.

Inteligencia Artificial

China paga 5.000 millones de dólares para continuar con su revolución robótica

1

Una empresa del país ha comprado Kuka, una de las compañías robóticas más grandes del mundo. El país da un paso más hacia su objetivo de convertirse en líder de la fabricación avanzada

  • por Will Knight | traducido por Teresa Woods
  • 23 Mayo, 2016

Una empresa china llamada Midea Group que fabrica lavadoras, equipos de aire acondicionado y otros electrodomésticos, ha ofrecido algo más de 5.000 millones de dólares (unos 4,5 millones de euros) para adquirir una de las empresas de robots industriales más grandes del mundo: Kuka, de Alemania. Aunque representaría una importante alianza, el movimiento no debería pillar a nadie por sorpresa.

La automatización se está volviendo increíblemente importante para los fabricantes chinos, puesto que ya no pueden apoyarse en la enorme fuerza laboral de trabajadores migrantes y mal remunerados, y el Gobierno está invirtiendo miles de millones en acelerar los esfuerzos para reemplazar trabajadores humanos por robots.

Según datos recopilados por la Federación Internacional de Robótica (IRF, por sus siglas en inglés), China ha experimentado un crecimiento explosivo en la demanda de robots, y ahora se ha posicionado como el primer exportador del mundo. El ejército robótico chino también tiene bastante margen de crecimiento: la IRF calcula que China dispone de unos 36 robots por cada 10.000 trabajadores humanos, en comparación con los 164 de Estados Unidos o los 478 de Corea del Sur.


Crédito: Sean Gallup (Getty Images).

Sin embargo, actualmente la mayor parte de los robots en China provienen de otros países. Para liderar de verdad esta revolución tecnológica, tanto los fabricantes chinos como el Gobierno quieren un aumento de la producción nacional de sus propias tecnologías robóticas. Asumir el papel de líder en la robótica industrial también podría ayudar a China en su impulso para que su economía se vuelva más avanzada y centrada en la tecnología.

Otra razón por la que Midea Group tal vez esté interesada en adquirir conocimientos profundos sobre la robótica podría girar en torno al potencial percibido de crecimiento en el nicho de los robots domésticos. Tal vez la empresa crea que algún día sus electrodomésticos podrían no sólo ser fabricados por robots, podrían ser robots.

(Para saber más: Wall Street Journal, La nueva revolución china: de la mano de obra barata a la mano de obra robótica, Federación Internacional de RobóticaFinancial Times)

Inteligencia Artificial

 

La inteligencia artificial y los robots están transofrmando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. Los grandes modelos de IA han disparado el consumo de potencia informática

    Históricamente, la potencia computacional requerida para entrenar sistemas de inteligencia artificial se duplicaba cada dos años, pero ahora lo hace cada 3,4 meses, siete veces más rápido, una tendencia que no hace más que aumentar la brecha de capacidades entre investigadores públicos y privados

  2. 2021: el año de los modelos de inteligencia artificial gigantes

    La tendencia empezó en 2020 con el modelo de lenguaje GPT-3, con 175.000 millones de parámetros, una cifra que no ha dejado de crecer gracias a los rivales del sector. Pero nadie sabe por qué el tamaño importa tanto y el enfoque no resuelve el problema de los sesgos de los datos de entrenamiento ni supone innovaciones disruptivas

  3. RETRO, la pequeña IA de lenguaje de DeepMind que iguala a los gigantes del campo

    Con 7.000 millones de parámetros, compite con modelos mucho más grandes como GPT-3 y sus 175.000 millones de parámetros. Para lograrlo utiliza una memoria externa a la que recurre para trabajar sobre la marcha. Con este nuevo enfoque, Google se coloca en buena posición en un terreno que no había pisado hasta ahora