.

Biomedicina

Un prometedor gel anticonceptivo para hombres llega a ensayo clínico

1

Deberá aplicarse todos los días en los hombros, ya que administrar las hormonas a través de la piel podría ser más eficaz que las inyecciones y las píldoras orales. El mayor desafío será que los hombres no se olviden de usarlo a diario

  • por Emily Mullin | traducido por Teresa Woods
  • 28 Diciembre, 2017

Después de más de una década de trabajo, los investigadores del Gobierno de Estados Unidos están listos para probar un método anticonceptivo inusual para los hombres, un gel tópico que podría prevenir la producción de esperma. Y no, caballeros, no tendrán que aplicárselo en sus genitales.

El ensayo clínico, que comenzará en abril y durará aproximadamente cuatro años, representará el mayor esfuerzo en Estados Unidos de probar una forma hormonal de control de la natalidad en hombres.

Actualmente, las únicas opciones para el control de la natalidad de los hombres son los preservativos o una vasectomía. En el último gran estudio de un anticonceptivo masculino hormonal, que tuvo lugar en Europa de 2008 a 2012, los participantes recibieron inyecciones de hormonas cada dos meses. Esas inyecciones suprimieron la producción de esperma y evitaron que las parejas femeninas de los hombres quedaran embarazadas, pero también provocaron cambios de humor severos y otros efectos secundarios graves (ver La falta de fondos frena las opciones más prometedoras para la píldora masculina).

El nuevo gel contiene dos hormonas sintéticas, la progestina y la testosterona. La progestina impide que los testículos produzcan la testosterona necesaria para generar niveles normales de esperma. La testosterona de reemplazo es necesaria para contrarrestar los desequilibrios hormonales que causa la progestina pero no hará que el cuerpo produzca esperma.

Más de 400 parejas participarán en el estudio, que se ejecutará en EE. UU., Reino Unido, Italia, Suecia, Chile y Kenia. Los hombres que participen en la prueba se llevarán a casa una botella de gel con dispensador y aplicarán aproximadamente media cucharadita en la parte superior de sus brazos y hombros todos los días. El gel tarda tan solo un minuto en secarse.

"No requiere un gran esfuerzo. Se trata tan solo de acordarse de usarlo todos los días", explica la directora del programa de desarrollo de anticoncepción del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano, parte de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU (NIH, por sus siglas en inglés), Diana Blithe.

El gel puede suprimir los niveles de esperma durante aproximadamente 72 horas, por lo que si los hombres olvidan una dosis, "hay un poco de margen", señala la científica distinguida del Population Council, una organización sin ánimo de lucro dedicada a la salud reproductiva que patrocina el ensayo junto con el NIH, Régine Sitruk-Ware.

Los hombres usarán el gel durante al menos cuatro meses, mientras que sus parejas también usarán algún tipo de anticoncepción femenina. Los investigadores controlarán los niveles de esperma de los hombres, que deben disminuir por debajo del millón de espermatozoides por mililitro para prevenir el embarazo de manera efectiva, según Blithe. Una vez que el recuento de espermatozoides sea lo suficientemente bajo, las mujeres abandonarán sus métodos anticonceptivos. Entonces, las parejas usarán el gel anticonceptivo como su única forma de control de la natalidad diaria durante un año.

El método ya ha demostrado ser eficaz en un estudio inicial de seis meses. Pero se trataba de dos tipos de geles que debían aplicarse en diferentes partes del cuerpo, por lo que el equipo de Blithe trabajó con investigadores del Population Council para reformular las hormonas y combinarlas en un solo gel. La investigadora afirma que el gel funciona mejor que las píldoras de hormonas porque la testosterona de laboratorio se elimina del cuerpo rápidamente. En forma de gel, la hormona es absorbida por la piel y se queda más tiempo en el riego sanguíneo.

Aun así, la pregunta es: ¿lo usarán los hombres? Históricamente, las compañías farmacéuticas no han mostrado mucho interés en un anticonceptivo masculino. Ejecutar ensayos clínicos lleva años y es muy costoso, por lo que representa un esfuerzo arriesgado cuando ya existen muchas opciones para la anticoncepción femenina.

Pero investigadores como Sitruk-Ware creen que los puntos de vista están cambiando y que los hombres, especialmente los más jóvenes, estarán abiertos a usar un medicamento anticonceptivo. En su opinión, "se trata de equidad de género. A los hombres también les gustaría poder regular su propia fertilidad y evitar verse forzados a la paternidad". Además, algunas mujeres no pueden usar anticonceptivos hormonales por razones médicas, por lo que tener otra opción sería útil para esas parejas.

La actitud de los hombres sobre su papel en la anticoncepción varían según el país, pero una encuesta de 2010 sugiere que al menos el 25% de los hombres de todo el mundo consideraría usar un anticonceptivo hormonal.

El mayor problema podría no ser la resistencia sino el olvido. En una pequeña encuesta de 2011 realizada en el Reino Unido, el 42% de los encuestados expresó su preocupación de que los hombres se olviden de tomar una píldora anticonceptiva, y las mujeres eran más propensas que los hombres a decirlo. Olvidar tomarse el medicamento a la misma hora todos los días es el principal motivo de fracaso de los anticonceptivos orales para mujeres. La tasa de fracaso típica de esos métodos es del 7%, en comparación con alrededor del 13% de los preservativos, según un estudio reciente.

La profesora de medicina de la Universidad de Washington (EEUU) e investigadora principal del ensayo, Stephanie Page, apunta: "Estoy muy segura de que si los hombres se ponen el gel todos los días y lo aplican correctamente, será eficaz". Pero aunque la prueba tenga éxito, Blithe reconoce que pasarán varios años antes de que el gel esté disponible para el público.

Biomedicina

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. El Biobanco de Reino Unido hará públicos 500.000 genomas para ayudar a crear nuevos fármacos

    La unión de seis compañías del sector farmacéutico ha hecho posible la financiación de esta secuenciación masiva, que permitirá encontrar nuevos fármacos y entender mejor las enfermedades atendiendo a su base genética. 

  2. La científica que quiere modificar al ganado con CRISPR para que solo se críen machos

    Los toros generan más carne que las vacas, por lo que la industria cárnica sería mucho más eficaz si solo nacieran machos. La científica Alison Van Eenennaam está decidida a ayudar a los ganaderos, a pesar de los obstáculos que pone la regulación y los escépticos de los organismos modificados genéticamente. 

  3. Todo lo que ha curado la terapia génica y lo que queda por ver

    Aunque ya se preveía que 2017 podía ser un año prometedor para las terapias génicas, nadie esperaba todos estos avances. Este tipo de tratamientos han conseguido curar algunos tipos de cáncer y devolver la vista a algunos pacientes, y todavía queda mucho más.