.

Justin Sullivan | Getty

Cambio Climático

El mayor coste del cambio climático: trabajadores menos productivos

1

A mayor temperatura peor desempeño laboral. La pérdida de rendimiento asociada al calentamiento global podría ascender a 195.000 millones de euros para 2090 solo en EE. UU. Se trata de la peor pérdida económica asociada al aumento de las temperaturas

  • por James Temple | traducido por Ana Milutinovic
  • 29 Marzo, 2019

Si una mayor temperatura reduce la productividad laboral, ¿cuánto costará esta pérdida de rendimiento a medida que avance el cambio climático? Según la Evaluación Nacional del Clima publicada recientemente por el Programa de Investigación sobre Cambio Global de Estados Unidos, estos costes podrían rondar los 195.000 millones de euros anuales para 2090. Esto la convierte en uno de los perjuicios económicos más caros de todos los efectos secundarios asociados al aumento de las temperaturas.

A medida que el calor aumenta, la producción de los trabajadores disminuye y el rendimiento cognitivo decae dramáticamente alrededor de los 28 °C, alerta el economista especializado en el clima de la Universidad de California en Berkeley (EE.UU.) Reed Walker.

Los científicos saben desde hace mucho tiempo que las temperaturas extremas pueden reducir la productividad y la capacidad adquisitiva, así como estimular la desigualdad, incitar a la violencia y aumentar el número de suicidios y fallecimientos. Pero este estudio se ha centrado en el coste total de la pérdida de productividad en EE. UU. en función de los aumentos de temperatura previstos para las próximas décadas, detalla el director de investigación del Centro Pardee de Futuros Internacionales de la Universidad de Denver (EE.UU.) y uno de los coautores del informe, Brian O'Neill.

Para compensar las temperaturas sofocantes, los trabajadores pueden cambiar sus horarios, ubicaciones, niveles y tipos de tareas, una serie de alteraciones que pueden afectar a su rendimiento y su salario.

El efecto es particularmente pronunciado para los trabajos manuales al aire libre como la agricultura y la construcción, pero se replica incluso en fábricas u oficinas con aire acondicionado, destaca Walker. En Estados Unidos, la producción de las fábricas automotrices cae un 8 % durante las semanas con seis o más días por encima de los 32° C, según un estudio de 2012.

Hay varias estrategias que las empresas pueden llevar a cabo para intentar minimizar los efectos, como instalar aire acondicionado, cambiar el horario de trabajo y llevar una gran parte del trabajo al aire libre al interior. Ninguna de estas estrategias está incluida en la estimación de los efectos económicos, dice O'Neill. Pero la mayoría de ellas suponen gastos extra que muchas empresas no pueden permitirse o desean evitar.

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero podría limitar el impacto económico sobre la productividad laboral hasta en un 60 %, según la evaluación nacional.

Cambio Climático

  1. El tímido fondo de inversión de Amazon para reducir sus propias emisiones

    La creciente presión pública a la que está sometido el gigante le ha obligado a destinar 2.000 millones de dólares para financiar proyectos que le ayuden a volverse neutro en carbono para 2040. Aunque es una buena noticia, es poco dinero en comparación con el que tiene y la medida es una copia de la de Microsoft

  2. "La descarbonización debe ser clave en la recuperación económica tras la COVID-19"

    Para la cocreadora del 'Green New Deal' Rhiana Gunn-Wright, los sucesos de 2020 son un adelanto de lo que la emergencia climática nos depara y subrayan la urgencia de que los distintos movimientos sociales por el clima, la justicia social y la equidad se unan para exigir cambios estructurales desde una perspectiva ambiental

  3. El impulso del coronavirus al nacionalismo: una tragedia para el clima

    La pandemia de COVID-19 no solo amenaza la salud de la gente, sino también la economía y la confianza entre naciones. Cuando salgamos de esta, el mundo será más pobre y estará más dividido, un contexto que no hará más que perjudicar a nuestra urgente lucha contra la emergencia climática y el calentamiento global