.

Benedikt Luft

Computación

Testamento digital: seis medidas para dejar en herencia sus datos

1

Los familiares de un fallecido pueden tener problemas para conseguir su legado digital. Asegurarse de que alguien de confianza puede acceder a sus cuentas o revisar las políticas de datos en las redes sociales son algunas de las precauciones que usted puede tomar antes de morir para ponérselo fácil a sus allegados

  • por Simson Garfinkel | traducido por Ana Milutinovic
  • 15 Noviembre, 2018

¿Qué pasaría con su patrimonio digital si usted falleciera de repente antes de terminar de leer este párrafo? ¿Podrían encontrar sus supervivientes lo que dejó?

Desgraciadamente, para muchas personas esta no es una situación hipotética: el problema aparece en su totalidad cuando ocurre una tragedia.  Y lo que es peor, según una encuesta de Gallup de 2016, más de la mitad de los estadounidenses no tienen un testamento, y mucho menos uno actualizado. Por ello, la mayoría de los supervivientes carecen de una hoja de ruta sobre los activos (físicos y digitales) del fallecido o incluso, en algunos casos, no tienen la autoridad legal para tomar acciones.

Afortunadamente, hay muchas cosas que puede hacer ahora, sin abogados, para facilitar las cosas a sus allegados.

Cree una puerta trasera

Hace quince años, si usted hubiera muerto y su pariente más cercano hubiera heredado su portátil, esa persona hubiera tenido un acceso casi garantizado a sus datos. Luego, en 2003, Apple introdujo el cifrado de disco completo, diseñado para proteger los datos de un posible ladrón, pero también para mantenerlos fuera del alcance de los supervivientes. Las criptomonedas plantean un problema similar: si nadie tiene acceso a su cartera digital no se pierde ningún valor, ya que no existe ningún control central de Bitcoin para reclamarlo.

Actualmente existe un debate sobre si las empresas de tecnología deberían habilitar puertas traseras en su tecnología criptográfica para que las autoridades puedan acceder a los datos de los dispositivos que incautan durante una investigación. Además de eso, es fácil crear usted mismo una puerta trasera del cifrado: simplemente escriba en un papel la contraseña maestra de su disco duro, coloque el papel en un sobre y ciérrelo. Haga lo mismo con su cartera de Bitcoin. Asegúrese de que esté bien escondido, pero en un lugar conocido por sus seres queridos.

Inscríbase en el Administrador de cuentas inactivas

Si tiene una cuenta de Gmail, use el Administrador de cuentas inactivas para especificar una dirección de correo electrónico a la que se enviará una notificación automática tres meses después de la falta de actividad en su cuenta de Google. Google define la "actividad" en términos generales: si entra en Gmail, si inicia sesión en una página web de Google o realiza una búsqueda con el navegador Chrome instalado en su cuenta, Google asumirá que usted no está muerto. Pero cuando su latido digital se detiene, este modelo garantiza que alguien de su confianza pueda acceder a su cuenta de Gmail, Google Photos y otros datos.

Descargue sus informes médicos

Se supone que nuestro médico debe conservar las copias de los resultados de nuestras pruebas y otros informes, pero es buena idea conservar nuestra propia copia. Por ejemplo, en Estados Unidos, algunos proveedores de atención médica participan en la iniciativa del Gobierno Blue Button Connector que permite descargar archivos en PDF y en un formato especial para otros proveedores de atención médica si el paciente desea facilitárselos.

Mi padre, que ya es mayor, guarda una copia de sus informes en una memoria USB que lleva consigo en todo momento. Es útil cuando ve a un especialista que podría no tener acceso al programa informático de su proveedor de atención primaria. Es cierto que existe el riesgo de que el USB caiga en manos equivocadas, pero ha decidido que el riesgo de que los profesionales médicos no tengan acceso a sus informes es aún mayor.

Utilice un gestor de contraseñas

Antes era sencillo identificar las cuentas de los fallecidos esperando que lleguen por correo postal los extractos bancarios y las declaraciones de impuestos. Actualmente, cada vez más personas realizan sus operaciones bancarias online (dos tercios de los estadounidenses según una encuesta de 2017 realizada por la American Bankers Association) y muchos clientes ya no reciben estados de cuenta en papel. Esto aumenta bastante la posibilidad de que nuestras cuentas bancarias o nuestras cuentas de planes de pensiones se declaren "abandonadas" después de nuestra muerte.

Para evitar ese problema, use un gestor de contraseñas como 1Password o LastPass. Asegúrese de que su cónyuge, abogado, hijos, padres o alguien tenga alguna forma de acceder a sus cuentas de diferentes servicios (para que puedan, por ejemplo, guardar las mejores fotos o eliminar fácilmente sus cuentas después de que usted se haya ido).

Una forma en la que las parejas pueden acceder a las cuentas de la otra persona es simplemente compartiendo sus contraseñas. Esto se está haciendo cada más difícil a medida que las páginas web implementan la autenticación de dos factores, pero aún es posible registrar múltiples segundos factores (como en FIDO Universal 2nd Factor) y dar uno de ellos a la pareja.

Considere las complicaciones de las redes sociales

Si es un ávido usuario de Facebook o Twitter, tómese un tiempo para leer sus política de datos después de fallecer. Puede que no le guste lo que encuentre.

Cuando se notifica a Facebook que uno de sus usuarios ha quedado incapacitado o ha fallecido, la compañía permite que las personas autorizadas soliciten que la cuenta del usuario se convierta en conmemorativa o se elimine. Hay que destacar que las cuentas conmemorativas pueden ser administradas por un contacto de heredado que debe ser especificado de antemano.

Sin embargo, esa persona no puede iniciar sesión en la cuenta de Facebook, eliminar o cambiar publicaciones anteriores ni leer mensajes privados. En este sentido, un caso famoso fue el de los padres de una niña alemana de 15 años que murió después de ser atropellada por el metro: no lograron obligar a Facebook a darles acceso a la cuenta de la niña para que ellos, sus propios padres, pudieran determinar si ella había experimentado ciberacoso o depresión o si su muerte realmente fue un trágico accidente.

La política de Twitter es similar: después del fallecimiento, un miembro de la familia puede ponerse en contacto con la empresa y solicitar que se elimine la cuenta del fallecido, de acuerdo con una página de ayuda en su página web. Si se solicita, Twitter también eliminará imágenes o mensajes específicos enviados justo antes o después de la muerte. Pero Twitter no dará acceso a los mensajes privados de un usuario fallecido a los miembros de su familia.

Por lo tanto, si está almacenando algo en Facebook y le gustaría que la gente tenga acceso a ello cuando usted ya no esté, debe descargar esa información con regularidad y guardarla en un lugar al sus seres queridos puedan acceder, por ejemplo, Google Drive.

Tenga cuidado con lo que desea

Comenté la mayoría de estos consejos hace unos meses en un seminario de formación sobre ciberseguridad y casi todos en la sala pensaron que estaba loco. Las personas que estaban allí, mayoritariamente hombres, dijeron que nunca compartirían sus contraseñas con sus cónyuges.

Y tal vez tienen razón. Los familiares deben tener cuidado al tomar medidas extraordinarias para abrir estas cifradas criptas digitales, advierte el profesor asociado de ciencias de la computación en la Universidad de New Haven (EE.UU.) y experto en análisis forense digital, Ibrahim Baggili. "Una persona que conocí murió. Su esposa logró al final entrar en sus correos electrónicos y en su iPad y encontró todo tipo de cosas sobre él que ella no quería saber", explicó Baggili. "Ella lo amaba de verdad, y con eso cambió toda la opinión que tenía sobre él".

Simson Garfinkel escribe sobre temas de ciencias, vive en Arlington (Virginia, Estados Unidos) y es coautor de The Computer Book: From the Abacus to Artificial Intelligence, 250 Milestones in the History of Computer Science, publicada en noviembre por Sterling Milestones.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Seis razones por las que Huawei podría amenazar la seguridad mundial

    La detención en Canadá de la directora financiera de Huawei a petición de EE. UU. es el último episodio de los continuos temores a que el gigante tecnológico chino suponga un peligro para la seguridad. La posibilidad de que el país asiático instale puertas traseras en los equipos es una de las mayores preocupaciones

  2. Europa trabaja en un internet cuántico imposible de hackear

    El piloto espera estar listo en 2020 y conectará varias ciudades de los Países Bajos mediante una red para compartir datos a prueba de hackers. Pero aunque la teoría tiene sentido, todavía quedan muchos retos por delante y China también va muy deprisa en la carrera del internet cuántico

  3. Cómo Amazon colabora con la dura política migratoria de EE. UU.

    Una investigación ha revelado que el gigante proporciona infraestructura tecnológica al sistema de deportación del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense. Otras agencias gubernamentales también hacen uso de la nube de Amazon pese a las críticas crecientes de algunos empleados