.

Un nuevo método ofrece una forma más eficiente para diseñar “circuitos” biológicos.

Una serie de nanocables podrían ser empleados en los transplantes médicos del futuro.

Un tipo de tecnología inalámbrica y que se puede llevar puesta ayuda a detectar los primeros signos de insuficiencia cardiaca.

El software Ct de Intel hara que el código convencional funcione en los próximos procesadores de muchos núcleos.

Un grupo de investigadores afirma ser capaz de secuestrar las conexiones de datos de los teléfonos móviles.

Esta técnica podría duplicar el número de pulmones disponibles para transplantes.

En noviembre, Fisker Automotive comenzará a vender un coche con batería suficiente para 80 kilómetros de autonomía.

Un “conjunto de nodos rápidos y de potencia débil” podría reemplazar a las infraestructuras de los servidores gigantes.

TextFlow se perfila como un nuevo método para la colaboración a través de internet.

IBM combina hardware y software para analizar datos financieros a un ritmo sin precedentes.

Abrir en canal los nanotubos de carbono podría conducir a la fabricación de elementos electrónicos mucho más rápidos.

Repasamos algunos de los inventos más raros mostrados en la Computer-Human Interaction Conference.

El etanol generado a partir del maíz consume tres veces más agua de lo que se pensaba hasta ahora.

El miedo ante la toma de control de la EPA podría hacer que la ley se apruebe, afirma el congresista Markey.

Un grupo de diabéticos ha logrado independizarse de la insulina durante años gracias a un transplante de células madre

Unos barcos en miniatura, hechos a partir de nanomateriales, son accionados directamente por la luz del sol.

El objetivo de este aparato, parecido a un marcapasos, es hacer que las víctimas lleguen antes al hospital.

La tecnología del nuevo Gmail puede suponer un reto al control de Apple sobre aplicaciones de terceros.

El fabricante de automóviles quería que la producción de las baterías se realizase en Estados Unidos, así como que el diseño fuera fácilmente adaptable a distintos vehículos.

Un dispositivo portátil podría proporcionar a los médicos datos más precisos sobre la salud de un músculo—y todo ello de forma indolora.