.

Tecnología y Sociedad

Los 'smartphones' se están comiendo el mundo

1

La difusión de los ordenadores móviles, reflejada en cifras.

  • por Benedict Evans | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 03 Abril, 2013

Los teléfonos inteligentes han creado un puente entre dos industrias que antes estaban separadas: las redes inalámbricas y la informática personal. Para las empresas de Internet y los fabricantes de dispositivos, esto significa el acceso a la mayor red mundial de personas. Tal y como se puede ver arriba, el negocio de la telefonía inalámbrica es grande en comparación con el de la informática personal. En 2012, los operadores de telefonía móvil a nivel mundial generaron 1.200 billones de dólares (934 billones de euros) en negocios y dieron servicio a alrededor de 3.200 millones de personas, frente a los 1.700 millones que tal vez utilizaron un PC para acceder a Internet. En comparación, los ingresos combinados de Microsoft, Google, Intel, Apple y toda la industria global del PC fueron de 590.000 millones de dólares (460.000 millones de euros). La publicidad en línea, el principal motor de consumo en Internet, generó solo 89.000 millones de dólares (69.000 millones de euros) en ingresos.

Los PC siguen siendo mayoría dentro de los dispositivos informáticos personales en cuanto a uso a nivel mundial. Pero no por mucho tiempo. Debido al rápido aumento de las ventas de teléfonos inteligentes y tabletas, los PC y el sistema Windows de Microsoft están dejando de ser el paradigma dominante de la computación personal. A la derecha vemos el número de PC, tabletas, smartphones y todo tipo de aparatos de telefonía móvil en uso, así como la cifra de ventas de cada uno en 2012. El crecimiento en ventas de los teléfonos inteligentes se produce en gran parte a expensas de teléfonos "básicos" más antiguos, a medida que la gente los sustituye, algo que por lo general ocurre una vez cada dos años. Como puede verse, las dos terceras partes del mercado de telefonía móvil aún tienen que convertirse en teléfonos inteligentes. En 2013 se venderán cerca de mil millones de teléfonos inteligentes, mientras que las ventas de PC se reducirán gradualmente.

Los smartphones han aumentado considerablemente la rentabilidad del negocio de fabricación de dispositivos telefónicos. El precio medio de venta de todos los teléfonos móviles aumentó desde alrededor de 105 dólares (82 euros) en 2010 a 180 (140 euros) a finales de 2012, un cambio impulsado principalmente por el iPhone de Apple. En 2012, Apple vendió 136 millones de iPhones por 85.000 millones de dólares (66.000 millones de euros), a un promedio de 629 dólares (490 euros) por teléfono. En comparación, el precio de venta promedio de un PC es de aproximadamente 700 dólares (545 euros). Con un ingreso adicional de 33.000 millones de dólares (26.000 millones de euros) procedente de la venta de iPads, los ingresos anuales de Apple ya superan las cifras de negocio combinadas de Intel y Microsoft. Las ventas de otras compañías de teléfonos inteligentes Android (que no se muestran en el gráfico) alcanzaron 480 millones de unidades en 2012, lo que generó ingresos estimados de 120.000 millones de dólares (94.000 millones de euros) a un precio de venta promedio de 250 dólares (195 euros).

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Apostar por lo local: la única receta contra el mal de la economía global

    La desregulación financiera, el antisindicalismo, el valor accionista como mayor objetivo de los negocios y la globalización de las cadenas de suministro han dejado atrás a pequeñas ciudades que fueron prósperos centros de fabricación, con igualdad y empleos de calidad. Alguien tiene que arreglarlo

  2. Cinco poemas sobre la mente

    Cinco poetas nos abren su corazón, su alma y su cerebro en estas cinco composiciones sobre la complejidad del cerebro, la razón y la conciencia

  3. Cómo medir el agua dulce del mundo (y mejorar así su gestión)

    La teledetección ha facilitado a los científicos la supervisión de los ríos, lagos y embalses, cuando la construcción y el desarrollo urbano masivos llevan años alterando las reservas de agua dulce