.

Justin Sullivan | Getty

Energía

El mayor coste del cambio climático: trabajadores menos productivos

1

A mayor temperatura peor desempeño laboral. La pérdida de rendimiento asociada al calentamiento global podría ascender a 195.000 millones de euros para 2090 solo en EE. UU. Se trata de la peor pérdida económica asociada al aumento de las temperaturas

  • por James Temple | traducido por Ana Milutinovic
  • 29 Marzo, 2019

Si una mayor temperatura reduce la productividad laboral, ¿cuánto costará esta pérdida de rendimiento a medida que avance el cambio climático? Según la Evaluación Nacional del Clima publicada recientemente por el Programa de Investigación sobre Cambio Global de Estados Unidos, estos costes podrían rondar los 195.000 millones de euros anuales para 2090. Esto la convierte en uno de los perjuicios económicos más caros de todos los efectos secundarios asociados al aumento de las temperaturas.

A medida que el calor aumenta, la producción de los trabajadores disminuye y el rendimiento cognitivo decae dramáticamente alrededor de los 28 °C, alerta el economista especializado en el clima de la Universidad de California en Berkeley (EE.UU.) Reed Walker.

Los científicos saben desde hace mucho tiempo que las temperaturas extremas pueden reducir la productividad y la capacidad adquisitiva, así como estimular la desigualdad, incitar a la violencia y aumentar el número de suicidios y fallecimientos. Pero este estudio se ha centrado en el coste total de la pérdida de productividad en EE. UU. en función de los aumentos de temperatura previstos para las próximas décadas, detalla el director de investigación del Centro Pardee de Futuros Internacionales de la Universidad de Denver (EE.UU.) y uno de los coautores del informe, Brian O'Neill.

Para compensar las temperaturas sofocantes, los trabajadores pueden cambiar sus horarios, ubicaciones, niveles y tipos de tareas, una serie de alteraciones que pueden afectar a su rendimiento y su salario.

El efecto es particularmente pronunciado para los trabajos manuales al aire libre como la agricultura y la construcción, pero se replica incluso en fábricas u oficinas con aire acondicionado, destaca Walker. En Estados Unidos, la producción de las fábricas automotrices cae un 8 % durante las semanas con seis o más días por encima de los 32° C, según un estudio de 2012.

Hay varias estrategias que las empresas pueden llevar a cabo para intentar minimizar los efectos, como instalar aire acondicionado, cambiar el horario de trabajo y llevar una gran parte del trabajo al aire libre al interior. Ninguna de estas estrategias está incluida en la estimación de los efectos económicos, dice O'Neill. Pero la mayoría de ellas suponen gastos extra que muchas empresas no pueden permitirse o desean evitar.

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero podría limitar el impacto económico sobre la productividad laboral hasta en un 60 %, según la evaluación nacional.

Energía

  1. La IA aprende a cultivar albahaca para hacer pesto aún más sabroso

    Este proyecto del MIT es un ejemplo de la creciente tendencia que utiliza inteligencia artificial para evolucionar la agricultura en invernaderos. El enfoque consiste en controlar las variables climáticas para maximizar parámetros de las plantas como la resistencia, el sabor y el crecimiento

  2. Borofeno, el nuevo material prodigioso que podría destronar al grafeno

    Sintetizado por primera vez en 2015, este material basado en el boro es más fuerte y más flexible que su antecesor, además de ligero y muy reactivo. A pesar de que es difícil de crear y manejar, químicos, físicos y otros científicos ya están entusiasmados con sus posibles aplicaciones

  3. Las dos razones por las que el mundo sigue sin reducir sus emisiones

    Si la energía renovable es cada vez más barata y más consumida, ¿por qué 2018 cerró con más emisiones de efecto invernadero que el año anterior? Uno de los motivos es el propio cambio climático cada vez más cambiante y la otra, la reducción de la producción de energía nuclear