.

NASA

Computación

Cómo hackear al róver de Marte para que siga descubriendo cosas

1

Desde que aterrizó en el planeta rojo en 2012, las herramientas del Curiosity no habían podido actualizarse. Hasta ahora, que han sido hackeadas para poder hacer nuevas mediciones. El enfoque ya está ayudando a saber más sobre la geología del planeta

  • por Erin Winick | traducido por Ana Milutinovic
  • 05 Febrero, 2019

El róver Curiosity aterrizó en Marte en 2012. Desde entonces, ha descubierto cosas como unas desconcertantes trazas de carbono orgánico en las rocas marcianas y metano en la atmósfera. Pero para ello, siempre utilizando las mismas herramientas de medición, ya que, al estar en otro planeta, resulta difícil actualizar su conjunto de herramientas.

Pero una técnica de hackeo ha logrado modificar sus herramientas para que sean capaces de recoger nuevos tipos de datos y seguir haciendo descubrimientos. Como informó Science la semana pasada, una inteligente reutilización de uno de sus sensores ha ayudado a descubrir nuevas pistas sobre cómo se formaron el cráter Gale y el Monte Sharp de Marte.

La formación de ambos elementos siempre ha estado sujeta a fuertes debates. Esto se debe a que la cima de la montaña es más alta que el borde del cráter, por lo que algunos piensan que se crearon por erosión. Curiosity ha estado explorando la zona desde que aterrizó en el planeta.

Para averiguar qué pasó en realidad, los investigadores necesitaban estudiar las rocas de la zona. Para ello, utilizaron la unidad de medición inercial (RIMU) del Curiosity, que normalmente se utiliza para medir la aceleración durante la navegación, para medir la fuerza de gravedad ejercida en un lugar específico mientras el róver estaba ahí.

La captación de ligeras variaciones en el campo gravitatorio alrededor del cráter permitió a los investigadores descubrir la densidad de la región. "Los niveles más bajos del Monte Sharp son sorprendentemente porosos", afirmó el investigador de la Universidad Johns Hopkins (EE. UU.) y líder del equipo, Kevin Lewis. Y añadió: "Sabemos que las capas inferiores de la montaña fueron enterradas a el tiempo. Eso las compacta, haciéndolas más densas. Pero este hallazgo sugiere que no fueron enterradas por todo el material que pensábamos".

Esto sugiere que la montaña no se ha erosionado mucho con el tiempo. "Todavía hay muchas preguntas sobre cómo se creó el Monte Sharp, pero este informe añade una pieza importante a este rompecabezas", sostiene el científico del proyecto de Curiosity del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA Ashwin Vasavada. El experto añade: "Me encanta que los científicos e ingenieros creativos sigan encontrando formas innovadoras de hacer nuevos descubrimientos científicos con el róver".

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Tras 20 años del primer DDoS seguimos desprotegidos contra ellos

    En el vigésimo aniversario de Trin00, el primer ataque distribuido de denegación de servicio de la historia, una investigación repasa cómo ha evolucionado la estrategia hacker y las medidas de defensa. Y sus conclusiones no parecen demasiado alentadoras. Para remediarlos habría que rediseñar internet

  2. Así será el 6G, la tecnología que impulsará la revolución de la IA

    Mientras las redes 5G se implementan en diferentes partes del mundo, ya se planean las potencialidades de la próxima generación. Un equipo de investigadores defiende que el futuro 6G permitirá que diferentes agentes de IA colaboren: por ejemplo, los coches autónomos se coordinarán para mejorar sus rutas

  3. La 'explosión cámbrica' de los chips definirá el próximo bum de la IA

    Varios fabricantes defienden que son los distintos diseños de hardware de los procesadores los que marcarán el futuro de las aplicaciones de inteligencia artificial. Por ello, están explorando enfoques distintos (versátiles, especializados e incluso analógicos) para ver cuáles prevalecen