Innovateurs De Moins De 35 Mexico La edición en español de
MIT Technology Review elige a los 10
innovadores menores de 35

Javier Gómez, 25

Tecnología móvil y asequible para controlar enfermedades cardiacas

Universidad Nacional Autónoma de México

Javier Gómez

En México, las enfermedades cardiacas acaban cada año con la vida de casi 60.000 personas, dos tercios de los cuales son mayores de 65 años, lo que las convierte en la segunda causa de muerte en este país. Sin embargo, este impacto podría minimizarse si los centros de atención sanitaria contaran con un mejor equipo para la prevención y para la monitorización de los pacientes con problemas de corazón. Pero los electrocardiógrafos, los aparatos que registran las corrientes eléctricas emitidas por el músculo cardiaco, son todavía demasiado caros y difíciles de mantener y manejar.

“Solo instituciones médicas o personas con el suficiente poder monetario pueden adquirirlos”, explica Javier Gómez, un joven ingeniero electrónico de 25 años titulado en la Universidad Nacional Autónoma de México, que acaba de presentar en sociedad un nuevo electrocardiógrafo móvil con un innovador sistema inalámbrico de alerta.

Este desarrollo ejemplifica su esfuerzo por crear una tecnología que mejore el seguimiento del paciente y elimine la barrera del precio a la hora de adquirir equipamiento médico. Su prototipo llegó en marzo de este año al Encuentro Internacional de Investigación en Ingeniería Eléctrica, celebrado en México, y ha generado grandes expectativas por las ventajas potenciales que aportaría su uso, no solo en hospitales, sino también en domicilios particulares.

“Es muy meritorio el desarrollo de un dispositivo biomédico como este”, afirma Carlos Viniegra, secretario de la Función Pública de la Unidad de Gobierno Digital del Gobierno de México, y miembro del jurado de esta primera edición de los premios TR35 México. En su opinión, para países como este “es muy importante que estas iniciativas logren tener éxito al abrir nuevos mercados en la base de la pirámide”.

Para construir su electrocardiógrafo, Gómez ha utilizado componentes electrónicos fácilmente asequibles en el mercado y de costes moderados, lo que abarata su precio final y simplifica su mantenimiento. “El hecho de que los elementos sean económicos no sacrifica su buen desempeño”, puntualiza el ingeniero. 

El aparato puede también trasladarse fuera del hospital, gracias a que funciona tanto con alimentación eléctrica de la red como con baterías recargables. Además, es sistema cuenta con un adquisidor de datos que permite disponer, en forma de archivo ejecutable, de la interfaz visual del electrocardiógrafo y analizar la señal obtenida desde cualquier ordenador.

El otro gran aliciente de la tecnología de Gómez es que aumenta enormemente la libertad de movimiento de los médicos, al tiempo que los mantiene informados al segundo de los cambios en el estado de sus pacientes. Los aparatos convencionales carecen de un verdadero sistema de alerta: se limitan a emitir pitidos cuando los parámetros de frecuencia cardiaca se salen de lo previsto, lo que obliga al personal que está al cuidado del paciente a mantenerse junto a él para escucharlos.

Sin embargo, con el sistema desarrollado por Gómez, el médico puede llevar un receptor que recoge las señales inalámbricas infrarrojas emitidas por el electrocardiógrafo y le avisa mediante tres tipos de indicadores (luz, texto y sonido) de cómo evolucionan sus pacientes, sin necesidad de estar físicamente en su habitación. El alcance de este sistema es ahora mismo de 30 metros, pero Gómez está trabajando en la implementación de un método de radiofrecuencia para aumentar el rango hasta los 200.

Gracias a la iniciativa de este joven la lucha por generalizar la atención a los pacientes en zonas pobres o rurales y por mejorar la calidad de vida de aquellos que no pueden moverse de sus hogares ha ganado un poderoso aliado. “Será muy interesante ver si el desarrollo logra generar un alto impacto una vez que se avance más con el proceso de implementación del producto”, sentencia Viniegra. -Elena Zafra

Ganadores de Innovadores menores de 35 México 2012

Javier Gómez

Tecnología móvil y asequible para controlar enfermedades cardiacas

Javier Lozano

Tratamiento integral de la diabetes para comunidades con pocos recursos

Jordi Muñoz

Tecnología de código abierto para robots aéreos de bajo coste

Jorge Soto

Software móvil para nuevos modelos de gobernabilidad y empoderamiento

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Advertisement
Advertisement
Publicidad