.

Los representantes de las cinco empresas de la iniciativa Start4big durante la presentación del proyecto

Negocios

Start4big busca tripulantes para innovar la cuarta revolución industrial

1

Esta nueva iniciativa de Aigües de Barcelona, CaixaBank, Naturgy, SEAT y Telefónica aspira a captar 'start-ups' capaces de revolucionar sus distintos sectores y exprimir el potencial de las nuevas tecnologías

  • por Editores de MIT Technology Review en español | traducido por
  • 14 Diciembre, 2018

Aunque después de la tormenta siempre llega la calma, las grandes empresas apuestan cada vez más por aprovechar la fuerza de las olas para innovar y crecer. "Estamos en una tormenta tecnológica perfecta y las corporaciones tenemos que aprovecharla", sentenció la directora de Innovación y Conocimiento de Aigües de Barcelona (España), María Monzó, durante el reciente acto de presentación de Start4big. Esta iniciativa de innovación abierta, digital, multisectorial y de alcance global, es la respuesta de su compañía, junto a CaixaBank, Naturgy, SEAT y Telefónica, para sacar el máximo potencial de la cuarta revolución industrial.

Pero estas cinco grandes empresas no pretenden remar solas. La filosofía de Start4big reside en la colaboración con "start-ups de otros sectores, más ágiles y capaces de aportar valor, frescura y disrupción", añadió el director de Recursos Corporativos de Naturgy, Antoni Peris. Por eso, desde el pasado lunes, la iniciativa ha abierto su primer proceso de recepción de candidaturas para encontrar las mejores propuestas para "fomentar la innovación abierta y evitar la endogamia", apostilló el director general de Telefónica en Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Región de Murcia (todas en España), Kim Faura.

En su viaje a través de la tormenta, Start4big lanzará un total de ocho retos anuales repartidos en dos ediciones, llamadas Olas de Innovación y dirigidas a start-ups en estado de madurez avanzada. Cada una de las olas tendrá una duración de seis meses y constará de cuatro retos: tres multisectoriales, en los que las propuestas de las start-ups deberán estar enfocadas a, como mínimo, dos de los socios de Start4big, y uno transversal, centrado en generar impacto en todas las empresas implicadas. El objetivo de que las propuestas estén relacionadas con varios de los sectores implicados responde a la nueva realidad del mundo. O como lo describió el director ejecutivo de Global Customer Experience de CaixaBank, Jordi Nicolau Aymar: "Antes nos veíamos como sectores estancos, pero la sociedad es la misma para todos, así que dependemos unos de otros".

La clave de Start4big reside en la digitalización y en la capacidad de acercar y mejorar los servicios que cada sector ofrece a sus clientes. Por ello, los retos, que girarán en torno a áreas como la inteligencia artificial, la robótica, la cadena de bloques (blockchain) y el big data, entre otras, siempre tendrá un impacto positivo, no solo para las empresas y sus consumidores, sino a nivel global, es decir, para facilitar la vida diaria de las personas.

Y dado que remar en la misma dirección genera un beneficio mutuo, las start-ups participantes tendrán el privilegio de "desarrollar y ftestear sus prototipos en entornos reales de la mano de cinco empresas internacionales", detalló el director general de Comunicación y Relaciones Institucionales de SEAT, Christian Stein. La suma de estos cinco gigantes les da presencia en más de 80 países y genera acceso a más de 380 millones de personas en todo el mundo.

Además, para resolver cada uno de los retos, las start-ups seleccionadas en cada Ola de Innovación contarán con el apoyo de expertos de los departamentos de Innovación de cada una de las empresas socias de Start4big, que además les darán acceso a datos, infraestructuras, recursos y soporte técnico y tecnológico

La primera Ola de Innovación

Durante la presentación del proyecto, celebrada en el Movistar Centre de Barcelona, se dieron a conocer los cuatro primeros retos para abordar la tormenta tecnológica. Estos desafíos están centrados en:

  • Hacer seguimiento de las actividades de los clientes en tiempo real para personalizar su experiencia (reto transversal)

  • Ayudar a los usuarios a controlar y gestionar el consumo en el hogar (reto multisectorial)

  • Mejorar la experiencia del cliente y/o reducir costes de los servicios y productos que impliquen transacciones online (reto multisectorial)

  • Proporcionar nuevos servicios aprovechando la comunicación entre distintos dispositivos, vehículos y/o infraestructuras (reto multisectorial)

Las start-ups interesadas en subirse a esta primera Ola de Innovación podrán presentar sus propuestas hasta el 22 de febrero de 2019 a través de la plataforma de competiciones de Start4big. Una vez cerrada la convocatoria, un jurado formado por expertos externos en nuevas tecnologías, inversores y actores claves del ecosistema innovador que pertenecen a universidades y empresas líderes de todo el mundo, se encargará de analizar y evaluar los proyectos. Posteriormente, será un grupo de expertos internos de las compañías socias quienes analicen las propuestas para seleccionar la lista final de participantes que se hará pública aproximadamente en junio de 2019. Los proyectos seleccionados se desarrollarán a partir de la publicación de ganadores.

Al igual que el océano parece no tener fin, Start4big tampoco se autoimpondrá límites. Ni habrá un número máximo de start-ups seleccionadas en cada Ola de Innovación "ni habrá límite de presupuesto" para impulsar sus proyectos, detalló Nicolau Aymar.

"Sinergia", "colaboración" y "mestizaje" fueron algunos de los términos más usados por los representantes de las cinco empresas miembros de Start4big, algo que "hace 10 años no pasaba", afirmó Stein, y añadió: "No lo sabemos todo, así que sin apoyo externo no podemos tener éxito". Start4big se convierte así en un paraguas bajo el que capear el temporal. En definitiva, se trata de una suma de talentos, recursos y enfoques de distinto calibre con un objetivo común: "dar un mejor servicio a los ciudadanos", sentenció Monzó.

Negocios

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. "La IA ya está afectando negativamente a nuestros ideales democráticos"

    La futurista Amy Webb alerta de los riesgos de la falta de planificación estratégica a largo plazo de la inteligencia artificial y asegura que ya está teniendo efectos "catastróficos" en la sociedad, como el auge del movimiento antivacunas. Pero es optimista y cree que entre todos podemos cambiar la situación

  2. ¿No sabe cómo aplicar la IA a su negocio? Descúbralo en EmTech Digital Latam

    La segunda edición de este evento de tecnologías transformadoras de 'MIT Technology Review en español' regresa a México para ayudar a las empresas a exprimir el potencial de la inteligencia artificial

  3. Todo lo que oculta el alegato de Zuckerberg a favor de la privacidad

    El CEO de Facebook afirma que quiere ofrecer más privacidad a sus usuarios, pero les sigue obligando a utilizar servicios controlados por él. Reforzar el cifrado no limita su poder de control ni de vender datos personales a otras empresas, ya que tampoco ha dicho cuál será su futuro modelo de negocio