.

Tecnología y Sociedad

¿Crecerán los rascacielos al mismo ritmo que la población mundial?

1

Un estudio predice que los rascacielos tendrán un papel fundamental en las ciudades del futuro. Si la estadística desde la década de 1950 se repite, se construirán unos 41.000 hasta 2050 y serán un 50 % más altos que los actuales

  • por Emerging Technology From The Arxiv | traducido por Ana Milutinovic
  • 23 Agosto, 2018

La vida urbana crece a un ritmo asombroso. En 1985, dos mil millones de personas vivían en las ciudades. El número en la actualidad llega a los cuatro mil millones, y en 2050 habrá unos seis mil millones de residentes urbanos.

Las ciudades tendrán que adaptarse. Podrán expandirse horizontalmente para cubrir un área mayor, o crecer verticalmente construyendo más rascacielos. De hecho, así es como muchas metrópolis en lugares como China y Medio Oriente lidiaron con las poblaciones crecientes.

Y eso plantea una cuestión interesante. Si las tendencias en la construcción de rascacielos continúan, ¿qué aspecto tendrán las ciudades en el futuro? ¿Cómo evolucionarán los rascacielos en los próximos 30 años?

 

Recibimos aquí una respuesta gracias al trabajo de Jonathan Auerbach de la Universidad de Columbia en Nueva York (EE. UU.) y Phyllis Wan. Ambos han estudiado los patrones históricos de crecimiento en la construcción de rascacielos y los han utilizado para predecir los futuros modelos de expansión. Sus resultados sugieren que los rascacielos jugarán un papel aún más importante en las ciudades del futuro y en las vidas de los residentes urbanos.

La metodología de Auerbach y Wan resulta sencilla. Comenzaron con una base de datos de rascacielos recopilada por el Consejo de edificios altos y hábitat urbano de Chicago (EE. UU.), que establece estándares de construcción y otorga títulos como "el edificio más alto del mundo". Para esta investigación, Auerbach y Wan tuvieron en cuenta solo los edificios de más de 150 metros de altura. "Hay 3.251 de esos rascacielos en 258 ciudades de todo el mundo".

Los investigadores primero distinguieron los patrones históricos de la altura de los rascacielos y el número de ellos construidos. Resulta que la cifra de los rascacielos construidos cada año ha seguido un modelo sumamente estable. "El total de rascacielos que superan los 150 metros y 40 pisos aumentó un 8 % cada año desde 1950", comentan Auerbach y Wan.

Eso lleva a una predicción clara. Si esta tendencia continúa, se construirán unos 41.000 rascacielos hasta el año 2050. Esto supera drásticamente la tasa que se espera del crecimiento de la población urbana.

Por ejemplo, hoy hay alrededor de 800 rascacielos por cada mil millones de personas en el planeta. "Hasta 2050, las ciudades tendrán 6.800 rascacielos por cada mil millones de personas", afirman Auerbach y Wan.

El registro histórico muestra que los rascacielos también han aumentado en altura con el tiempo. Pero esto sigue un patrón diferente, principalmente porque los edificios más altos resultan más difíciles de rentabilizar. Eso se debe a que es necesario otorgar más espacio a los servicios, como los ascensores, y esto reduce el área utilizable dentro de un edificio.

Sin embargo, Auerbach y Wan prevén que los edificios más altos en 2025 tendrán aproximadamente un 50 % más altura que los de hoy. "La probabilidad de que un nuevo edificio supere al edificio más alto en la actualidad, el Burj Khalifa (828 metros), se estima en casi el 100 %", sostienen los investigadores. "La posibilidad de que un nuevo edificio supere la Torre Jeddah (1.000 metros), prevista para inaugurar en 2020, es del 77 %".

Incluso existe la posibilidad de que se construya un rascacielos de una milla de altura (1.609 metros aproximadamente). Eso fue durante mucho tiempo un sueño de los arquitectos, muchos de los cuales han creado diseños de una milla de altura. El más famoso de ellos es el Illinois (EE. UU.) de Frank Lloyd Wright, ideado en la década de 1950 como un edificio de 1.600 metros de altura con 528 plantas.

Un edificio de este tamaño no se construirá todavía. Pero este análisis sugiere que hay un 9 % de posibilidades de que el edificio más alto del mundo en 2050 tenga una milla de altura.

Representa un trabajo interesante, pero se basa en la suposición de que las tendencias actuales continuarán durante los próximos 30 años.

Existen distintas razones por las que eso podría no suceder. Por un lado, las inestabilidades sociales causadas por el cambio climático, las enfermedades o las guerras podrían cambiar drásticamente las perspectivas económicas del planeta y reducir la inversión en edificios altos. En ese caso, sus números se convertirían en significativamente más bajos.

Por otro lado, los avances tecnológicos contribuirán a que la construcción de edificios altos sea más barata y más fácil. En ese caso, las cifras serían significativamente más elevadas.

De una forma u otra, la vida urbana se prepara para un aspecto muy diferente, con implicaciones importantes para los planificadores urbanos, los responsables políticos y el público en general.

Ref: arxiv.org/abs/1808.01514: An Extreme Value Analysis of the Urban Skyline.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. El duro viaje para volver a la clase media desde la pobreza

    Lori Teresa Yearwood se culpaba y se odiaba por acabar sin hogar después de haber sido periodista y dueña de una finca de caballos. Pero gracias a la ayuda que encontró en los lugares más insospechados, a su tesón y a su capacidad para perdonarse y aceptarse a sí misma, las cosas le vuelven a ir bien

  2. Señales para recobrar la fe en la tecnología para mejorar el mundo

    Han pasado 20 años desde nuestra primera lista de 10 Tecnologías Emergentes. ¿Qué ha pasado desde entonces? La evolución económica y social de las últimas dos décadas puede devolvernos la esperanza en la innovación para mejorar el mundo, pero, para que cumpla su promesa, también hace falta voluntad política y financiación

  3. Lo que aprendí sobre el progreso tras tener un bebé en plena pandemia

    Como la mayoría de los 'millenials', retrasé la llegada de mi primer hijo a la espera del momento perfecto, sin saber que el coronavirus venía para romper aún más la promesa capitalista que dice que si los miembros de una generación trabajan duro podrán dar a sus hijos una vida mejor que la suya