.

Computación

La NASA envía cascos de realidad virtual HoloLens a sus astronautas de la ISS

1

Se han entrenado con el dispositivo en una estación subacuática para situaciones que requieran la ayuda de un experto en remoto

  • por Rachel Metz | traducido por Teresa Woods
  • 10 Septiembre, 2015

Foto: El astronauta Luca Parmitano utiliza HoloLens en la Base del Arrecife Aquarius, que se encuentra bajo el mar de los Cayos de Florida.

La explosión del cohete de SpaceX en junio que se dirigía a la Estación Espacial Internacional (ISS) le sentó como "un puñetazo a la tripa" a Jeff Norris, el responsable de dos proyectos de HoloLens que está desarrollando la NASA en su Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés) en Pasadena (EEUU). Entre los artículos que iban a bordo había dos cascos de HoloLens – los dispositivos de realidad aumentada venideros de Microsoft.

Pero varias semanas después, según Norris, su equipo de la NASA y sus homólogos de Microsoft disponían de nuevo hardware de HoloLens que certificaban para ser lanzado al espacio. Ahora está programado para el 3 de diciembre como parte de un lanzamiento de carga comercial de la empresa de aeroespacial Orbital Sciences para reabastecer la ISS.

Aquí en la Tierra, puede que algún día los dispositivos de realidad aumentada tengan un abanico de aplicaciones como juegos que mezclan criaturas digitales en 3D con la realidad, o hablar en remoto con amigos como si se encontraran en tu salón. Pero la NASA percibe numerosas aplicaciones prácticas – y con potencial para ahorrar tiempo – para la tecnología en el espacio.

La NASA espera utilizar HoloLens a bordo de la estación espacial para permitir que los astronautas trabajen con un experto en remoto que pueda ver lo que ve el astronauta y ayudar con tareas con las que no esté familiarizado. El dispositivo también podría servir como un manual de instrucciones de realidad aumentada que, por ejemplo, emplee imágenes en 3D para mostrarle a un astronauta dónde colocar un equipo o qué palanca debe utilizar. (El CEO de Microsoft Satya Nadella dijo en una entrevista reciente que HoloLens estará disponible para los desarrolladores el año que viene; la fecha estimada para el lanzamiento del producto para consumidores aún se desconoce).

Foto: Hacia finales de julio y principios de agosto, astronautas de la NASA intentaron emplear HoloLens para ayudarles con varias tareas en la Base del Arrecife Aquarius.

Norris, que también lidera el Laboratorio de Operaciones del JPL, dice que la NASA también está trabajando en otras aplicaciones para HoloLens, como emplear la realidad aumentada para gestionar el inventario. Parece ser que controlar dónde están las cosas y cómo encontrarlas supone un reto mayor dentro de la estación espacial, aunque los objetos están etiquetados con códigos de barra y registrados en una base de datos. La NASA ha creado un prototipo de una app que se puede emplear para reconocer un objeto y mostrarle al portador de HoloLens el camino para llegar hasta donde se debe guardar el objeto, dice Norris.

Mientras tanto, para hacerse una idea de cómo sería utilizar HoloLens dentro de la estación espacial, la NASA experimentó con HoloLens en la estación de investigaciones subacuática Aquarius en la costa de Cayo Largo (EEUU) a finales de julio y principios de agosto. Los astronautas utilizaron el dispositivo para la consecución de tareas como comprobar el estado de equipos de respiración de emergencia mediante la realización de una serie de pasos, desde hacer girar válvulas hasta encontrar y enchufar equipos, y el montaje de equipos para dar apoyo a un robot subacuático.

En ambos casos, un experto sentado en un centro de control remoto en tierra asistió mediante el uso de un programa de Skype que desarrolló Microsoft para HoloLens (ver La realidad aumentada está chula, pero será difícil de vender) en el que una cámara del HoloLens permitía al experto ver lo que veía el astronauta. En caso de ser necesario, el experto en remoto podía dibujar sobre el aire para señalar cosas que verían los astronautas con el casco de HoloLens (todo el rato los astronautas veían un vídeo flotante del experto delante de sus caras). Norris cree que la tarea habría requerido "un tiempo mucho mayor" de haberse simplemente expresado como un protocolo a seguir.

Aunque cree que podrá ser útil, Norris también dice que existen "enormes retos" asociados con el desarrollo de aplicaciones de realidad aumentada, como definir el aspecto que debería tener un menú de la aplicación y cómo debería interactuar el usuario con él cuando no se muestre en la pantalla de un portátil o smartphone.

"Las reglas cambian ahora que la información que se proporciona envuelve al usuario", afirma.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. RISC-V, código abierto para transformar radicalmente la industria de los chips

    RISC-V, un conjunto de instrucciones de estándar abierto, está cambiando la economía del diseño de los chips, y sacudiendo la dinámica de poder del sector tecnológico

  2. No solo cúbits: los desafíos de la computación cuántica en 2023

    Las empresas se alejan de la persecución de récords de cúbits para centrarse en conseguir un 'hardware' práctico, además de en otros objetivos de intercomunicación a largo plazo

  3. TR10: El diseño de chip que lo cambia todo

    Los diseños de chips informáticos son caros y difíciles de licenciar. Eso está a punto de cambiar gracias al popular estándar abierto conocido como RISC-V