.

Robótica

Así es el creador de uno de los robots más inteligentes del mundo

1

Hace años que Derik Pridmore se dio cuenta de que los autómatas podrían tener un gran potencial en los negocios, y su instinto nunca le ha fallado. Tras descubrir la empresa DeepMind, que sería comprada por Google, fundó Osaro desde la que ha creado una de las máquinas más hábiles de la historia

  • por Will Knight | traducido por Mariana Díaz
  • 28 Junio, 2018

El CEO de Osaro, Derik Pridmore, estudió física e informática en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, EE. UU.) antes de unirse a Founders Fund, una firma de capital riesgo. Mientras estuvo allí, Pridmore identificó a DeepMind, una compañía británica de inteligencia artificial (IA), como un candidato ideal en el que invertir, y trabajó con sus fundadores para perfeccionar su campo. Después, DeepMind siguió enseñando a las máquinas a hacer cosas que en ese momento, parecían imposibles. La empresa creó al famoso AlphaGo, el programa que venció al campeón mundial humano del juego de mesa Go.

Cuando Google adquirió DeepMind en 2014, Pridmore decidió que la IA tenía un gran potencial comercial. Así que fundó Osaro con la idea en mente de que la capacidad de recoger objetos sería ideal para los robots. Para los humanos, agarrar elementos concretos de un contenedor o de una cinta transportadora en movimiento es una tarea sencilla, pero requiere mucha inteligencia.

La técnica con la que DeepMind había cosechado sus éxitos, conocida como "aprendizaje profundo reforzado", permiten que las máquinas aprendan a realizar tareas complejas sin depender de ejemplos proporcionados por humanos. En lugar de eso, el algoritmo aprende a base de recompensas positivas que recibe a medida que se acerca a su objetivo, como al obtener una puntuación más alta en un videojuego. Estos pasos hacia el éxito van ajustando la red neuronal hasta que logra completar la tarea con éxito.

El razonamiento que hace esto posible está enterrado en lo profundo de la red, codificado en la interacción de decenas de millones de neuronas simuladas interconectadas. Pero el comportamiento resultante puede parecer simple e instintivo. Con la práctica suficiente, un brazo puede aprender a recoger cosas de manera eficiente, incluso cuando el objeto está en movimiento, oculto detrás de otro objeto o tiene una forma un poco diferente de lo esperado. Osaro utiliza el aprendizaje reforzado, junto con varias otras técnicas de aprendizaje automático, para hacer que los robots industriales sean mucho más inteligentes.

*Para saber más consulte este reportaje: El alzamiento de los robots por fin ha llegado, gracias a la IA

Robótica

 

La inteligencia artificial y los robots están transofrmando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. Eva, el robot 'low cost' y fácil de programar diseñado para las PYME

    Este brazo robótico solo ofrece algunas funciones básicas típicas de las pequeñas y medianas empresas, cuesta poco más de 6.000 euros y cualquiera puede aprender a programarlo en solo 15 minutos. Todo pinta bien pero, ¿logrará buenas ventas en un mercado tan difícil?

  2. Facebook crea una IA que habla igual que Bill Gates (y que cualquiera)

    A pesar de los enormes avances en inteligencia artificial, las máquinas parlantes hablan fatal. Esto se debe al tipo de información de entrenamiento que utilizan. Para solucionarlo, un equipo ha usado los espectrogramas para crear una inteligencia artificial capaz de copiar cualquier voz

  3. Este espejo flexible podría ser clave para encontrar vida extraterrestre

    El MIT está a punto de lanzar al espacio un CubeSat equipado con un pequeño espejo que se autorregula en  función de las condiciones ambientales. Si funciona correctamente, futuras versiones podrían rastrear los síntomas de vida en exoplanetas de forma mucho más sencilla