.

Cadenas de bloques y aplicaciones

"Algunas ICO se aprovechan de la desesperación de las personas"

1

Para el exespecialista en criptografía del Banco de Inglaterra Robleh Ali, el término 'Oferta Inicial de Moneda' conduce a error de forma deliberada. También advierte sobre las personas que se están intentando lucrarse de forma deshonesta a raíz de la fiebre del 'blockchain' y las criptomonedas

  • por Gideon Lichfield | traducido por Mariana Díaz
  • 22 Mayo, 2018

Decir que las ofertas iniciales de monedas (ICO, por sus siglas en inglés) han "explotado" equivale a usar el término correctamente, casi por primera vez. En 2016, los compradores invirtieron unos 213 millones de euros en ellas. En 2017, esa cifra aumentó a los casi 4.600 millones de euros. Solo en los dos primeros meses de 2018, el valor de estas inversiones ha rozado los 2.500 millones de euros, según CoinDesk.

A pesar de que su nombre ha sido diseñado para que suene como IPO (siglas inglesas para oferta pública inicial, OPI), invertir en una ICO no da acciones de una empresa a cambio, sino fichas (o tokens) de una criptomoneda (ver Las criptomonedas están sustituyendo a las acciones y parece que todos ganan). Por lo general, la idea es que estas fichas permitirán comprar una cantidad (no especificada) de algún producto o servicio (vagamente descrito) que la compañía (tal vez) construirá en algún momento (indeterminado) del futuro (ver Las ofertas iniciales de moneda, bajo el ojo del huracán en 2018).

La avalancha de dinero para las ICO ha enriquecido a sus responsables y a los primeros compradores, ya que el valor de dichas criptomonedas se ha disparado. Sin embargo, esto está alarmando a los reguladores de varios países, que están comenzando a poner freno al mercado en un intento de evitar que los incautos inversores sean desplumados (ver Las próximas ofertas iniciales de moneda tendrán que seguir las reglas).

MIT Technology Review ha hablado con el investigador de la Iniciativa de Monedas Digitales del MIT Media Lab (EE. UU.) Robleh Ali, quien también fue director de investigación de monedas digitales del Banco de Inglaterra (Reino Unido), para intentar averiguar qué consecuencias traerá la locura de las ICO.

¿Cuáles cree que son los principales conceptos erróneos sobre las ICO?

El problema de las ICO es que quieren montar dos caballos al mismo tiempo. El uso de la palabra "moneda" implica que los que se vende sea dinero. La frase "oferta inicial de moneda" evoca deliberadamente a la "oferta pública inicial", en la que una empresa vende acciones al público. Quieren montar el caballo de Bitcoin diciendo: "No somos un valor, es solo dinero"; pero también quieren utilizar el concepto: "Está comprando en una empresa futura que valdrá mucho dinero", algo inherente en la venta de acciones. Uno de los grandes problemas de las ICO es la falta de claridad, y eso es algo que debe corregirse.

¿Por qué cree que estas inversiones, que son increíblemente especulativas, ganaron popularidad tan rápido?

La gente ha oído hablar de personas que invirtieron algunos miles de euros en comprar bitcoins por unos pocos céntimos de euro, y ahora son multimillonarios. Ese es el punto de vista del comprador. Para el proveedor, si consigue redactar un documento técnico, subirlo a internet y crear una dirección de Bitcoin, logrará que la gente le envié millones de euros, y eso es muy tentador. Básicamente puede obtener la salida antes de construir el producto. Es muy atractivo para algunas personas, y una de las cuestiones es el problema de los incentivos: quién se siente atraído por ese tipo de dinero fácil.

Esto no quiere decir que haya que cortar todas las ICO con el mismo patrón. Algunas solo se dirigen a inversores acreditados (alguien con un cierto nivel de ingresos o riqueza), o usan el SAFT (un acuerdo simple para futuros vales, un contrato que intenta mantenerse en el lado derecho de la ley de valores de EE. UU. construyendo algunas salvaguardas para los inversores). Pero otras muchas ICO solo dicen: "Aquí está mi página web, aquí está mi libro blanco, haz que aparezca en el intercambio, y listo". A finales de 2017, se vio que el precio de muchos tokens se había multiplicado hasta en 100 veces, y eso es lo que atrae a la gente.

Muchos de estos libros blancos engañan a las personas; muy poca gente es gente capaz de entenderlos y distinguir qué afirmaciones técnicas son válidas y cuáles no lo son. Todos los demás confían en otras personas o señales en el mercado para que les cuenten lo que es cierto y lo que no. Y si usted ve que los precios suben, es fácil quedarse atrapado.

Como ha mencionado, algunas ICO se están limitando a los inversores acreditados. Un inversor acreditado, casi por definición, es alguien que puede darse el lujo de perder dinero. Así que, ¿cuál es el riesgo real?

Si entra con los ojos abiertos y dice: "Sé que podría perder todo mi dinero y es dinero que puedo permitirme perder", entonces no hay ningún problema. Pero a menudo, las ICO no están limitadas a inversores acreditados, y muchas personas están lanzando ICO como si le dijeran al público: "Ganará 100 veces más de lo que invirtió y esto no puede bajar". Hay personas que no pueden permitirse perder dinero y aun así lo están invirtiendo en estas cosas y perdiéndolo. Son personas en situaciones desesperadas que piensan: "Esto es lo que puede sacarme de esta mala racha". Hay ICO que se aprovechan de la desesperación de las personas.

También es importante que quienes deseen conseguir inversiones de esta manera sepan que se les asociará con un gran grupo de gente que está contaminando todo el ecosistema. Si el público cree que todo esto no es más que un montón de fraudes, las consecuencias son negativas para todos los que trabajan con criptomonedas.

¿Hay algún caso en el que las ICO puedan ser una gran solución para algo que antes no era posible?

Existe el argumento de que a las empresas más pequeñas les resultaría más fácil emitir acciones o bonos. Históricamente había bolsas de valores regionales en todo Estados Unidos, y sería bueno recuperar ese concepto. En lugar de poner todo su dinero en un rastreador de S&P 500, podría ponerlo en un fondo de empresas locales. Si los tokens son justos y ayudan a revitalizar los negocios locales, eso podría ser algo bueno.

Sin embargo, eso no es solo un problema tecnológico, se trata de cómo reformar la regulación de los inversores acreditados. En realidad es una IPO. Algún día, los tokens podrían representar acciones, las cuales podrían venderse más fácilmente, y esta tecnología, con suerte, tendría un papel en esto. Pero eso es algo muy diferente a las ICO.

¿Qué debería suceder para que las ICO no solo beneficien a un puñado de inversores ricos?

Si esta forma de emitir acciones se limita a compañías de tecnología de muy alto crecimiento, entonces no es más que una forma diferente de hacer lo mismo. Si quiere tener una base más amplia, deben ser más accesibles a los negocios locales, barberos, carniceros, panaderos o lo que sea. Estas pequeñas empresas independientes deben poder acceder, y sus clientes, las personas de la zona, deben poder comprar acciones. Se acepta que su pizzería local no se va a convertir en una gran cadena, pero sigue siendo un buen negocio en el que invertir.

El problema es que ahora todos están buscando el próximo Google. Si logramos involucrar a más empresas en las que invertir para respaldar su negocio local, y se busca un crecimiento constante pero con el que no espere ganar 10 veces más o 100 veces más, eso es lo que hace falta para que esta tecnología sea mucho más útil para una población más amplia.

En teoría, ¿no podría un barbero local, lo suficientemente experto en tecnología, lanzar su propia ICO?

No creo que pueda. Volvemos al problema, "¿cuál es la moneda?". Esta es la razón por la cual la frase "oferta inicial de moneda" es incorrecta. Si el barbero hubiera tokenizado las acciones de su negocio y las vendiera; y si las regulaciones sobre quién puede ofrecer las acciones al público y qué tipo de acreditación necesita para comprarlas hubieran sido reformadas para que pueda hacerlo legalmente y a un precio relativamente bajo; y si sus compradores lo compraran entendiendo que están comprando una acción en su negocio pero que no van a ganar 100 veces más de lo que han invertido, está bien. Pero si el escenario es: "Aquí está mi moneda y voy a conseguir algunos influencers para ir y promocionarla", ese no es un buen resultado.

Todavía estamos debatiendo el concepto de ICO, y debe alejarse de ese escenario. La palabra "moneda" es problemática porque implica dinero. El concepto de una ICO es erróneo casi por defecto, y probablemente necesite cambiar, porque trata de eludir dos cosas diferentes.

¿Cómo le gustaría que se llamara?

Cuando pienso en cómo aplicar esta tecnología en el futuro para hacer un sistema mejor, pienso en las acciones. El término OPI me parece correcto. Pero, ahora mismo, las ofertas públicas iniciales solo son para compañías muy grandes. La pregunta es cómo hacer que las OPI sean más accesibles.

El concepto de vender acciones de una compañía al público está bien. El concepto de utilizar una cadena de bloques (o blockchain) y tokens en lugar de cualquier tipo de base de datos como las que se usan ahora para registrar participaciones, sí, puede hacerlo si lo desea. ¿Será útil en términos de simplificar el back-end y hacerlo más flexible? Sí, esa es una posibilidad. Pero luego hay que pensar en cómo cambiar las regulaciones para acomodar eso. Esto es casi como volver al pasado, a los intercambios locales y al Acuerdo Buttonwood (con el que nació la Bolsa de Nueva York). Ese es el tipo de mundo que creo que deberíamos estar buscando. En el mejor de los casos, toda la locura de las ICO es un catalizador; en el peor, es un concepto deliberadamente engañoso.

Si la gente quiere invertir en ICO, ¿cómo puede saber cuáles están dirigidas por personas que intentan hacer lo correcto?

Si esas ICO usan SAFT, probablemente sea una buena señal. Es una forma de intentar formalizar la ley en torno a las ventas de tokens. Pero si lo usan, entonces sólo se dirigen a  inversores acreditados. Así que si usted es una persona media y no un inversor acreditado, es un movimiento muy arriesgado.

Cadenas de bloques y aplicaciones

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Puzles: la nueva moda de Instagram para luchar contra el estrés

    Cada vez más gente busca una actividad analógica y relajante a la que dedicar su tiempo libre, y la encuentra en los rompecabezas. Esta tendencia no solo se refleja en las etiquetas y foros de las redes sociales, también está creando una industria especializada en modernos modelos y complementos

  2. Por qué la 'app' del coronavirus puede ser más dañina que beneficiosa

    El Gobierno chino ha lanzado una aplicación que evalúa si los usuarios han estado cerca de algún infectado. Aunque el servicio podría reducir los contagios y aumentar nuestro conocimientos sobre la epidemia, también podría aumentar el estigma social de los enfermos y de los falsos positivos

  3. Criptomonedas, la nueva arma para la guerra entre EE. UU. y China

    Si creía que la fiebre por las monedas digitales se había acabado, se equivoca. Este año, la tecnología podría darnos aún más quebraderos de cabeza por la presión de Zuckerberg por lanzar Libra a nivel global y el contrataque del gigante asiático, que podría estar a punto de presentar la suya propia