.

Inteligencia Artificial

El robot del MIT que estudia los músculos humanos para aprender a trabajar

1

Gracias a sensores musculares conectados a su sistema y a la visión artificial, RoboRaise colabora con una persona para ir aprendiendo poco a poco a moverse y a trabajar en equipo y de forma segura y eficaz

  • por Will Knight | traducido por Ana Milutinovic
  • 06 Junio, 2019

Querido robot, bienvenido al "programa de musculatura robótica". Te explicamos qué vamos a enseñarte.

A moverte: los investigadores del MIT han creado un robot que controla de cerca nuestros bíceps mientras levantamos y movemos las cosas. Pero no se limita a admirar nuestros músculos, la idea consiste en desarrollar un sistema capaz de colaborar con las personas de forma más efectiva.

A controlar tus músculos: el robot, bautizado como RoboRaise, controla los músculos de una persona a través de unos sensores electromiográficos a los que está conectada. El aprendizaje automático compara las señales captadas por esos sensores con una representación del movimiento del brazo que hace la persona. Con esta información, el robot aprende repetir esa acción.

¡A trabajar en equipo!: la mayoría de los robots de trabajo son tan tontos y peligrosos que se ven obligados a trabajar aislados de los humanos, pero existe un creciente interés en que los robots colaboren con los trabajadores humanos. Este concepto, conocido como cobot, utiliza los avances en sensores y en algoritmos informáticos para volverse más seguros y más inteligentes.

A observar cuidadosamente: el enfoque de RoboRaise resulta fascinante, y muestra cómo, en teoría, los robots podrían captar señales mucho más sutiles sobre el comportamiento de una persona. Esto podría crear máquinas que se coordinen mejor con nuestras acciones e intenciones.

Inteligencia Artificial

 

La inteligencia artificial y los robots están transofrmando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. Reino Unido retira un algoritmo migratorio acusado de racista

    El sistema para procesar las solicitudes de visado utiliza la nacionalidad entre las variables para priorizar las peticiones, lo que, según sus críticos, ha dado lugar a que las "personas de países blancos y ricos obtengan una 'respuesta rápida', mientras que las personas de color acaban al final de la fila"

  2. Cinco señales de que los problemas de la IA proceden del colonialismo

    Los algoritmos con sesgos racistas, los trabajos fantasma y el esquema de gobernanza de la inteligencia artificial no han surgido por casualidad sino que son una consecuencia directa de la colonización. Comprender su larga e inquietante historia es el primer paso para solucionarlos.

  3. Hallada una nueva forma de engañar a la IA de aprendizaje reforzado

    Llevar a cabo comportamientos extraños en un entorno provoca que los sistemas de inteligencia artificial entrenados con esta técnica se confundan. El ataque consiste en manipular a la política del algoritmo con una política antagónica que le haga perder el control y realizar acciones indeseadas