.

Zac Posen/Protolabs/GE Additive

Computación

FOTOGALERÍA: Los impresionantes vestidos 3D de la Gala del Met

1

Hicieron falta casi 1.500 horas para imprimir todas las piezas que lucieron estas cinco estrellas en la cena del pasado lunes. El de la modelo Jourdan Dunn pesaba casi 14 kilos y costó más de 2.500 euros, lo que demuestra por qué sigue sin haber ropa impresa en 3D en nuestros armarios 

  • por Erin Winick | traducido por Ana Milutinovic
  • 09 Mayo, 2019

El lunes, la tecnología de impresión 3D desfiló en un lugar en el que nadie la esperaba: la Gala del Met. La fiesta anual de recaudación de fondos para el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York (Met, en EE.UU.) es famosa por los impresionantes, atrevidos y vanguardistas diseños que lucen algunas de sus invitadas. Este año, cinco de ellas presumieron de grandes piezas impresas en 3D, creadas por el diseñador Zac Posen en colaboración con GE Additive y Protolabs. La elaboración de cuatro vestidos y un tocado, que lucieron famosas como Jourdan Dunn y Katie Holmes, tardó seis meses.

El cuerpo de todas las mujeres que vistieron estos trajes impresos en 3D fue previamente escaneado para poder modelar las piezas con un software de forma que los vestidos se ajustaran perfectamente a sus figuras.

Para obtener los acabados de alta calidad que Posen buscaba, la mayoría de las piezas de los trajes se creó  mediante estereolitografía (SLA). Este método de impresión 3D utiliza un láser de luz ultravioleta para curar lentamente un conjunto de resina. Capa a capa, el láser traza en la resina un patrón desde un ordenador en el que se ha introducido el modelo 3D. El resultado es una escultura suave y endurecida que luego se pinta o pule.

El vestido más impresionante, realizado en forma de pétalos de rosa y que lució la modelo británica Jourdan Dunn, necesitó más de 1.100 horas de creación. El ingeniero de aplicaciones de Protolabs Eric Utley detalla: "Nunca pretendimos que fuera fácil, y fuimos un poco al límite".

No es la primera vez que Posen utiliza la impresión 3D o incorpora tecnología en la alfombra roja de la Gala del Met. En 2016, la actriz Claire Danes lució un impactante diseño con cientos de luces de fibra óptica entretejidas en organza para crear un vestido brillante. Posen también ha hecho una mochila que incorpora elementos impresos en 3D.

Aunque estos diseños son bellas creaciones artísticas, también demuestran por qué la impresión 3D aún no ha salido de las pasarelas para entrar en nuestro armario. Aunque yo estaría totalmente dispuesta a sufrir bajo el peso de un vestido casi 14 kilos para la Gala del Met. Llevar algo así para estar sentada en mi escritorio en una rígida estructura de plástico no es lo más ideal.

La cosplayer y desarrolladora de software Amie Danielle Dansby, que ya había impreso en 3D su propia ropa antes, afirma: "Esos vestidos pueden ser caros y pesados, y hay que dedicar cientos de horas de trabajo para hacer los diseños e imprimirlos. Me encantaría ver más creaciones de ropa impresa en 3D que fuera fácil de llevar y de sentarse con ella. O incluso lavarla en la lavadora".

La diseñadora de moda Danit Peleg ha creado prendas más ponibles con impresión 3D gracias a un material más flexible llamado Filaflex. Sus textiles impresos en 3D permiten un mayor movimiento, pero requieren un forro de tela debajo. Y su chaqueta impresa a medida tampoco es demasiado barata: se puede hacer un pedido por unos 1.400 euros.

Pero la Gala del Met no trata sobre lo práctico y lo fácil de llevar. Trata de lanzar un mensaje. En este sentido, la directora de Desarrollo de Negocio para la empresa de impresión 3D MatterHackers, Mara Hitner, opina: "No creo que la impresión en 3D reemplace las telas tradicionales. Pero cuando se trata de elementos únicos personalizados, algo diseñado para una sola persona para un evento concreto, la impresión en 3D es una excelente opción".

El trabajo de Posen demuestra un gran cambio hacia un mayor uso de la impresión 3D por parte de diseñadores de moda de alto nivel. A medida que la tecnología mejora en términos de detalles, acabados y facilidad de uso, empieza a salir de las pasarelas para penetrar en algunos de los mayores eventos del mundo de la moda.

A continuación, le mostramos los diseños y sus detalles:

Jourdan Dunn

Cada uno de los 21 pétalos de este vestido pesa cerca de medio kilo y crearlo cuesta más de 2.500 euros. Los pétalos se unieron en un cuerpo interior impreso en 3D que elevó el peso total a 13,6 kilogramos. Esa fue la cifra final incluso después de que un grupo de ingenieros entrara en acción para reducir el peso de los pétalos, ya que el primero era demasiado pesado. La elaboración del vestido tardó más de 1.100 horas.

Nina Dobrev

El vestido fue creado a partir de cuatro piezas combinadas y fueron necesarias 200 horas para realizarlo.

Katie Holmes

Aunque la mayor parte de este diseño está hecho de tela, el cuello de hoja de palma se imprimió en 3D. Su fabricación tardó 56 horas.

Julia Garner

La impresión 3D más rápida en la alfombra roja de este año fue la de este tocado. Fue creado de una sola pieza completa en 22 horas. Este fue el único diseño elaborado en una máquina de fusión de chorro múltiple (MJF, por sus siglas en inglés) en lugar de una impresora de estereolitografía. El MJF deposita el polvo capa por capa, fusionándolo en un objeto único.

Deepika Padukone

Este diseño tuvo un enfoque diferente. Las impresiones en 3D se cosieron como adornos en el vestido ya terminado. Para imprimir las 408 decoraciones se necesitaron 160 horas.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. EE. UU. rechaza a Huawei pero Reino Unido le pide ayuda con el 5G

    Ambas potencias han adoptado una posición contraria en su relación con el gigante tecnológico chino. Mientras que Google acaba de anunciar que no licenciará Android en su móviles, Reino Unido ha pedido a la empresa que le suministre materiales "no esenciales" para su futura red 5G

  2. IA + 'blockchain' = un 5G más eficiente y potente

    Esta ecuación es la apuesta de EE. UU. para liderar las redes inalámbricas de próxima generación las redes inalámbricas de próxima generación. La inteligencia artificial hará que todo el proceso sea más eficiente y las cadenas de bloques ayudarán a controlar quién tiene acceso a qué 

  3. Una nueva cámara logra tomar fotografías a 45 kilómetros de distancia

    La técnica utiliza LIDAR y fotorreceptores de un único fotón para producir imágenes en 3D a unas distancias imposibles para cualquier otro sistema previo. Incluso puede atravesar el esmog de una ciudad, como puede apreciarse en la imagen superior