.

Computación

Mantener el voto electrónico en secreto es "técnicamente imposible"

1

Un informe asegura que las tecnologías actuales para votar por internet no permiten separar la identidad de la información del voto, dado que es un proceso que se hace de forma simultánea

  • por Mike Orcutt | traducido por Diego Soto de Lucas
  • 22 Agosto, 2016

Por si el hecho de que los hackers puedan de interferir en los resultados electorales no fuese suficiente, he aquí otra razón por la que no debería existir el voto por internet: los votos no pueden ser secretos.

Esta es la conclusión de un nuevo informe de Verified Voting, un grupo que aboga por la transparencia y la precisión de las elecciones.

El voto anónimo es una de las piedras angulares de la democracia, que protege frente a la coacción de los votantes. Sin embargo, "debido a los desafíos técnicos actuales y el singular reto de celebrar elecciones públicas, es imposible separar la identidad de los votantes y lo que han votado si se utiliza el voto por internet". Esta es la conclusión del informe, el cual ha sido elaborado en colaboración con el Centro de Información sobre la Privacidad Electrónica y el grupo anticorrupción Common Cause.

Gráfico: El gráfico muestra la distinta legislación vigente sobre el voto por internet en los estados de EEUU.  Presenta zonas donde las leyes exigen un documento de renuncia (en rojo), la secretaría de estado o los funcionarios electorales exigen un documento de renuncia (en azul), no se realiza ningún aviso (en amarillo), la ley exige la privacidad del voto (en verde) y no se permite el voto por internet (en gris).

32 estados y el Distrito de Columbia (EEUU) ya permiten a los votantes enviar sus papeletas por correo electrónico, mediante un fax conectado a internet o a través de su portal web. En la mayoría de los casos, esta opción está restringida a los votantes que viven en el extranjero o que están sirviendo en el ejército. El Estado de Utah (EEUU) amplía esta restricción para las personas con discapacidad. En Alaska (EEUU), todos los votantes tienen derecho a enviar sus votos mediante el portal web.

Cuando los votos se envían por internet, es muy difícil a nivel técnico separar la identidad del votante de su voto, afirma la presidenta de Verified Voting, Pamela Smith. Esto se debe a que el servidor debe conocer la identidad para poder autenticar al votante y registrar el voto. En el sistema que utilizan ahora los estados, "la autenticación se produce al mismo tiempo que el proceso de votación", añade Smith. Esto supone un problema. También añade que en un experimento previo se intentó asignar códigos PIN a los votantes, pero los hackers que colaboraban con los investigadores fueron capaces de descubrir estos números y asociarlos con los votantes.

De acuerdo con el informe, publicado el pasado jueves, 20 estados cuentan con leyes o normativas para indicar que aquellos votantes que envíen su voto por internet tienen derecho a mantenerlo en secreto. En ocho estados, la secretaría de estado o los funcionarios electorales exigen esto mismo a los votantes, a pesar de no contar con ninguna ley que lo especifique. Washington, Idaho, Dakota del Norte y Mississippi (todos en EEUU) no advierten a sus votantes de que enviar sus papeletas a través de internet implica renunciar al voto secreto. Montana (EEUU) exige por ley la privacidad de los votos por internet, incluso aunque no sea factible a nivel técnico.

Según opina Smith, la tendencia de utilizar el proceso de voto por internet podría conducir a una "erosión" del voto anónimo. Afirma que "casi todos los estados exigen la confidencialidad del voto". Para poder permitir el voto por internet, deberían "labrar un espacio especial" exento de este requisito.

Alaska (EEUU) va un paso más allá e informa a sus votantes de que si votan vía internet, no solo están renunciando a su derecho a la privacidad, sino que además están "asumiendo el riesgo de que se produzca una transmisión defectuosa". Imagínese entrando en un colegio electoral y ver un aviso como ese. Smith se pregunta: "¿Cómo se puede desplegar un sistema de votación como ese? No está bien".

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. 2021 bate el récord de ciberataques de día cero

    Ya se han identificado 66 'exploits' de vulnerabilidades en lo que va de año, casi el doble que en 2020. Afortunadamente, este aumento se debe, en parte, a la mayor capacidad de los expertos en ciberseguridad para detectarlos, por lo que son cada vez más caros y difíciles de detectar y usar

  2. Accuvant, la empresa que ayudó a los Emiratos Árabes a hackear iPhones

    Aprovechaba un error en iMessage de Apple para apoderarse del teléfono de la víctima y se utilizó contra cientos de personas en Karma, una gran campaña de vigilancia y espionaje entre cuyos objetivos figuran rivales geopolíticos, disidentes y activistas. El FBI acaba de multar a los responsables

  3. Starlink: la solución a la brecha digital que casi nadie podrá pagar

    Aunque la tarifa mensual para acceder a internet con sus satélites LEO resulta asequible, requiere un alto precio de instalación inalcanzable para muchos, a pesar de que SpaceX lo vende en pérdidas. Necesitará aumentar su base de clientes para ser rentable y económico, pero eso reducirá la velocidad para todos