Innovateurs De Moins De 35 Mexico La edición en español de
MIT Technology Review elige a los 10
innovadores menores de 35

Jorge Camil, 31

Educación de calidad asistida por tecnologías de la información para cerrar la brecha digital

Enova

Jorge Camil

Por su propia experiencia tomando cursos en línea Jorge Camil sabe que el e-learning no suele generar por sí solo suficiente atracción para mejorar la educación de una persona. Menos aún si los potenciales usuarios de los recursos digitales -videojuegos educativos, cursos por Internet- tienen 12 años y deben elegir entre comprarse una botella de Coca-cola o gastar esos pocos pesos en 15 minutos de conexión a la Red para practicar inglés o matemáticas. "Aunque la gente cada vez es más consciente de la importancia de la educación en México, muchas veces estamos compitiendo con esa Coca-cola", admite este joven innovador social.

Licenciado en Economía y en Administración de Empresas por la Universidad de Pepperdine (Estados Unidos), Camil es también el cofundador y director de desarrollo tecnológico de Enova, una empresa que nació en 2009 con la misma meta que tantos otros proyectos de alfabetización digital en México: cerrar la brecha digital que margina a dos tercios de la población que no tienen acceso a la Web y combatir el abandono escolar y el pobre rendimiento académico que detectan en este país informes internacionales como el de PISA.

La diferencia es que tanto él como sus socios al frente de Enova están convencidos de que estos problemas no se deben únicamente a la falta de recursos económicos. "El Estado dedica un 25 por ciento de gasto público al sector educativo pero el 90 va a nominas y muy poco a capacitación de docentes e infraestructura", denuncia el joven. Tampoco creen que vayan a resolverse simplemente dotando de ordenadores y acceso a software educativo a la población, ya que, en su opinión, el factor presencial -que los niños puedan reunirse con sus compañeros o hablar directamente con el profesor en el aula- sigue siendo clave.

Por ello, en enfoque innovador que Camil ha impulsado desde Enova pasa por explotar el atractivo de las TIC pero apostando por un régimen semipresencial de clases -"50 por ciento del tiempo el alumno con la computadora y la otra mitad el alumno con la computadora y el facilitador"-, y sobre todo, por entender que la educación es un proceso integral en el que debe realizarse un seguimiento constante de todos los factores involucrados, desde la puntualidad del profesorado hasta la logística de cada escuela pasando por el rendimiento de cada alumno.

Fiel a esta filosofía Enova ha construido una red de centros educativos -la RIA (Red de Innovación y Aprendizaje)- que dispone ya de 70 de ellos, todos ubicados en áreas urbanas densamente pobladas. El 65 por ciento de sus alumnos nunca habían tocado un ordenador antes de llegar a sus aulas. El 72 por ciento proceden de familias que viven con menos de 350 euros al mes. ¿Cómo lo han conseguido?

Según Camil, la clave para que su oferta educativa se haya extendido -sobre todo a través del boca oreja, su mejor marketing- y para poder competir diariamente con la tentadora botella de Coca-cola, ha sido ofrecer "la mejor conexión a Internet, las  mejores instalaciones, eventos y profesores excelentes y locales", enumera el joven. "Queremos que ninguno viva a más de 15 minutos de la RIA, son líderes de la comunidad a los que conoce todo el barrio, que se encuentran a sus alumnos por la calle", explica.

Enova no solo ofrece algo valioso a sus usuarios sino que además lo hace asequible a su bolsillo. Los centros de la RIA complementan la educación formal que reciben los niños en las escuelas centrándose en dos pilares básicos: uso de ordenadores y aprendizaje del inglés. Dependiendo del tipo y el número de cursos que sigan, un año entero puede costar al alumno "una media de entre 100 y 200 dólares", calcula Camil. Enova mantiene estos precios reducidos gracias a que los usuarios solo aportan alrededor del 4 por ciento de su financiación y el resto procede de acuerdos con empresas y subvenciones del Gobierno federal y estatal.

Por ahora, la plantilla de Enova la integran 428 personas, 120 de ellas en la parte corporativa, las demás, en los centros. Entre todos atienden a los más de 340.000 alumnos que acuden a la RIA por las tardes, acompañados muchas veces por sus madres o abuelos que también pueden seguir cursos allí.

Este enorme tejido físico y humano necesita herramientas para gestionase de manera eficiente, tanto para realizar el seguimiento didáctico de los alumnos -por ejemplo, saber si un niño ha completado una de sus lecciones en línea- como para las cuestiones más operativas, como detectar si la conexión a Internet se ha caído en determinado centro. La solución que han desarrollado para ello es la plataforma Mako, una mezcla de diferentes tecnologías tanto ya existentes como creadas a partir de software libre por la propia Enova para cubrir sus necesidades específicas. Gracias a ella Camil y su equipo pueden monitorear la operación de la RIA desde su centro de datos en Toluca (México), manejar los procesos administrativos - por ejemplo, los cobros y las becas que reciben muchos de sus alumnos- y obtener información actualizada de lo que sucede en cada nodo.

Para este joven emprendedor la aportación más innovadora de su carrera ha sido la integración de esta plataforma mediante la que es posible realizar "un seguimiento operativo, educativo y tecnológico en tiempo real" a la vez que se reducen los costes administrativos, lo que será clave para que Enova pueda crecer en escala y cumplir su objetivo de abrir otros 600 centros de aquí a 2015.

Según Jan Helge Bøhn, profesor de la Universidad Virginia Tech (EE. UU.) y miembro del jurado de los premios MIT Technology Review Innovadores menores de 35 México, la innovación en el proyecto Camil "no es el despliegue de tecnologías para reducir la brecha digital, algo que otros han hecho en el pasado y han fracasado" sino que radica en "integrar educación, docencia y evaluación en la experiencia para que la tecnología marque una diferencia medible". - Elena Zafra

Ganadores de Innovadores menores de 35 México 2013

Jorge Camil (video)

Educación de calidad asistida por tecnologías de la información para cerrar la brecha digital

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Advertisement
Advertisement
Publicidad