.

El prototipo traduce el sonido a distintos patrones de vibraciones que se pueden sentir en la piel

Cadenas de bloques y aplicaciones

Ya puede 'leer' un mensaje corto con el brazo gracias a Facebook

1

La empresa ha publicado un adelanto de su prototipo, un aparato que traduce palabras en distintos patrones de vibración que la gente es capaz de identificar a través del tacto. Eso sí, para que sea realmente útil necesita ser más pequeño, barato y eficaz

  • por Rachel Metz | traducido por Mariana Díaz
  • 23 Abril, 2018

¿Alguna vez fantaseo con la idea "leer" los mensajes que recibe su smartphone a través de la piel? Esto es justo lo que los investigadores de Facebook intentan conseguir con un aparato que traduce las palabras en algo parecido a los toques de la vida real.

El equipo ha creado un prototipo portátil muy parecido a una escayola. Pero está lleno de actuadores que cuando se activan emiten vibraciones en el brazo con patrones que coinciden con ciertos sonidos. En su estudio, los investigadores enseñaron a un grupo de personas identificar el patrón de vibraciones asociado a cuatro fonemas diferentes (los sonidos individuales que componen las palabras en un idioma) en tres minutos. Después de una hora y media de formación, los voluntarios eran capaces de identificar 100 palabras distintas, según el responsable técnico del proyecto, Ali Israr.

La investigación se presentará a finales de este mes en la conferencia anual de Factores Humanos en Sistemas Informáticos (CHI, por sus siglas en inglés), un evento especializado en la interacción humano-máquina que se celebra en Montreal (Canadá).

El proyecto se ha inspirado en el Braille y el Tadoma (un método de comunicación para personas sordas y ciegas, que implica sentir los labios, la cara y la garganta del interlocutor). La idea podría conseguir, por ejemplo, que un smart watch que transmita mensajes específicos mediante vibraciones (en lugar de los sonidos que emiten actualmente). Esto permitiría al usuario saber qué pasa sin interrumpir conversaciones u otras actividades. También podría ayudar a las personas con discapacidades auditivas y visuales a obtener información de una forma más fácil.

Facebook mostró un adelanto del proyecto en su conferencia F8 para desarrolladores, que tuvo lugar hace un año más o menos. En aquel momento, el grupo llevaba seis meses trabajando en el proyecto y la compañía dijo que esperaba que las personas llegaran a ser capaces de distinguir unas 100 palabras (ver Los planes de ciencia ficción de Facebook para teclear con la mente y oír con la piel).

La tecnología parece haber mejorado desde entonces. En un correo electrónico, Israr afirma que en sus últimas pruebas, los voluntarios eran capaces de aprender a identificar 100 palabras con un 90 % de precisión tras 100 minutos de entrenamiento. Y añade que algunas llegaron a aprender hasta 500 palabras después de otros 100 minutos.

Este vídeo da una idea de cómo funciona. El prototipo está conectado a un ordenador que permite al usuario seleccionar diferentes fonemas y palabras de muestra, que luego pueden sentirse como vibraciones en el brazo.

 

 

Los diferentes sonidos se representan en forma de sensaciones diferentes producidas por actuadores distintos colocados en la parte superior e inferior del brazo. Cuando los voluntarios aprendieron a reconocer varias palabras, los investigadores les pusieron a prueba. La pregunta "¿a qué hora es la reunión?" apareció en la pantalla del ordenador y los usuarios tuvieron que escribir la respuesta que recibieron en forma de vibraciones.

La torpeza del prototipo y el largo tiempo de entrenamiento requerido muestran lo lejos que estamos de conseguir una versión para smart watch. Tendría que ser mucho más fácil aprender a usar, más preciso y, por supuesto, tendría que ser mucho más pequeño.

La investigadora del Laboratorio Sensorial Cutáneo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (EE. UU.)  Lynette Jones cree que la investigación de Facebook parece prometedora. Aunque señala que la piel no tiene el mismo poder de procesamiento de la información que otros sensores como los oídos y los ojos. Debido a esto, cree que será un tipo de interacción que la gente solo querrá usar cuando sea muy necesario. Jones matiza: "Nadie quiere estar recibiendo notificaciones constantemente".

El aparato también tendría que ser mucho más rápido para resultar efectivo. Israr afirma que, ahora mismo, además de intentar que el prototipo sea más compacto, el equipo está tratando de acelerar la velocidad de transmisión de palabras al brazo. En la actualidad, está limitado a transmitir entre cuatro y 10 palabras por minuto, una cifra suficiente para un texto breve pero totalmente inútil para un mensaje largo.

Cadenas de bloques y aplicaciones

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Los errores que han hecho fracasar a las 'apps' de rastreo de Francia y Australia

    A pesar de que dos millones de franceses la descargaron, la aplicación para detectar contactos de coronavirus solo emitió 14 alertas en tres semanas. Las dificultades técnicas, el exceso de publicidad y los enfoques centralizados y conservadores han sido los grandes bloqueos de estas aplicaciones

  2. Las críticas obligan a Noruega a retirar su 'app' de rastreo de coronavirus

    Aunque Smittestopp tiene buenas características de privacidad, el organismo de protección de datos del país afirma que la baja tasa de contagios nacionales no justifica su uso. Los responsables del Instituto Noruego de Salud Pública no están de acuerdo y creen que la decisión limitará su capacidad de prevenir nuevos brotes

  3. Twitter intenta que la gente se lea los artículos antes de compartirlos

    Si un usuario va a retuitear un enlace sin haber pinchado en él, recibirá un mensaje animándolo a leerlo primero. La medida, lanzada de forma piloto en inglés y para teléfonos Android, supone un paso más en la cada vez más contundente postura de Twitter contra la viralización del odio y las noticias falsas