.

Innovadores menores de 35

Inventores

Estos innovadores están construyendo los dispositivos del futuro, desde redes de pesca con salida de emergencia hasta un 'páncreas artificial'

Will McLean, 31

Frequency Therapeutics

Su innovación podría solucionar uno de los grandes retos de la medicina: la pérdida de audición irreversible

Will McLean cree que ha encontrado la solución para un enigma médico que muchos pensaban que nunca podría resolverse: la pérdida de audición en humanos.

La investigación de McLean se centra en la cóclea, la cavidad en forma de espiral que hay dentro del oído interno y que es la responsable de la audición. Al nacer, una cóclea humana estándar contiene 15.000 células ciliadas que detectan las ondas acústicas y las transfieren al cerebro. Con el tiempo, muchas de estas células mueren por la exposición a ruidos fuertes y medicamentos tóxicos. A diferencia de las aves, los reptiles y los anfibios, en los mamíferos las células ciliadas no pueden volver a crecer de forma natural. "El oído interno es una de las partes con menos capacidad de regeneración del cuerpo. Esa es la razón de que la pérdida de audición sea algo permanente", explica McLean.

McLean, que tiene un doctorado del Instituto Tecnológico de Massachusetts (EE. UU.) en ciencia y tecnología de la salud, lleva una década intentando solucionar este problema. Sus primeros trabajos demostraron que el oído interno contiene distintas células progenitoras, un tipo de célula madre con funciones más concretas. Y además, descubrió que algunas de  ellas  tienen el potencial de convertirse en células ciliadas, aunque no pueden dividirse o diferenciarse por sí mismas para reparar el tejido dañado. Para resolverlo, su equipo y él utilizaron información de tejidos regenerativos, como los que se encuentran en el intestino. Después, expusieron cócleas dañadas de ratones a una combinación de fármacos conocidos por desencadenar la regeneración en el órgano digestivo. Sorprendentemente, su técnica no solo provocó la proliferación de las células progenitoras sino que también las indujo a generar nuevas células ciliadas, la clave para restaurar la audición.

A partir de este descubrimiento, McLean y su equipo lanzaron Frequency Therapeutics, una start-up que trabaja para comercializar lo que él describe como uno enfoque médico completamente nuevo. La técnica de Frequency, conocida como activación de células progenitoras, usa una combinación de compuestos que básicamente activan la capacidad del cuerpo de curarse a sí mismo. A día de hoy, Frequency ha presentado 19 solicitudes de patente y ha desarrollado un tratamiento intrauditivo inyectable para combatir la pérdida de la audición. El tratamiento ha superado con éxito los ensayos de seguridad humana.

- Por Jonathan W. Rosen