.

Otros

Una aplicación reduce tus datos y tu factura

1

Snappli afirma que no solo puede reducir tus gastos, sino también acelerar la navegación.

  • por Rachel Metz | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 20 Septiembre, 2012

Todo aquel que utilice un teléfono inteligente sabe lo caras que pueden salir aquellas actividades que requieran una gran cantidad de datos, como la reproducción de música o vídeo a través de la red inalámbrica del proveedor, especialmente si no tenemos un plan de datos grande. Si no vamos cuidado podemos pasarnos del límite mensual.

Una nueva aplicación gratuita para el iPhone llamada Snappli comprime los datos para reducir el uso de la red. Esto podría ayudar a los usuarios a evitar costosas sorpresas por haber visto demasiados episodios de la serie Arrested Development en Netflix. Para ello, dirige el tráfico de Internet a través de los servidores de la compañía. Y aunque pudiera parecer que interceptar y comprimir datos puede ralentizar la navegación por Internet, el cofundador de la compañía, Eldar Tuvey, afirma que en realidad Snappli puede acelerar nuestra conexión a Internet.

Snappli, con sede en San Francisco y Londres, lanzó su aplicación para el iPhone en el Reino Unido en agosto, y este mes lo hizo en Estados Unidos. La compañía afirma que sus usuarios pueden reducir su uso de datos hasta en un 85 por ciento y ahorrar alrededor de 37 dólares (28 euros) al año. Tuvey ha construido Snappli con su hermano Roy. El dúo previamente creó y vendió una empresa de seguridad de software basada en Internet, ScanSafe, a Cisco.

Usar Snappli no es tan fácil como simplemente descargar una aplicación. Después de hacer esa tarea familiar, la aplicación nos pedirá que descarguemos también un perfil de software que se instala en el iPhone, lo que permite a Snappli interceptar datos y comprimirlos en los servidores de la empresa a medida que fluyen a nuestro dispositivo desde la web a través de la red del proveedor de servicios inalámbricos. Esta solución ofrece ciertas funciones que, de otro modo, están restringidas por Apple. Según Tuvey, Snappli no se entromete con datos cifrados, como el tráfico bancario, y no comprime datos a través de redes wifi.

En la aplicación se puede ajustar la configuración de compresión de vídeo e imágenes por separado con un control deslizante. Snappli ajusta automáticamente ambos al 80 por ciento, pero eso puede llegar a degradar la imagen ligeramente. Se puede ver la cantidad general de datos que se están utilizando con Snappli, y qué cantidad estaríamos usando si no la usáramos, así como la cantidad de dinero que estamos ahorrando (una estimación basada en el precio y el tamaño de nuestro plan de datos mensual y el vencimiento de la factura). La aplicación también permite ver un desglose del consumo de la mayoría de aplicaciones y sitios web que requieren grandes cantidades de datos.

Al margen de la reducción de la resolución de las imágenes y vídeos, Tuvey señala que Snappli utiliza varias técnicas para comprimir datos. Puede compilar varias imágenes de una página web en una sola, por ejemplo, o comprimir el texto y prescindir de elementos JavaScript innecesarios. Puesto que envía menos datos a nuestro teléfono inteligente, Tuvey señala que esto puede acelerar nuestra experiencia inalámbrica.

"Hay una gran cantidad de datos que son completamente innecesarios. La mayoría de los sitios web no están optimizados para los usuarios de teléfonos inteligentes y la mayoría de las aplicaciones no están optimizadas en cuanto a los datos que llevan", asegura. "Creemos que hay mucho desperdicio".

He puesto a prueba Snappli, estableciendo la compresión de imágenes al 60 por ciento y el vídeo al 30 -los porcentajes más altos, a juzgar por los ejemplos en pantalla de la aplicación- para no reducir horriblemente la calidad de los contenidos que veo a través mis gafas. He usado un iPhone para visitar varios sitios web, con y sin Snappli, y a veces las páginas se cargaban un poco más rápido, y otras, de forma más lenta.

En cuanto a la reproducción de vídeo, no noté mucha diferencia en la calidad de sonido o imagen al ver vídeos de YouTube a través de una red 3G más o menos fiable, aunque el clip que vi se detuvo un par de veces cuando no utilicé Snappli.

Sí que me gustó ver la estimación que hizo la aplicación sobre el ahorro de datos. Después de solo unas pocas visitas a sitios web (y con otras operaciones en segundo plano), Snappli afirmó haberme ayudado a ahorrar 17 centavos (13 céntimos de euro), y a consumir unos 10 megabytes menos.

Sin embargo, la necesidad de instalar dos piezas de software -la aplicación y el perfil especial- podría desanimar a algunos usuarios potenciales.

Shaw Wu, analista sénior de tecnología de Sterne Agee, cree que Snappli funcionaría mejor y sería más atractiva para los usuarios si estuviera implementada por Apple o los operadores de telefonía móvil en sí. No obstante, le gusta el concepto.

"Usar algo que alivie el ancho de banda es sin duda de interés en ambos extremos, tanto para los proveedores como para los usuarios finales", concluye Wu.

Otros

  1. Las 'apps' de tareas domésticas: ¿equiparan o perpetúan estereotipos de género?

    En vez de reducir la carga de las labores del hogar, estas aplicaciones se suelen convertir en una preocupación más

  2. Perseverance ha recogido por fin un trozo de Marte

    El róver se recuperó de un intento fallido y ha conseguido una muestra de roca y suelo que podría revelar los secretos de la vida antigua en el planeta rojo. El objetivo es llenar con muestras más de 40 tubos para traer algún día a la Tierra

  3. Vender el rostro para crear IA: el negocio que pone empleos en peligro

    Los personajes de inteligencia artificial basados en personas reales, que obtienen micropagos cada vez que se usa su cara, pueden protagonizar miles de vídeos y decir cualquier cosa en cualquier idioma. Esto tiene consecuencias para los trabajos de actores profesionales