología- hacen falta laboratorios, entornos físicos donde mezclar el cloruro de sodio con el agua, instalar la réplica de un hormiguero o disponer de herramientas con las que soldar las ‘tripas’ de una máquina.

Estas instalaciones, que en general son caras de construir y mantener, son algo que no todos los centros educativos pueden permitirse. Pablo Orduña, un joven ingeniero informático de la Universidad de Deusto, es consciente de que muchos institutos y universidades no pueden adquirir una gran variedad de ellas ni tienen espacio para albergarlas; por eso, para que las que existen sean accesibles a alumnos de todo el mundo y para incentivar la creación de muchas más, el joven TR35 ha decidido crear una federación de laboratorios remotos. “La educación está digitalizándose y tanto universidades como colegios permiten acceso remoto a sus recursos para ofrecer flexibilidad al estudiante”, explica Orduña. “Mi aportación más innovadora es permitir el uso masivo de accesos a laboratorios físicos”.

Estos accesos remotos permiten, por ejemplo, que un alumno entre desde su ordenador a un acuario real situado en una universidad a kilómetros de distancia y alimente a los peces que viven en él, a los que ve moverse por una cámara web y con los que interactúa, durante unos minutos, a través de una interfaz que le muestra las acciones que puede realizar. A continuación, este mismo alumno, en paralelo a muchos otros, puede controlar un robot que se mueve sobre un tatami; o fabricar circuitos electrónicos gracias al laboratorio VISIR, creado en el Instituto Tecnológico Blekinge (Suecia) y del que existen ya otras seis copias en todo el mundo, donde podrá manejar una placa electrónica de pruebas y un osciloscopio.

Pese a las interesantes posibilidades que ofrecen los laboratorios remotos, la cuestión del acceso masivo a ellos es clave. No es suficiente con que los equipamientos existan –junto a la voluntad de extender su uso- sino que hace falta una serie de herramientas de gestión para que sean operativos, como sistemas de autenticación y planificación (gestión de colas, calendarios, balanceo de carga...) para que muchos usuarios puedan utilizar simultáneamente varios laboratorios, o sepan que pueden hacerlo en un orden y durante un tiempo determinados.

Estos sistemas organizativos permiten que cada instalación rentabilice su potencial y han sido implementados en laboratorios remotos como los de MIT iLabs o Labshare Sahara. Pero ahora, por primera vez, el modelo de gestión a través de federación que Orduña propone con su sistema WebLab-Deusto sería capaz de escalar el número de usuarios de los laboratorios gracias a que distribuye la carga de accesos entre los diferentes centros educativos que comparten recursos. “Sólo WebLab-Deusto permitiría que 600 estudiantes usaran un laboratorio a través de balanceo de carga de todos ellos en copias del laboratorio presentes en 10 universidades repartidas en todos los continentes”, afirma el ingeniero.

Además, este modelo permitiría crear una dinámica de intercambio de recursos para que el sistema fuera económicamente sostenible. Tal y como explica el TR35, quienes accedieran a compartir sus laboratorios en la federación fijarían unas prioridades de uso, determinado tiempo de sesión y máximo número de ellas, y a través del sistema de WebLab-Deusto podrían “revender o recompartir accesos a laboratorios y crear un mercado”.

Aunque WebLab-Deustro acumula ocho años de trayectoria como laboratorio remoto, la federación supone ir un paso más allá. “Terminé de desarrollarla a finales de 2011 y ha estado en pruebas a principios de 2012”, explica Orduña, que apunta que pese a su novedad varios centros están ya interesados en sumarse a ella. Van a empezar a hacer prácticas este año el Colegio Urdaneta (Bilbao), Unidades de Tecnología de Santander (Colombia) y el Grupo San Valero en Aragón, además de la UNED y Deusto. “Estamos en contacto también con dos centros en Argentina, esperamos desplegarlo en una universidad eslovaca a principios de 2013 y el MIT ha comprado ya una caja con un PIC [controlador periférico de interfaz, por sus siglas en ingles] y un robot con WebLab-Deusto”, añade el joven. En unos seis meses planean centrarse, además, en varios proyectos europeos en los que proveerán de acceso a laboratorios a otras universidades europeas.

Las instituciones que quieran unirse a esta red tienen dos opciones: crear sus propios laboratorios en sus centros y descargar e instalar el software necesario (gratuito) en sus servidores –tarea para la que son necesarios conocimientos técnicos-, o bien ponerse en contacto con el equipo de Orduña para que lo desplieguen en los servidores de Deusto. “Dentro de poco este proceso se habrá automatizado”, afirma el ingeniero. “Desde ese punto, solo tienen que añadir usuarios al sistema y dejarles utilizar determinados laboratorios”, concluye.

René Rojas, cofundador e inversor ángel del centro de emprendimiento HubBOG (Colombia) y miembro del jurado de los premios TR35 Spain, considera que Orduña tiene en su haber “un impresionante historial académico” y cree que existen “miles de oportunidades para que sus invenciones generen impactos positivos en la humanidad en un futuro próximo”. - Elena Zafra

Ganadores de Innovadores menores de 35 España 2012

David Gascón

Sensores inteligentes para transferir información del mundo real a la nube

Juan Moreno

Sistemas para una rehabilitación eficiente de personas con movilidad reducida

Pablo Orduña

Acceso masivo a una red de laboratorios remotos para colegios y universidades

Francisco Palao

Inteligencia artificial para resolver problemas de forma innovadora

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Advertisement
Advertisement
Publicidad