.

Jerey Portje

Robótica

Argumentos a favor de probar los coches autónomos en el mundo real

1

El responsable de X, la división de proyectos alocados de Alphabet, Astro Teller, explica que esta tecnología necesita enfrentarse a situaciones lo más reales posibles pero con cuidado. Y afirma que muchas veces se ha puesto delante de vehículos sin conductor de la compañía

  • por James Temple | traducido por Mariana Díaz
  • 12 Abril, 2018

El director del brazo de investigación más misterioso de Alphabet, los laboratorios X, Astro Teller, afirma que la sociedad necesita desarrollar nuevas formas de regular los vehículos autónomos. Y sugiere que la mejor forma de hacerlo es haciendo pruebas de la "inteligencia" de cada sistema específico.

Teller hizo estas declaraciones en una entrevista sobre el escenario de la conferencia EmTech Digital organizada el mes pasado por MIT Technology Review  en EE. UU.. El responsable respondía a la pregunta del editor jefe de la revista, Martin Giles, quien preguntó si las empresas deberían suspender sus pruebas con coches autónomos en las vías públicas tras el accidente mortal que involucró a un Uber autónomo a principios de marzo.

Teller se negó a hablar sobre Uber específicamente. Pero sí afirmó que, de forma intencionada, "muchas veces" se ha puesto delante de vehículos Waymo en movimiento. Con esto, el responsable quiso hacer una sugerencia clara de que confía en que los vehículos desarrollados por su propia división X son más seguros que los demás.

Teller afirmó: "Me siento increíblemente cómodo haciendo eso, porque sé qué pruebas hemos realizado".

De hecho, en respuesta a una pregunta previa de la audiencia, Teller enfatizó que para desarrollar y evaluar sistemas de inteligencia artificial (IA) seguros y predecibles hace falta realizar una enorme cantidad de pruebas, tanto reales como virtuales (ver Gratis y con sello español: así es CARLA, el simulador de conducción autónoma más completo). Dijo que Waymo ha recorrido más de 4.000 millones de kilómetros en simulaciones que coinciden con las condiciones del mundo real en los últimos 12 meses, mientras que sus vehículos autónomos han recorrido más de ocho millones de kilómetros en carreteras físicas con "conductores muy bien capacitados al volante".

Además, agregó que durante muchos miles de esos kilómetros en el mundo real, la empresa sometió a su sistema a "situaciones patológicas" de forma deliberada con el objetivo de probar los sensores y el software en escenarios impredecibles. Para ello han utilizado a personas disfrazadas como Elmo, escondidas en bolsas y acostadas sobre un monopatín que saltaba saltando repentinamente delante de los vehículos.

"Es necesario hacer pruebas en el mundo físico pero hay que hacerlas con mucho cuidado y simulando las peores situaciones posibles pero en situaciones muy controladas", explico Teller.

El presidente ejecutivo de Waymo, John Krafcik, fue más explícito sobre la seguridad de su sistema frente al de Uber. Bloomberg informa de que durante un discurso en la conferencia de la Asociación Nacional de Concesionarios de Automóviles en Las Vegas (EE. UU.), Krafcik afirmó: "Estamos muy seguros de que nuestra tecnología sería fuerte y podría manejar situaciones como esa".

Robótica

 

La inteligencia artificial y los robots están transofrmando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. El chip que permite a los robots pensar antes de actuar

    Los brazos robóticos industriales no son capaces de evitar cualquier obstáculo en un entorno real, por lo que pueden provocar accidentes. La 'start-up' Realtime Robotics ha desarrollado un chip para que imaginen sus acciones antes de realizar los movimientos con el fin de aumentar la seguridad

  2. Esta IA predice accidentes de la construcción antes de que ocurran

    El sistema ha sido entrenado con imágenes de obras y registros de accidentes. Sus creadores esperan que más empresas del sector cedan sus datos para mejorar la precisión del algoritmo, algo que podría salvar vidas y ahorrar dinero

  3. Eva, el robot 'low cost' y fácil de programar diseñado para las PYME

    Este brazo robótico solo ofrece algunas funciones básicas típicas de las pequeñas y medianas empresas, cuesta poco más de 6.000 euros y cualquiera puede aprender a programarlo en solo 15 minutos. Todo pinta bien pero, ¿logrará buenas ventas en un mercado tan difícil?