.

Otros

La cartografía de crisis incluye una opción de registro

1

Las nuevas opciones podrían hacer aún más útil una herramienta Web que ha ayudado a seguir los eventos en Japón y en Oriente Medio.

  • por David Talbot | traducido por Joan Minguet (Opinno)
  • 01 Abril, 2011

Desde Libia a Japón, una plataforma de cobertura Web llamada Ushahidi ha ayudado a los trabajadores de derechos humanos y a otros a documentar y dar sentido a las crisis fugaces. La plataforma permite enviar informes desde teléfonos móviles y dispositivos conectados a Internet que son recopilados y mostrados en unos mapas basados en la Web.

Actualmente, Ushahidi está añadiendo un concepto tomado de las redes sociales basadas en la localización, como las capas de acceso privado—unas funcionalidades que podrían convertir el servicio en más eficiente y útil en circunstancias con una importante carga política. Esto podría permitir a grupos como los trabajadores de socorro o los observadores electorales realizar un seguimiento unos de otros, tener en cuenta su progreso en el despliegue de recursos, o escribir notas que se pudieran formalizar más tarde, sin hacer pública dicha información.

La nueva opción recibe el nombre de "registro", también utilizado por otros portales sociales como Foursquare—en este caso como una forma de alertar a los amigos de nuestra presencia en un lugar determinado. Para Ushahidi, se trata de "un paso hacia adelante muy potente", afirma Ethan Zuckerman, miembro de la junta de la organización sin ánimo de lucro e investigador del Centro Berkman para Internet y la Sociedad de la Universidad de Harvard. "La inclusión del registro a esta ecuación me permite separar mis datos del resto. Eso hace que los mapas puedan emplearse para múltiples objetivos—tanto para informes de grupos como para rastrear nuestros propios movimientos".

Habilitar este seguimiento simplemente requiere un teléfono equipado con GPS para permitir un rápido inicio de sesión para registrar nuestro paradero. Esto es más sencillo y más rápido que un informe de crisis normal de Ushahidi, el cual puede incluir fotografías o informes de texto presentados después de que el informador haya tenido la oportunidad de sentarse y elaborar el informe. "Los informes pueden ser artículos de noticias, fotografías, u otro material y a menudo implican grandes volúmenes de datos," indica Brian Herbert, miembro del equipo de desarrollo de Ushahidi. "Un registro es sólo una instantánea—'Estoy aquí'—y tal vez una frase de información".

Ushahidi surgió en 2007 como una herramienta para la vigilancia de la violencia del gobierno y los disturbios tras unas disputadas elecciones en Kenia y fue posteriormente adaptado para cartografiar la violencia étnica en el sur de África. Pronto despegó como una plataforma omnipresente de cartografía de crisis. Más recientemente se ha utilizado para documentar los acontecimientos relacionados con el terremoto de Japón y destacar las áreas donde la gente podía haber quedado atrapada y donde se podían obtener suministros.

A principios de marzo, un grupo de trabajo compuesto por voluntarios lo utilizó para generar un amplio mapa de crisis para el conflicto en Libia. Otros usuarios han incluido medios de comunicación como la BBC, que lo utilizó para cartografiar los sucesos de las inundaciones en Cornualles, en el Reino Unido, y el Chicago Tribune, que lo utilizó para cartografiar sucesos durante una tormenta de nieve.

La opción de registro forma parte de los esfuerzos de Ushahidi para hacer que los nuevos despliegues sean aún más simples basándose en un centro de datos remoto. Anteriormente, los usuarios tenían que descargar el software para la cartografía de la crisis antes de poder iniciar un nuevo esfuerzo de información. Sin embargo, el año pasado, el grupo se trasladó a un servicio en la nube para que los usuarios sólo tuvieran que crear una dirección web y ponerse en marcha al instante. La nueva iniciativa se llama Crowdmap ."Nos gusta comentar que con cualquier implementación de Ushahidi, la tecnología sólo correspondería al 10 por ciento del problema", con la mayoría de los esfuerzos centrados en conseguir obtener gente en el campo y la elaboración de informes, comenta Herbert, quien dirige Crowdmap. "Actualmente, con crowdmap, este número se reduce a cero."

La opción de registro—la cual, como el resto de Ushahidi, es de código abierto—se puede utilizar en cualquier proyecto de Ushahidi, añadió Herbert. Hasta este momento, sólo ha sido utilizado por los miembros del personal de Ushahidi, pero Herbert comenta, "Esperamos que la gente realmente utilice esta funcionalidad y que se les ocurran cosas que no hemos visto antes."

Otros

  1. Perseverance ha recogido por fin un trozo de Marte

    El róver se recuperó de un intento fallido y ha conseguido una muestra de roca y suelo que podría revelar los secretos de la vida antigua en el planeta rojo. El objetivo es llenar con muestras más de 40 tubos para traer algún día a la Tierra

  2. Vender el rostro para crear IA: el negocio que pone empleos en peligro

    Los personajes de inteligencia artificial basados en personas reales, que obtienen micropagos cada vez que se usa su cara, pueden protagonizar miles de vídeos y decir cualquier cosa en cualquier idioma. Esto tiene consecuencias para los trabajos de actores profesionales

  3. Dónuts gratis y 20 euros: incentivos para animar a la gente a vacunarse

    Sin una directriz clara ni apoyo de los empresarios, muchos trabajadores precarios de EEUU afirman tener miedo de faltar al trabajo o estar demasiado ocupados, y desconocen sus derechos. Expertos y algunas empresas intentan animarles con tiempo libre remunerado para acudir y recuperarse de los efectos secundarios