.

Computación

Una red social para dos

1

Una nueva aplicación proporciona una red privada a las parejas para que compartan textos, vídeos y besos virtuales, demostrando que aún hay lugar para la innovación en este campo.

  • por Rachel Metz | traducido por Lía Moya (Opinno)
  • 03 Abril, 2012

Probablemente tengas un montón de amigos en Facebook, pero también es probable que en la vida real solo interactúes con algunos y, sobre todo, con uno de ellos.

Una nueva aplicación gratuita llamada Pair quiere que te resulte más fácil conectar con ese alguien especial, ya sea tu media naranja, un familiar o un amigo. Y aunque la aplicación, que te permite compartir mensajes, vídeos y 'besos' con otra persona, puede parecer un poco absurda, demuestra que aún hay mucho espacio para innovar en el terreno cada vez más poblado de las aplicaciones sociales para móviles.

Además, las estadísticas señalan que Pair puede haber dado con algo que faltaba: en los primeros cuatro días desde su lanzamiento el viernes 23 de marzo, consiguió más de 50.000 usuarios registrados, que se mandaron más de un millón de mensajes entre ellos.  Pair optaba a un aval financiero de 150.000 dólares (unos 114.000 euros) puesto que participaba en la sesión de invierno de la incubadora de start-ups de Y Combinator recientemente finalizada, pero también ha recibido financiación de Dave Morin, director general de otra aplicación social para móviles, Path.

Pair empezó como algo completamente distinto. Aswin Rajendiran, de 27 años, afirma que en principio él y los otros cuatro cofundadores estaban trabajando sobre un software denominado Maide capaz de controlar herramientas 3D CAD a través del iPad. Los fundadores, todos licenciados o alumnos de la Universidad de Waterloo (Canadá), se mudaron a Mountain View, California (Estados Unidos) hace unos meses para desarrollar Maide en Y Combinator. Y aunque su proyecto recibió críticas positivas, “no era algo que se usara habitualmente”, explica Rajendiran.

Durante sus sesiones de intercambio de ideas empezaron a pensar en la dificultad de mantener la comunicación en las relaciones a distancia, un problema al que se enfrentaban tres de ellos tras su mudanza a EE.UU.

Teniendo en cuenta que tendemos a comunicarnos principalmente con una o dos personas, y que muchos de nosotros usamos varios métodos distintos para comunicarnos con ellas, a Rajendiran y a sus colaboradores se les ocurrió la idea de Pair para simplificar y amplificar las conexiones entre parejas.

Una vez que descargas Pair en tu iPhone (Rajendiran explica que la aplicación para Android estará lista pronto), invitas a otra persona -solo una- a usar la aplicación contigo. Una vez haya aceptado, Pair os permite enviaros mensajes, vídeos, fotos, dibujos sencillos y más. También tiene varias características interactivas, incluyendo una llamada Thumbkiss (beso de pulgar, en inglés) que muestra una huella digital cuando presionas la pantalla y hace que ambos teléfonos vibren cuando tú y tu pareja tocáis la misma parte de la pantalla. Para que la comunicación de Pair se mantenga en privado, la aplicación puede bloquearse con un código de 4 dígitos.

Para Craig Elimeliah, director de publicidad digital en la agencia RAPP de Nueva York (EE.UU.), Pair es como tener una versión privada de Facebook o Twitter. Explica que empezó a usarlo porque estar al tanto de las nuevas tecnologías forma parte de su trabajo, pero rápidamente se dio cuenta de que la aplicación funciona bien para compartir mensajes y enlaces con su mujer que sus hijos no podrán ver si andan jugando con los teléfonos de sus padres.

“Es romántico”, afirma. “Hay algo en el hecho de que se limite a nosotros dos y no haya nada más en la pantalla. Mantiene la conversación centrada.”

Rajendiran explica que por el momento se están centrando en mejorar la calidad de la interacción entre usuarios más que en ganar dinero. Pero explica que la start-up podría acabar vendiendo características premium.

Catalina Toma, profesora adjunta de la Universidad de Wisconsin-Madison (EE.UU.) que estudia el impacto de la tecnología en las relaciones humanas, sostiene que Pair ayuda a la gente a demostrarle a sus parejas que son importantes para ellos, lo cual es clave para mantener una conexión cercana y feliz.

“Creo que las parejas que están unidas tienen este tipo de comportamiento de todas formas, se mandan mensajes, fotos, esta aplicación simplemente lo reúne en una única plataforma y reconoce la importancia de ese comportamiento”, afirma Toma.

Y Pair no solo une a las parejas sentimentales. James Tamplin, alumno de Y Combinator y director general de la empresa creadora de software para chats en línea Envolve ha estado jugando con la aplicación con su cofundador y afirma que cree que puede convertirse en una herramienta incluso para relaciones no románticas.

“Tiene el gancho, que es la parte de la relación, pero al fin y al cabo es una buena aplicación para mandar mensajes”, explica. “Creo que pueden usar la tecnología para ampliarla más allá de las parejas y que sea útil y productiva”.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. La computación cuántica en la nube, cada vez más rápida y accesible

    La 'start-up' Rigetti Computing conecta ordenadores cuánticos con computadoras convencionales en la nube, lo que reduce la latencia y optimiza los procesos informáticos. Este tipo de propuestas están acercando mucho más las soluciones cuánticas a los investigadores y cada vez más empresas apuestan por ello

  2. "La innovación en el mundo de 'Internet+' puede matarnos"

    El experto en seguridad Bruce Schneier alerta de los peligros que supone que cada vez haya más dispositivos conectados a internet sin una protección ni regulación adecuadas. En lo que bautiza como "Internet+" engloba todo lo relacionado con el IoT, también las personas, a las que considera incluso en riesgo físico ante posibles ataques cibernéticos​

  3. 'Big data', la fuerza que debilitará al Gran Hermano chino

    Aunque pueda parecer intrusiva, la tecnología basada en datos masivos podría aumentar la conciencia sobre privacidad de los ciudadanos de China, históricamente muy reducida. Además, el 'big data' y la computación en la nube ya ayudan a la caótica gestión del tráfico en el país asiático