.

Miguel Porlan

Cambio Climático

TR10: Gas natural libre de CO2

1

Un nuevo enfoque en ingeniería dirigido a las plantas de gas natural pone al dióxido de carbono a trabajar

  • por James Temple | traducido por Mariana Díaz
  • 22 Febrero, 2018

  • ¿Qué? Una planta energética captura de manera eficiente y económica el carbono que se libera al quemar el gas natural. Así, evita las emisiones de gases de efecto invernadero.

  • ¿Por qué? Cerca de un 22% de la electricidad mundial se produce con gas natural, lo que genera una de las mayores fuentes de emisiones de carbono del sector energético.

  • ¿Quién? 8 Rivers Capital, Exelon Generation, CB&I.

  • ¿Cuándo? De tres a cinco años.

Probablemente el mundo de la energía seguirá estancado en el gas natural como una de las principales fuentes de electricidad. Obtenerlo resulta fácil y barato; por eso, actualmente representa el 22% de la electricidad mundial. Pero aunque sea menos contaminante que el carbón, sigue siendo una fuente masiva de emisiones de CO2.

Una central eléctrica piloto en las afueras de Houston (EE. UU.) está probando una tecnología que podría lograr que obtener energía limpia del gas natural se convierta en realidad. La compañía detrás de este proyecto de 50 megavatios, Net Power, cree que puede generar energía que, como mínimo, resulte tan barata como las que se produce en las plantas estándar de gas natural, mientras captura todo el dióxido de carbono liberado en el proceso.

Si lo consigue, el mundo tendría una manera de producir energía libre de carbono a partir de un combustible fósil a un coste razonable. El número de este tipo de plantas de gas natural podría aumentar y disminuir a demanda, lo que evitaría los elevados costes de inversión necesarios para la energía nuclear y resolvería el problema del suministro inestable asociado a las energías renovables.

Net Power es una colaboración entre la firma de desarrollo de tecnología 8 Rivers Capital, Exelon Generation y la empresa de construcción de energía CB&I. La compañía está en el proceso de puesta en marcha de la planta y ya ha empezado a hacer las pruebas iniciales. Planea publicar los resultados de las primeras evaluaciones en los próximos meses.

La planta toma el dióxido de carbono procedente de la quema de gas natural y lo somete a altas presiones y temperaturas. Esto genera un CO2 en estado supercrítico que actúa como "fluido de trabajo" para impulsar una turbina con un diseño específico para este proyecto. La mayor parte del dióxido de carbono se puede reciclar continuamente; y lo que queda se puede capturar a bajo precio.

Una parte clave para reducir los costes estriba en vender el dióxido de carbono capturado. Actualmente, se usa principalmente para extraer petróleo de los pozos petrolíferos. Es un mercado limitado y no demasiado respetuoso con el medio ambiente. Pero Net Power cree que la demanda de dióxido de carbono aumentará para la fabricación de cemento, plásticos y otros materiales basados ​​en el carbono.

La tecnología de Net Power no resuelve todos los problemas del gas natural como el de la extracción. Pero mientras sigamos dependiendo del gas natural, esta opción nos permitiría darle el uso más limpio posible. De todas las tecnologías para energías limpias que hay en desarrollo, la de Net Power es una de las más prometedoras para lograr una verdadera reducción de las emisiones de dióxido de carbono

 

Cambio Climático

  1. El tímido fondo de inversión de Amazon para reducir sus propias emisiones

    La creciente presión pública a la que está sometido el gigante le ha obligado a destinar 2.000 millones de dólares para financiar proyectos que le ayuden a volverse neutro en carbono para 2040. Aunque es una buena noticia, es poco dinero en comparación con el que tiene y la medida es una copia de la de Microsoft

  2. "La descarbonización debe ser clave en la recuperación económica tras la COVID-19"

    Para la cocreadora del 'Green New Deal' Rhiana Gunn-Wright, los sucesos de 2020 son un adelanto de lo que la emergencia climática nos depara y subrayan la urgencia de que los distintos movimientos sociales por el clima, la justicia social y la equidad se unan para exigir cambios estructurales desde una perspectiva ambiental

  3. El impulso del coronavirus al nacionalismo: una tragedia para el clima

    La pandemia de COVID-19 no solo amenaza la salud de la gente, sino también la economía y la confianza entre naciones. Cuando salgamos de esta, el mundo será más pobre y estará más dividido, un contexto que no hará más que perjudicar a nuestra urgente lucha contra la emergencia climática y el calentamiento global