.

Agencia de Eploración Aeroespacial de Japón

Cadenas de bloques y aplicaciones

Los misterios de Ryugu: lo que ya sabemos y lo que nos falta por saber

1

Aunque parece un simple montón de escombros espaciales, este asteroide podría ayudarnos a explicar cómo apareció el agua en la Tierra, sin la que no existiría vida. La semana pasada, la misión japonesa Hayabusa2 bombardeó el satélite para obtener muestras de su superficie

  • por Erin Winick | traducido por Ana Milutinovic
  • 08 Abril, 2019

Viajamos a millones de kilómetros de la Tierra para visitar un montón de escombros espaciales. Se trata de Ryugu, un asteroide cercano a la Tierra visitado por la sonda japonesa Hayabusa2, y que resulta mucho más interesante de lo que parece a simple vista. No solo nos ofrece una idea única de cómo se forman las rocas espaciales, también nos enseña cómo pudo haber aparecido el agua en la Tierra.

La misión Hayabusa2, lanzada en 2014, ha tomado varias imágenes y escaneos del asteroide. También ha desplegado róveres en sobre su superficie y disparado balas contra sus rocas, lo que nos ha dado más información sobre la geología de su superficie. Ahora, tres artículos publicados en Science han utilizado estos datos para medir la densidad, la masa, la forma y el giro del asteroide. Los hallazgos deberían ayudar a los científicos a comprender mejor las muestras de roca que Hayabusa2 debería traer consigo cuando regrese a la Tierra en 2020.

Esto es lo que sabemos hasta ahora sobre Ryugu:

  • El asteroide tiene una baja densidad. Esto sugiere que tiene un interior poroso de escombros.
  • Tiene aproximadamente un kilómetro de ancho en su ecuador, con una masa aproximada de 450.000 millones de kilos.
  • Ryugu probablemente se creó a partir de un cuerpo mucho más grande.
  • Las rocas que lo conforman le dieron el aspecto de una peonza giratoria durante un tiempo en el que el objeto giraba aproximadamente al doble de su velocidad actual.
  • Un espectrómetro de infrarrojo cercano encontró minerales hidratados (que tienen agua como parte de su estructura química) en la superficie de la roca, pero menos agua de la que los investigadores esperaban. Ryugu tiene bastante menos agua que Bennu, un asteroide similar cercano a la Tierra que actualmente está siendo estudiado por la NASA.

Pero esto no es lo único que hemos descubierto. Uno de los principales autores del artículo Seiji Sugita afirma: "Para mí, la mayor sorpresa es el hecho de que la superficie de Ryugu está cubierta por rocas del mismo color". Esto probablemente significa que el asteroide padre de Ryugu, el cuerpo más grande del que fue creado, tenía un interior uniforme.

Las rocas de la superficie del asteroide también sorprendieron a otros equipos, pero por razones distintas. Se suponía que el aterrizaje en Ryugu tendría lugar en octubre de 2018, pero la grava de su superficie era más grande de lo esperado. Eso requería nuevas pruebas en la Tierra antes del aterrizaje, que finalmente ocurrió en febrero.

Analizando Ryugu de cerca, los investigadores también están aprendiendo mucho sobre otros objetos de nuestro sistema solar, incluida la Tierra. En el pasado, se plantó la hipótesis de que la cantidad de minerales hidratados y materiales orgánicos de los asteroides estaba determinada principalmente por la temperatura del espacio en el que se crearon.

En un lugar frío, el hielo y los compuestos orgánicos se condensan en pequeños objetos llamados planetesimales. Con el tiempo, estos se combinan con otros objetos pequeños para formar asteroides o incluso planetas. En áreas más cálidas del espacio, el agua y los compuestos orgánicos no se condensan tan fácilmente, lo que significa que los planetesimales que se unen para hacer asteroides son menos propensos a contener agua. "Esto puede haber influido en la cantidad de agua y sustancias orgánicas que recibió la Tierra del cinturón de asteroides cuando se creó la vida", afirma Sugita. 

Hace miles de millones de años, numerosos asteroides golpearon la Tierra y pudieron haber transferido el agua atrapada en sus rocas al impactar contra ella, lo que podría haber hecho posible le la vida que tenemos hoy.  El autor de uno de estos artículos Sei-ichiro Watanabe, explica que los asteroides ricos en carbono como Ryugu se consideran principales candidatos de haber traído agua y sustancias orgánicas a la Tierra. Por eso les interesa saber más sobre la relativa falta de agua ahí.

Los resultados del estudio de Ryugu podrían alterar nuestros modelos del sistema solar temprano y cambiar nuestras teorías sobre la composición de las rocas que trajeron agua a la Tierra. Según Sugita, las observaciones de Ryugu sugieren otra razón por la cual el asteroide podría contener menos material orgánico o acuífero de lo que esperamos: el calor radioactivo durante los primeros años de las rocas los deshidrata. Pero todavía hay mucho camino por recorrer antes de que tengamos las respuestas correctas. La comparación de los resultados de Ryugu y Bennu ayudará a los investigadores a llegar a unas conclusiones más definitivas.

El siguiente paso importante para la misión tuvo lugar el pasado viernes, cuando se lanzó un dispositivo explosivo de dos kilogramos sobre Ryugu. El experimento permitirá que Hayabusa2 tome muestras de áreas no expuestas que hay debajo de la superficie.

Aunque todos estos datos refuerzan nuestra comprensión sobre los asteroides, los científicos tendrán que esperar hasta el 2020 antes de recibir las pequeñas muestras que Hayabusa2 haya logrado recoger. Estas diminutas partes de la superficie de Ryugu (con un peso estimado de entre 10 y 100 miligramos) deberían ayudar a resolver las cuestiones pendientes sobre este fascinante montón de escombros espaciales.

Cadenas de bloques y aplicaciones

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Puzles: la nueva moda de Instagram para luchar contra el estrés

    Cada vez más gente busca una actividad analógica y relajante a la que dedicar su tiempo libre, y la encuentra en los rompecabezas. Esta tendencia no solo se refleja en las etiquetas y foros de las redes sociales, también está creando una industria especializada en modernos modelos y complementos

  2. Por qué la 'app' del coronavirus puede ser más dañina que beneficiosa

    El Gobierno chino ha lanzado una aplicación que evalúa si los usuarios han estado cerca de algún infectado. Aunque el servicio podría reducir los contagios y aumentar nuestro conocimientos sobre la epidemia, también podría aumentar el estigma social de los enfermos y de los falsos positivos

  3. Criptomonedas, la nueva arma para la guerra entre EE. UU. y China

    Si creía que la fiebre por las monedas digitales se había acabado, se equivoca. Este año, la tecnología podría darnos aún más quebraderos de cabeza por la presión de Zuckerberg por lanzar Libra a nivel global y el contrataque del gigante asiático, que podría estar a punto de presentar la suya propia