.

Benjamin Svobodny | Pexels

Biomedicina

Gatos hipoalergénicos: un sueño posible pero poco probable

1

La ciencia lleva años buscando sin éxito la forma de producir felinos hipoalergénicos. Ahora, dos empresas van a intentarlo con edición genética pero ambas son conscientes de lo complicado del asunto. Editar el ADN es fácil, lo difícil es producir ejemplares reales 

  • por Kate Sheridan | traducido por Mariana Díaz
  • 24 Julio, 2018

Dos compañías estadounidenses planean utilizar la edición genética para modificar el ADN de los gatos para evitar que causen alergias. Indoor Biotechnologies, en Virginia, y Felix Pets, en las afueras de Denver, (ambas en EE. UU.), afirman que han presentado sendas patentes al respecto y que ya han empezado los primeros experimentos.

Pero probablemente, estos anuncios no hayan hecho saltar de alegría a los alérgicos al pelo felino. Ambos esfuerzos son bastante limitados, y los amantes de los gatos ya se han llevado decepciones en el pasado.

En 2009, Allerca acaparó titulares cuando prometió usar test genéticos para producir gatitos que no causaran alergias. Pero según los informes, el precio por cachorro estaba entre los casi 3.500 euros y los 6.000 euros. Además, parece que las promesas de Allerca resultaron falsas. En 2013, una investigación de la ABC descubrió que un gatito con el que Allerca intentaba seducir a los periodistas no era más que un felino normal y corriente de un criador local de mascotas (Allerca no ha respondido a las solicitud de entrevista para este artículo).

La modificación genética sigue siendo una solución atractiva para el problema de las alergias. Sobre todo si se tiene en cuenta que los tratamientos actuales contra la alergia tienen bastantes defectos. La inmunoterapia hiposensibilizante suele ofrecer resultados irregulares, y los ensayos clínicos para desarrollar una vacuna no han tenido éxito.

En general, las personas alérgicas a los gatos reaccionan a una sola proteína, conocida como Fel d 1, que probablemente tiene un papel clave en mantener la piel de los gatos sana y también puede interactuar con sus sistemas hormonales. Los gatos machos son los que producen más Fel d 1, seguidos por los castrados, y finalmente las hembras, que son las que menos producen.

El CEO de Indoor Biotechnologies, Martin Chapman, exprofesor de medicina y microbiología de la Universidad de Virginia (EE. UU.), explica que desde que los científicos identificaron la proteína, se han preguntado "qué pasaría si pudiéramos deshacernos de ella".

En teoría, librarse de la Fel d 1 debería ser una tarea sencilla para la edición genética. Chapman afirma que su laboratorio espera usar la herramienta de edición de genética CRISPR para intentar eliminar el gen que produce Fel d 1 de las células de gato.

Sin embargo, alumbrar un gato editado genéticamente sigue siendo complicado, ya que el proceso que podría implicar la clonación y la manipulación de embriones. "Probablemente, la parte más difícil no sea editar los genes sino obtener animales reales", advierte la directora del Instituto de Fitomejoramiento, Genética y Genómica y Horticultora de la Universidad de Georgia (EE. UU.), Peggy Ozias-Akins, que ha trabajado para crear un cacahuete hipoalergénico.

También está la duda de si los gatos sin Fel d 1 podrán crecer sanos. Nadie sabe qué sucede en el organismo de un gato si se elimina el gen.

El fundador de Felix Pets, David Avner, explica que ha estado tratando de crear un gato libre de alergias desde 2004 con un presupuesto reducido. Señala que, aunque a los inversores les gusta la idea, querrían ver un ejemplar real antes de invertir. El responsable concluye: "Todos lo entienden de inmediato, están enamorados de la idea. Quieren ser parte de ella, pero no hasta que no consigamos un ejemplar y garanticemos que está libre de alérgenos, como afirmamos".

Biomedicina

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. El debate de usar CRISPR en embriones: seguridad contra progreso

    'Nature' publica dos críticas a la investigación que empleó edición genética en embriones humanos acompañada de una larga carta del científico que la llevó a cabo. ¿Debemos intentar reparar el ADN de embriones humanos en un laboratorio para evitar enfermedades? La polémica está servida

  2. El 'big data' revela la eficacia y la lógica de la medicina medieval

    Un análisis del 'Lylye of Medicynes', un vademécum manuscrito del siglo XV, revela que los boticarios medievales utilizaban recetas con importantes propiedades antibacterianas. Algunos de sus ingredientes podrían ser rescatados para tratar dolencias de la era moderna

  3. Restos de gamba y tiras de oro reparan y regeneran nervios dañados

    Estos son los componentes de un nuevo andamio biodegradable que asiste a la regeneración del nervio y lo estimula eléctricamente gracias a una antena. Es la primera vez que un solo dispositivo, que ha demostrado ser eficaz y no invasivo, logra ambas cosas al mismo tiempo