.

David McNew | Getty Images

Energía

Alphabet podría revolucionar la energía limpia con dinero de Bill Gates

1

Todo parece indicar que la división X del gigante está negociando con el fondo de inversión centrando en innovación energética creado por el multimillonario de los ordenadores. El objetivo sería desarrollar el 'Proyecto Malta', que crearía un almacén de sal fundida a escala comercial

  • por James Temple | traducido por Mariana Díaz
  • 26 Junio, 2018

X, la división de investigaciones arriesgadas de Alphabet, parece estar negociando la posibilidad de llevar a cabo el Proyecto Malta, que consistiría en la creación de una unidad de almacenamiento de energía de sal fundida (ver Las sales fundidas pueden reducir a la mitad el precio del almacenamiento de energía). Esta operación incluiría al fondo de inversión Breakthrough Energy Ventures, creado por Bill Gates y dotado con cerca de 857 millones de euros (ver Se buscan proyectos en energías limpias para darles 1.000 millones de dólares).

No está claro si el acuerdo llegará a cerrarse y, en tal caso, tampoco se sabe cuánto dinero hará falta. Pero el investigador principal responsable del proyecto, el profesor de física de la Universidad de Stanford (EE. UU.) y ganador del Premio Nobel, Robert Laughlin, afirma que el acuerdo estaba incluido en el resumen de una charla que dio en la Universidad de Stanford (EE. UU.) a finales de mayo.

Laughlin afirma que dicho resumen menciona "el proyecto secreto de la división X llamado Proyecto Malta". También señala que una "patente clave" para la tecnología de sal fundida se emitió a principios de abril y añade que "la spin-off asociada al avance de Breakthrough Energy Ventures de Bill Gates ya está en marcha".

Sin embargo, la página fue retirada después de que MIT Technology Review solicitara más información. Laughlin dirigió las preguntas a Breakthrough Energy Ventures, que no respondió antes de que se publicará este artículo. Y un portavoz de X también se negó a comentar el asunto.

Además, resulta que el director de Inversiones de Breakthrough Energy Ventures, Phil Larochelle, ya trabajó con Laughlin en una empresa de almacenamiento térmico, es copropietario de varias de las patentes más importantes de la empresa y trabajó de responsable sénior de programas técnicos en la división X. Pero Larochelle tampoco respondió a las preguntas de MIT Technology Review.

El Proyecto Malta fue desvelado en una publicación en Bloomberg en julio del año pasado. El artículo mencionaba que el equipo estaba "buscando socios para construir y operar un prototipo de tamaño comercial y conectarlo a la red".

El sistema propuesto convierte la electricidad de las turbinas solares y eólicas en energía térmica, es decir, en una fuente de calor que se almacena en tanques gigantes de sales fundidas. Y también almacena frío en depósitos de líquido refrigerante. El enfoque podría aumentar la eficiencia y reducir los costes de cualquier sistema de almacenamiento térmico previo. Para ello, emplea un motor térmico que transfiere "el calor del lado caliente al lado frío para impulsar una turbina mecánicamente". Así lo afirma tanto la patente de abril como una explicación adicional presente en un artículo científico publicado por Laughlin sobre la tecnología.

Los investigadores creen que el enfoque les permitirá almacenar energía durante más tiempo del que permiten las baterías de iones de litio, y a precios competitivos con los de una central hidroeléctrica reversible. A día de hoy, esta es la forma de almacenamiento a gran escala más económica, según Bloomberg.

Encontrar formas de almacenamiento en la red más baratas y mejores es esencial para lidiar con fuentes de energías renovables fluctuantes como la eólica y la solar. Estas fuentes cada vez tienen un mayor peso en el mix de generación de electricidad.

Es precisamente por eso que el almacenamiento en red es una de las cinco áreas de inversión del Breakthrough Energy Ventures, que se lanzó en 2016 para respaldar el desarrollo de tecnologías energéticas de vanguardia necesarias para enfrentar el cambio climático (ver Bill Gates se suma al rescate del clima con dinero y más millonarios). Otros destacados inversores del fondo son John Doerr de Kleiner Perkins, Jack Ma de Alibaba Group y el director ejecutivo de Salesforce, Marc Benioff. Las otras cuatro áreas de inversión del fondo incluyen los combustibles líquidos, las microrredes, los materiales de construcción alternativos y la energía geotérmica.

La semana pasada, Quartz publicó que las dos primeras inversiones del fondo también se han destinado a dos unidades de almacenamiento: Form Energy y Quidnet Energy (ver El fondo de energía de Bill Gates está haciendo sus primeras apuestas en el almacenamiento de la red).

Energía

  1. Geotermia: la primera gran apuesta de Bill Gates por la energía limpia

    El fondo de casi 1.000 millones de euros para investigaciones en este sector creado por el millonario acaba de anunciar los primeros proyectos que recibirán dinero. Y todos están relacionados con esta forma de energía renovable procedente del interior del planeta 

  2. Una nueva forma de fabricar acero podría limpiar el CO2 de la siderurgia

    La técnica de Boston Metal podría acabar con las emisiones de una de las industrias más contaminantes del mundo. Pero si que funciona a precio asequible y escala industrial, aún tendrá que convencer a los dinosaurios del sector para que cambien su proceso de producción

  3. El día que la energía eólica fue acusada de aumentar el calentamiento

    Un estudio de la Universidad Harvard afirma que, a corto plazo y escala local, aumentar los parques eólicos altera parámetros que provocan un aumento de la temperatura de la superficie. La polémica no se ha hecho esperar y el artículo ha recibido una lluvia de críticas