.

Sidewalk Toronto

Computación

TR10: La ciudad sensible

1

Tras el fracaso, los retrasos o las expectativas infladas de algunas 'smart cities', llega el nuevo concepto de ciudad del futuro: la ciudad sensible, repleta de sensores

  • por Elizabeth Woyke | traducido por Mariana Díaz
  • 22 Febrero, 2018

  • ¿Qué? Los laboratorios Sidewalk de Alphabet planean crear un barrio ultratecnológico para repensar cómo construimos y administramos las ciudades.

  • ¿Por qué? Las ciudades inteligentes podrían hacer que las áreas urbanas sean más asequibles, habitables y ecológicas.

  • ¿Quién? Los laboratorios Sidewalk, Waterfront Toronto.

  • ¿Cuándo? El proyecto se anunció en octubre de 2017 y la construcción podría comenzar en 2019.

Muchos proyectos de ciudades inteligentes se han aplazado, otros han reducido sus ambiciosos objetivos iniciales, y algunos han hecho cundir el pánico con sus precios desorbitados. Pero Quayside, una nueva iniciativa en Toronto (Canadá), espera poder cambiar este patrón de fallos. Para ello, rediseñará un barrio urbano desde cero para reconstruirlo de nuevo, alrededor de las últimas tecnologías digitales. Los laboratorios Sidewalk de Alphabet, con sede en Nueva York (EE. UU.), están colaborando con el Gobierno canadiense en el proyecto del muelle industrial de Toronto para convertirlo en uno de alta tecnología.

Uno de los objetivos consiste en que las decisiones sobre diseño, política y tecnología se tomen en función de la información recopilada por una amplia red de sensores que monitorizan de todo: desde la calidad del aire, hasta los niveles de ruido y la actividad de las personas.

El plan exige que todos los vehículos sean autónomos y compartidos. Los robots recorrerán la ciudad bajo tierra para hacer tareas como entregar el correo. Los laboratorios Sidewalk abrirán el acceso al software y a los sistemas que están creando para que otras compañías puedan construir servicios sobre ellos, igual que hay personas que crean aplicaciones para teléfonos móviles.

La compañía tiene la intención de monitorizar de cerca la infraestructura pública y esto ha generado preocupaciones sobre el control de datos y la privacidad. Pero los laboratorios Sidewalk creen que pueden trabajar con la comunidad y el Gobierno local para aliviar estas preocupaciones.

El responsable de la planificación de sistemas urbanos de los laboratorios Sidewalk, Rit Aggarwala, afirma: "Lo más destacado de nuestro proyecto en Quayside no es sólo lo extraordinariamente ambicioso que es, sino que también tiene cierta humildad". Esta humildad puede ayudar a Quayside a evitar los problemas que han surgido en otras iniciativas para crear ciudades inteligentes.

Ya hay varias ciudades que han mostrado su interés en ser las próximas en la lista de los laboratorios Sidewalk, según Waterfront Toronto, la agencia pública que supervisa el desarrollo de Quayside. "San Francisco, Denver, Los Ángeles y Boston [todas en EE. UU.] ya han pedido una presentación ", afirma el director general de la agencia, Will Fleissig.

Si quieres saber más sobre la TR10 La Ciudad Sensible, no te pierdas nuestro reportaje Ciudades sensibles para cumplir las falsas promesas de la 'smart city'

 

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Mas de 60 IA autónomas identifican las nuevas técnicas de los hackers

    Cada vez más empresas de ciberseguridad apuestan por el aprendizaje no supervisado como mejor estrategia para detectar comportamientos anómalos sobre los que hay poca información previa. Gracias a este enfoque, Darktrace alerta antes de que los intrusos puedan causar daños graves

  2. Historia de cómo Google se enfrentó a China y perdió

    Al principio era el gigante de internet quien dominaba la situación. Ahora las tornas han cambiado y el buscador ansía desesperadamente volver a penetrar en el enorme mercado chino mientras que el país y su sector tecnológico cada vez más potente ya no lo necesita

  3. Las cinco nuevas ciberamenazas más peligrosas que veremos en 2019

    Mientras los expertos en ciberseguridad buscan estrategias para protegerse de los tipos de ataques más conocidos, los hackers están desarrollando nuevas estrategias para robar dinero e información al mundo gracias a la IA, la nube, los contratos inteligentes y los ordenadores cuánticos