.

Unos sensores de red unidos a los taxis podrían facilitar la caza de huecos de aparcamiento.

Una investigación del genoma mexicano podría ampliar el rango de la medicina personalizada.

Los incentivos del gobierno y unos precios solares más bajos están empezando a dar frutos.

Unos investigadores han descubierto una nueva variante genética vinculada a la longitud de los telómeros.

Un proyecto de investigación producirá combustible sin tener que desperdiciar agua dulce o tierras de cultivo.

IBM muestra unos transistores de grafeno que algún día podrían superar a los de silicio.

El libro de Francis Collins ofrece optimismo pero ningún plan maestro.

Los desarrolladores creen que estos materiales de cambio de fase podrían reducir la necesidad de utilización de aire acondicionado.

Un esquema otorga a las agencias del orden público el acceso oficial a los datos, aunque una serie de fallos podría hacer que los criminales se colasen también.

La investigación probablemente cambiará nuestra noción de la consciencia.

Una investigación sugiere que las altas altitudes suprimen el apetito e incrementan el metabolismo.

Las garantías de préstamo contempladas en el presupuesto federal para 2011 podrían ayudar a revivir la industria de la energía nuclear.

Se crean fotoreceptores a partir de células madre pluripotentes inducidas.

Una startup espera que las pruebas genéticas pre-conceptivas sean rutinarias.

Sin embargo el dominio de Amazon sobre los libros digitales podría ser difícil de cambiar.

El coste y la eficiencia de energía podrían haber empujado a Apple a crear su propio microchip.

Un tratamiento en fase inicial podría mejorar la prognosis de los pacientes.

El proyecto capturará el CO2 mediante su uso para “aflojar” el petróleo en los pozos ya existentes.

Una nueva compañía coloca transistores de silicio en plástico para crear pantallas flexibles.