Innovateurs De Moins De 35 Mexico La edición en español de
MIT Technology Review elige a los 10
innovadores menores de 35

Jorge Soto, 26

Software móvil para nuevos modelos de gobernabilidad y empoderamiento

Citivox

Jorge Soto

¿Cómo pueden los ciudadanos usar la tecnología para cambiar la sociedad? Es la pregunta que Jorge Soto, ingeniero en sistemas electrónicos por el Instituto Tecnológico de Monterrey (México), lleva haciéndose desde que en 2009 creó su primer proyecto de datos abiertos y participación ciudadana: Cuidemoselvoto.org.

Gracias a esta herramienta de monitoreo de elecciones, los ciudadanos y organizaciones no gubernamentales pudieron informar de delitos electorales a través Twitter, mensajes de texto y correos electrónicos en los comicios de ese año. “Recibimos cerca de 11.000 reportes y en 200 de ellos se procedió legalmente”, recuerda Soto, que además de ingeniero es experto en administración por la escuela de negocios de Columbia (Estados Unidos).

A Cuidemoselvoto.org le siguió Internetnecesario.org, creado por Soto y otros compañeros a raíz de un impuesto adicional del tres por ciento por el uso de Internet que el Gobierno de México propuso a finales de 2009. “Había muchas críticas y lanzamos el sitio para canalizarlas mediante el monitoreo del movimiento generado”, cuenta el joven. Entre otras cosas, el sistema convertía la actividad en Twitter en un correo electrónico a cada uno de los representantes del Congreso. Como resultado, parte del equipo creador de Internetnecesario.org fue invitado a presentar su postura durante la discusión sobre el impuesto en el Senado.

No contento con esto, Soto puso en marcha en 2010 la empresa Citivox. Aunque ha seguido impulsando nuevas iniciativas, hoy en día este es su proyecto estrella. Su objetivo, según Soto, es “ayudar a los ciudadanos, organizaciones de la sociedad civil y Gobiernos e instituciones a que colaboren para mejorar sus comunidades”.

Según afirma el ingeniero, la idea que sustenta Citivox es que “hoy en día los Gobiernos, para tener más poder, no necesitan más control, más armas, ni dominio sobre la prensa, sino mayor legitimidad”. Para los ciudadanos -explica Soto- es una herramienta tecnológica con la que pueden “identificar y compartir información sobre los problemas de su comunidad”, mientras que para los gobernantes es un servicio y una plataforma tecnológica para “entender, gestionar y analizar estos reportes y satisfacer necesidades reales”.

El modelo del sistema está compuesto por cuatro pilares. El primero es el informe o las denuncias de los ciudadanos a través de la tecnología móvil. El segundo es la gestión del Gobierno, que pone en marcha y asigna los recursos. Fruto de la actividad de ambos, a través de los mapas, gráficos y estadísticas que se generan, se posibilita la medición. Por último, se produce la comunicación y publicación de los datos para dar seguimiento a las denuncias.

Todo esto es posible gracias a un software basado en una plataforma móvil que agrupa historias individuales y analiza en tiempo real la información para identificar patrones, tendencias y correlaciones. Así, Citivox “refleja efectivamente qué es y qué no es un problema estructural”, indica Soto. “Cada ciudadano se convierte en un sensor y los Gobiernos e instituciones son capaces de evolucionar mientras toman decisiones informadas en tiempo real, gestionando mejor sus recursos”, añade. Con ello, se empodera, según el joven, “tanto a ciudadanos como a Gobiernos”, a quienes permite desarrollar su labor de forma “más efectiva y eficiente”.

Soto destaca que “al ser un tecnología sencilla y fácil de usar, es muy escalable y replicable”. No en vano, el equipo de Citivox ya tiene proyectos en seis países. “Es una gran oportunidad para rejuvenecer a los Gobiernos e instituciones, pensando en redes en lugar de en jerarquías”, sostiene.

Según Carlos Viniegra, director de la Unidad de Gobierno Digital en la Secretaría de la Función Pública de México DF y miembro del jurado de los premios TR35 México, el impacto que las actividades de Citivox han generado son ya muy visibles en el entorno mexicano e incluso en el internacional. Además, su empresa “se relaciona con nuevo tipo de organización [que integra objetivos sociales, medioambientales y empresariales] denominado for benefit” y “sin duda es un buen ejemplo de cómo avanzar de forma innovadora en la tecnología y el modelo de relación con la sociedad y de construcción de nuevas organizaciones para el país”, concluye Viniegra. -Esther Paniagua

Ganadores de Innovadores menores de 35 México 2012

Javier Gómez

Tecnología móvil y asequible para controlar enfermedades cardiacas

Javier Lozano

Tratamiento integral de la diabetes para comunidades con pocos recursos

Jordi Muñoz

Tecnología de código abierto para robots aéreos de bajo coste

Jorge Soto

Software móvil para nuevos modelos de gobernabilidad y empoderamiento

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Advertisement
Advertisement
Publicidad