.

Robótica

Nueve gráficos que demuestran que la IA está en pleno bum

1

El número de investigaciones, el volumen de inversiones, las menciones de los políticos, el rendimiento de la tecnología... se mire donde se mire, la inteligencia artificial no hace más que crecer. Así lo refleja un reciente informe del MIT, Harvard y Stanford sobre el estado actual del campo

  • por Will Knight | traducido por Ana Milutinovic
  • 18 Febrero, 2019

Con todo el bombo que hay actualmente en torno a la inteligencia artificial (IA), puede resultar difícil saber cuál es la situación real. Afortunadamente, reciente un informe (.pdf) publicado por un grupo de investigadores de políticas de IA ha recopilado una serie de datos que ayudan a mostrar el estado real del auge de la tecnología.

Los autores, originarios del MIT y las universidades de Stanford y Harvard (todos en EE.UU.), así como de varias organizaciones sin ánimo de lucro entre las que figura OpenAI, han analizado el número de inversiones, contrataciones, investigaciones y patentes, e incluso las menciones a la IA en reuniones gubernamentales. Estos son algunos datos.

1. La IA se está comercializando a un ritmo vertiginoso

La cantidad de dinero invertido en start-ups de IA es extraordinario. El número de start-ups de IA (arriba) se muestra a la izquierda, en comparación con el total de start-ups a la derecha. La inversión en IA (abajo) se muestra a la izquierda, en comparación con las inversiones totales a la derecha. Estos datos revelan las enormes oportunidades del uso del aprendizaje automático en diferentes industrias, pero también refleja un mercado revuelto y sobrecalentado.

2. Los centros de referencia están China y Estados Unidos, pero también en Europa

El creciente talento en IA de China (ver China despierta al dragón de la inteligencia artificial) y su cada vez mayor rivalidad con EE. UU. han generado muchos avances en el campo. Como muestran los datos, Europa también es un enorme centro de actividad de inteligencia artificial. Y parece que los tres principales centros de poder no han hecho más que empezar a florecer.

3. Todavía hay muchos más hombres que mujeres en el campo

Muchos investigadores han criticado el escaso número de mujeres y minorías raciales en la investigación en inteligencia artificial. El nuevo informe ofrece algunos datos que respaldan estas críticas, demostrando una falta de mujeres entre los candidatos para trabajos relacionados con IA (arriba) y el porcentaje de empleados en puestos de enseñanza de IA (abajo).

4. La tecnología punta está mejorando rápidamente

El informe incluye varias medidas de progreso técnico, incluida la precisión del reconocimiento de objetos en imágenes comparado con la media del rendimiento humano (arriba). También se incluye la precisión de las traducciones automáticas de artículos de noticias, medida con una puntuación asignada por evaluadores humanos (abajo). Esto no significa que el desarrollo de la IA se esté acercando a un nivel humano, sino que muestra cómo se han ido perfeccionando las principales técnicas en los últimos años.

5. La inteligencia artificial es una cuestión política

Las menciones a la inteligencia artificial y el aprendizaje automático en el Congreso de EE. UU. (arriba) y en el Parlamento de Reino Unido (abajo) se han disparado en los últimos años. Esto refleja una creciente conciencia de la importancia económica y estratégica de la tecnología (ver Canadá y Francia quieren convertirse en el faro moral de la IA).

Para obtener más información y localizar los datos en cuestión puede visitar esta página web AI Index site.

Robótica

 

La inteligencia artificial y los robots están transofrmando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. "Los asistentes virtuales son extremadamente estúpidos"

    El investigador del MIT Boris Katz lleva cuatro décadas enseñando a las máquinas habilidades lingüísticas. Aunque está orgulloso en parte de que llevemos asistentes virtuales en los bolsillos, también cree que están muy lejos de ser inteligentes. A su juicio, la IA aún tiene que aprender cómo entendemos el mundo

  2. Google confirma que los algoritmos de recomendación nos encarcelan

    Un equipo de su filial de IA, DeepMind, ha analizado distintas configuraciones de algoritmos para estudiar su influencia en las burbujas de filtros y en las cámaras de eco. Cuanto más personalizadas y precisas son sus recomendaciones para cada usuario, más rápido queda atrapado

  3. "Se piensa que los drones sustituyen a otras infraestructuras"

    Repartir vacunas, analizar la fauna o colaborar en la respuesta tras un desastre natural son funciones que ya están desempeñando los drones en algunos países de África. Pero la investigadora Katherine Chandler, que está estudiando cómo influyen en la sociedad, considera que hay que pensar mejor cómo pueden ser útiles