.

Jeremy portje

Computación

El siguiente trabajo de los robots será hacer camas de hospital

1

La mayor parte de los hitos recientes de la IA se deben a los datos etiquetados, pero para moverse por el mundo real hace falta mucho más que eso, hace falta sentido común. Aún falta mucho para que los autómatas lleguen a nuestras casas, pero podrían tardar menos en aparecer en otros entornos

  • por David Rotman | traducido por Ana Milutinovic
  • 29 Marzo, 2019

La inteligencia artificial (IA) ha avanzado enormemente en áreas como el reconocimiento de voz e imagen. Una parte de estos increíbles logros se debe al entrenamiento de las máquinas en con grandes conjuntos de datos etiquetados. Pero los robots destinados a navegar por el mundo real se enfrentan a desafíos reales que no están etiquetados. El resultado es que los robots todavía se ven limitados a entornos muy estructurados como las fábricas, donde se dedican a realizar tareas repetitivas.

El profesor asistente de ingeniería eléctrica de la Universidad de California en Berkeley (EE.UU.) Sergey Levine cree que, si los robots aspiran a encontrar el camino hacia nuestros hogares y nuestra vida cotidiana más amplia, primero deben tener sentido común que les permitiría navegar por entornos desconocidos y no estructurados.

Durante la conferencia EmTech Digital de MIT Technology Review celebrada esta semana San Francisco (EE.UU.), Levine ofreció varios ejemplos de robots que lograron un progreso notable navegando por el mundo sin datos etiquetados ni supervisión humana. Como ejemplo reciente, un robot cuadrúpedo usó la técnica de IA llamada aprendizaje reforzado para aprender a "caminar" en solo dos horas.

¿Cuánto tiempo pasará hasta que los robots sean capaces de vivir en nuestros hogares? Levine cree que es bastante difícil de predecir. Pero a corto plazo, opina que se utilizarán cada vez más en diversas tareas de entrega y reparto, y en los hospitales para hacer las camas y otras labores similares.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Accuvant, la empresa que ayudó a los Emiratos Árabes a hackear iPhones

    Aprovechaba un error en iMessage de Apple para apoderarse del teléfono de la víctima y se utilizó contra cientos de personas en Karma, una gran campaña de vigilancia y espionaje entre cuyos objetivos figuran rivales geopolíticos, disidentes y activistas. El FBI acaba de multar a los responsables

  2. Starlink: la solución a la brecha digital que casi nadie podrá pagar

    Aunque la tarifa mensual para acceder a internet con sus satélites LEO resulta asequible, requiere un alto precio de instalación inalcanzable para muchos, a pesar de que SpaceX lo vende en pérdidas. Necesitará aumentar su base de clientes para ser rentable y económico, pero eso reducirá la velocidad para todos

  3. Disfraces hacker y banderas falsas para camuflar ciberdelitos internacionales

    Muchos piratas informáticos intentan disfrazar sus ataques para que parezcan culpa de otros países, pero sus objetivos finales y técnicas siempre les acaban delatando. El último caso es el del grupo hacker chino que se hizo pasar por iraní para atacar al Gobierno de Israel y a sus empresas tecnológicas