.

Biomedicina

El padre de CRISPR pide una moratoria por el polémico experimento chino

1

Feng Zhang, quien demostró que la herramienta podía usarse para editar el ADN de células humanas y, en consecuencia, de los embriones, lanza un comunicado en el que afirma que, dado el estado actual de la tecnología, los riesgos de este tipo de investigaciones superan todavía a sus posibles beneficios

  • por Antonio Regalado | traducido por Ana Milutinovic
  • 29 Noviembre, 2018

El investigador del Instituto Broad del MIT y la Universidad de Harvard (EE.UU.) Feng Zhang, cuyo trabajo en la invención de la técnica de edición genética CRISPR ha sido clave, acaba de pedir una moratoria global sobre el uso de esta tecnología para crear bebés con genomas editados genéticamente.

La petición de Zhang llega en medio de la noticia del polémico experimento en el que el investigador chino He Jiankui afirma haber creado a unas gemelas con genes modificados  para hacerlas resistentes al VIH (ver Todo lo que se sabe sobre los bebés chinos editados con CRISPR). En un comunicado proporcionado a MIT Technology Review, Zhang afirma: "Dado el estado actual de la tecnología, estoy a favor de una moratoria para la implantación de embriones editados".

Según la información disponible, parece que el equipo chino editó el genoma de embriones humanos para eliminar un gen llamado CCR5. Los investigadores afirmaban que la supresión de este gen lograría que los niños fueran resistentes al VIH. El estudio se llevó a cabo en secreto. Ahora que ha salido a la luz, las críticas no se han hecho esperar y una gran cantidad de expertos está cuestionando si el experimento era seguro o incluso necesario

Zhang opina que los riesgos del experimento superan a los potenciales beneficios y afirma que el hecho de que el proyecto chino se haya llevado en secreto le "preocupa profundamente". Antes de esta polémica, algunas instituciones académicas, incluida la Academia Nacional de las Ciencias de EE. UU., habían expresado que los niños modificados genéticamente solo deberían ser creados bajo estrictas condiciones de seguridad y supervisión (ver El científico de los bebés CRISPR usó un informe de EEUU para justificarse).

En 2013, Zhang fue el primer investigador que demostró que la herramienta CRISPR podía ser usada para editar el ADN de células humanas, un avance que abrió sus aplicaciones a la edición genética en embriones (ver CRISPR, el mayor invento biotecnológico del siglo, ya tiene dueño). A continuación, ofrecemos su comunicado íntegro sobre la moratoria:

Aunque reconozco la amenaza global que representa el VIH, en esta etapa, los riesgos de la edición genética de embriones para eliminar el 'CCR5' parecen superar los posibles beneficios, sin mencionar que el hecho de eliminar el 'CCR5' probablemente aumentará la vulnerabilidad de esa persona al virus del Nilo Occidental. Y lo que es igual de importante, ya existen métodos comunes y altamente efectivos para prevenir la transmisión del VIH de un padre a su futuro hijo.

Dado el estado actual de la tecnología, estoy a favor de una moratoria en la implantación de embriones editados, que parece ser justamente el objetivo del experimento con el gen 'CCR5', hasta que no hayamos elaborado un conjunto de normas de seguridad bien pensado.

Esto no solo me parece muy arriesgado, también me preocupa profundamente la falta de transparencia que envuelve este ensayo. Todos los avances médicos, ya sea la edición genética o cualquier otra cosa, y especialmente aquellos que afectan a las poblaciones vulnerables, deben ser probados con cautela y cuidado, se deben comentar abiertamente con los pacientes, médicos, científicos y otros miembros de la comunidad, e implementarse de manera justa.

En 2015, la comunidad internacional de investigadores dijo que sería irresponsable proceder con cualquier edición de la línea germinal sin "un amplio consenso social sobre la idoneidad del uso propuesta". (Esa fue precisamente la conclusión del consenso alcanzado durante la Cumbre Internacional sobre la Edición del Genoma Humano de 2015).

Espero que la próxima cumbre sirva como foro para conversaciones más profundas sobre las implicaciones de esta noticia y proporcione orientación sobre cómo nosotros, como sociedad global, podemos obtener el mejor beneficio de la edición genética.

Biomedicina

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. Se buscan rarezas genéticas para crear nuevos fármacos

    Hay personas con errores genéticos que, sin embargo, no han tenido problemas de salud graves. La 'start-up' Maze Therapeutics pretende buscar esas excepciones en los biobancos para desarrollar nuevos medicamentos, un enfoque utilizado previamente en una terapia para la atrofia muscular espinal

  2. La extraña relación entre un péndulo de oficina, la fotosíntesis y el olfato

    Una versión cuántica del péndulo de Newton hecha con fotones revela que, a esta escala, la transmisión de energía funciona diferente ante el ruido. Cuando se introduce, la energía se transfiere de forma más eficaz, un fenómeno que ya se había detectado en la fotosíntesis y la captación de olores

  3. Una báscula predice mejor la diabetes que el nuevo test de 23andMe

    Varios expertos critican que la nueva prueba genética de la compañía para predecir el riesgo de padecer diabetes tipo 2 no resulta más útil que el propio peso del usuario. Además, disponer de la información no motiva un cambio de estilo de vida, por lo que los 175 euros que cuesta no servirían para nada