.

Robótica

Nueve gráficos que demuestran que la IA está en pleno bum

1

El número de investigaciones, el volumen de inversiones, las menciones de los políticos, el rendimiento de la tecnología... se mire donde se mire, la inteligencia artificial no hace más que crecer. Así lo refleja un reciente informe del MIT, Harvard y Stanford sobre el estado actual del campo

  • por Will Knight | traducido por Ana Milutinovic
  • 18 Febrero, 2019

Con todo el bombo que hay actualmente en torno a la inteligencia artificial (IA), puede resultar difícil saber cuál es la situación real. Afortunadamente, reciente un informe (.pdf) publicado por un grupo de investigadores de políticas de IA ha recopilado una serie de datos que ayudan a mostrar el estado real del auge de la tecnología.

Los autores, originarios del MIT y las universidades de Stanford y Harvard (todos en EE.UU.), así como de varias organizaciones sin ánimo de lucro entre las que figura OpenAI, han analizado el número de inversiones, contrataciones, investigaciones y patentes, e incluso las menciones a la IA en reuniones gubernamentales. Estos son algunos datos.

1. La IA se está comercializando a un ritmo vertiginoso

La cantidad de dinero invertido en start-ups de IA es extraordinario. El número de start-ups de IA (arriba) se muestra a la izquierda, en comparación con el total de start-ups a la derecha. La inversión en IA (abajo) se muestra a la izquierda, en comparación con las inversiones totales a la derecha. Estos datos revelan las enormes oportunidades del uso del aprendizaje automático en diferentes industrias, pero también refleja un mercado revuelto y sobrecalentado.

2. Los centros de referencia están China y Estados Unidos, pero también en Europa

El creciente talento en IA de China (ver China despierta al dragón de la inteligencia artificial) y su cada vez mayor rivalidad con EE. UU. han generado muchos avances en el campo. Como muestran los datos, Europa también es un enorme centro de actividad de inteligencia artificial. Y parece que los tres principales centros de poder no han hecho más que empezar a florecer.

3. Todavía hay muchos más hombres que mujeres en el campo

Muchos investigadores han criticado el escaso número de mujeres y minorías raciales en la investigación en inteligencia artificial. El nuevo informe ofrece algunos datos que respaldan estas críticas, demostrando una falta de mujeres entre los candidatos para trabajos relacionados con IA (arriba) y el porcentaje de empleados en puestos de enseñanza de IA (abajo).

4. La tecnología punta está mejorando rápidamente

El informe incluye varias medidas de progreso técnico, incluida la precisión del reconocimiento de objetos en imágenes comparado con la media del rendimiento humano (arriba). También se incluye la precisión de las traducciones automáticas de artículos de noticias, medida con una puntuación asignada por evaluadores humanos (abajo). Esto no significa que el desarrollo de la IA se esté acercando a un nivel humano, sino que muestra cómo se han ido perfeccionando las principales técnicas en los últimos años.

5. La inteligencia artificial es una cuestión política

Las menciones a la inteligencia artificial y el aprendizaje automático en el Congreso de EE. UU. (arriba) y en el Parlamento de Reino Unido (abajo) se han disparado en los últimos años. Esto refleja una creciente conciencia de la importancia económica y estratégica de la tecnología (ver Canadá y Francia quieren convertirse en el faro moral de la IA).

Para obtener más información y localizar los datos en cuestión puede visitar esta página web AI Index site.

Robótica

 

La inteligencia artificial y los robots están transofrmando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. Cómo crear redes neuronales 10 veces más pequeñas e igual de eficaces

    Llevamos años usando modelos enormes con grandes partes que no sirven para nada, lo que dificulta el entrenamiento y aumenta su tiempo y coste. Una investigación revela que es posible reducir su tamaño sin sacrificar su rendimiento para ampliar los usos de la IA a dispositivos como los móviles

  2. Claves para que la IA no se deje engañar con patrones falsos

    Resulta increíblemente fácil manipular a una inteligencia artificial para que clasifique imágenes de forma incorrecta. Para evitarlo, un equipo propone entrenar al sistema para que solo tenga en cuenta los patrones reales que de verdad están vinculados a las imágenes. Sin embargo, no funciona al 100 %

  3. Bee +, el diminuto robot de cuatro alas que vuela casi como un insecto

    Este nuevo autómata supera a cualquier versión anterior en estabilidad y control de la dirección. El avance ha sido posible gracias a la reducción del peso de sus componentes. Pero en comparación con los bichos reales, no es más que un torpe gigante