.

Energía

Las claves para construir centrales nucleares asequibles

1

Aunque la energía nuclear se presenta como una candidata interesante para ayudar a conseguir la descarbonización, la construcción de plantas nucleares es muy costosa y requiere una altísima inversión inicial. Repetir modelos que ya han funcionado parece ser la solución a estas trabas

  • por James Temple | traducido por Ana Milutinovic
  • 17 Septiembre, 2018

La energía nuclear podría ser la clave para hacer limpio el sector de la electricidad, ya que es libre de carbono y ofrece una potencia constante todo el tiempo. Pero casi nadie quiere construir reactores hoy en día.

"El problema fundamental es el coste", destaca un nuevo informe de la Iniciativa de Energía del Instituto Tecnológico de Massachusetts (EE. UU.) que evalúa el futuro de la energía nuclear. Mientras que la energía solar y otras fuentes de energía son cada vez más baratas, señala, "las nuevas centrales nucleares se han vuelto más costosas".

El precio medio de energía a lo largo de la vida útil de las centrales nucleares puede ser de más del doble que el de las instalaciones de gas natural de ciclo combinado, y el de las granjas eólicas o solares. Esto, más enormes fiascos como el de Vogtle y el proyecto V.C. Summer en el sur de Estados Unidos, donde los precios altos y las demoras llevaron al negocio nuclear de Toshiba a la bancarrota, indican que pocas compañías e inversores tienen ganas de meterse en el negocio de la construcción de centrales nucleares actualmente (ver El desequilibrio de la energía nuclear: muerte en EE. UU. y renacimiento en Asia).

El principal problema es el altísimo coste inicial de la construcción de la central, que puede representar más del 80 % del coste de la energía nuclear.

Los autores del MIT exploran una variedad de formas para reducir estas cantidades, pero sugieren una estrategia simple con la que podría lograrse mucho: adoptar las prácticas de gestión de proyectos ya comprobadas, incluyendo los diseños completados antes de comenzar la construcción, una cadena de suministro fiable, el nombramiento de un solo gerente de contrato y la creación de una plantilla cualificada con experiencia en diseño de reactor particular.

Ese último punto podría ser crucial, ya que la primera fábrica de cualquier tipo generalmente cuesta un 30 % más que las posteriores, señala el informe. Actualmente, puede oscilar de 10 a 15 mil millones de dólares (de 8,6 hasta casi 12 mil millones de euros), y se puede tardar entre 20 y 30 años para construir una nueva tecnología de reactor.

Las centrales más rentables han incluido múltiples reactores del mismo diseño en un solo lugar, confiando en los mismos trabajadores y proveedores, agregan los autores.

Pero, por supuesto, existe un problema con esa solución. Según todos los informes, será increíblemente difícil acumular la experiencia necesaria con cualquier diseño en un momento en el que pocos reactores están avanzando, particularmente en Estados Unidos y Europa, y pocos inversores tienen ganas de emitir la millonaria factura.

De hecho, un grupo de prominentes científicos e ingenieros, incluido M. Granger Morgan, que estudia política energética en Carnegie Mellon (EE. UU.), publicó recientemente un informe extremadamente preocupante en Actas de la Academia Nacional de Ciencias sobre las perspectivas de la energía nuclear.

Al señalar los desafíos planteados por el gas natural de bajo coste, la oposición pública, los excesos de gastos en los recientes proyectos y el lento desarrollo de las tecnologías avanzadas, los autores del documento concluyeron: "Excluyendo la posibilidad de algunos drásticos cambios en la política, es muy poco probable que la energía nuclear sea capaz de contribuir a la descarbonización en Estados Unidos, y mucho menos proporcionar una nueva porción libre de carbono en la crítica escala de tiempo de las próximas décadas. Con la excepción de algunas otras naciones, incluida China, lo mismo se podría aplicar en el resto del mundo".

Energía

  1. Entrenar una sola IA emite tanto CO2 como cinco coches en su vida útil

    Un análisis del proceso de creación de varios sistemas de procesamiento del lenguaje natural revela que el aprendizaje profundo genera una terrible huella de carbono. Además del problema medioambiental, este enorme coste energético limita a los investigadores públicos sin acceso a tantos recursos

  2. "Dudo que los republicanos admitan que mintieron con el cambio climático"

    El director ejecutivo de ClearPath, Rich Powellero, afirma que ningún miembro del Congreso de EE. UU. niega la crisis climática provocada por el hombre. Ahora que todo el mundo es consciente, el responsable apuesta por invertir en I+D para que la energía renovable resulte barata y competitiva de verdad

  3. Cómo prepararse para acoger a millones de refugiados del cambio climático

    Hasta 143 millones de personas de África subsahariana, Asia meridional y América Latina podrían verse obligadas a migrar por el calentamiento global para 2050. Para poder asumir bien estos desplazamientos resulta imprescindible mejorar los modelos que predicen cuántos serán exactamente y dónde irán