.

Lucasfilm & 20th Century Fox.

Espacio

Por qué la tecnología espacial de 'Star Wars' es más ficción que ciencia

1

Nuestro periodista experto en el espacio, Neel V. Patel, explica que no hay casi nada real en los vuelos espaciales retratados en la saga intergaláctica, si bien robots móviles y hologramas ya existen fuera de la pantalla. Pese a ello, los científicos sí están interesados en lograr fenómenos como la gravedad artificial

  • por Neel V. Patel | traducido por Ana Milutinovic
  • 27 Noviembre, 2019

Cada semana, los lectores nos envían preguntas para que nuestro periodista especializado en el espacio, Neel V. Patel. Esta semana hablamos sobre la tecnología que aparece en el universo de 'Star Wars'.

Pregunta

Esta semana se ha lanzado el nuevo tráiler de 'Star Wars' y me ha hecho pensar. Esta epopeya espacial creada por George Lucas tiene fama por ser ciencia ficción 'blanda', tan alejada de cualquier ciencia real que es casi solo una fantasía. Pero debe haber alguna tecnología en la saga que se base en realidad en algo verdadero. Así que, ¿cuál sería la invención, el dispositivo o la máquina más realista en esa galaxia muy, muy lejana? – Jack

La respuesta de Neel

En realidad, hay bastantes tecnologías en estas películas que tienen equivalentes en la vida real. Ya estamos empezando a ver a expertos en robótica crear máquinas que se mueven y funcionan como droides. Por su parte, los ingenieros de biotecnología están desarrollando prótesis de alta tecnología para reemplazar o aumentar las extremidades perdidas o dañadas. Cada vez se usan más hologramas en muchas industrias diferentes (especialmente en medicina). Y la humanidad continúa su interminable afán por hacer realidad los coches voladores.

Desafortunadamente, cuando se trata de la tecnología espacial, Star Wars lleva las libertades a nuevos extremos. Prácticamente no hay nada real en su descripción de los vuelos espaciales. En la vida real, lanzar un solo cohete desde la superficie de la Tierra y llevarlo al espacio requiere una enorme cantidad de potencia y esfuerzo. Es un proceso en el que miles de cosas podrían salir mal y provocar una catástrofe. Además, las naves no se mueven como si fueran aviones en el vacío del espacio.

Para ser justos, hay algunos aspectos representados en Star Wars y en otras obras de ciencia ficción que los científicos e ingenieros quieren hacer realidad. Uno de los mejores ejemplos es la gravedad artificial retratada dentro de estas naves. La falta de gravedad en el espacio puede provocar una serie de problemas para el cuerpo humano y la gravedad artificial podría ayudar a mitigar estos efectos.

Ya sea en una estación espacial tan gigantesca como la Estrella de la Muerte o dentro de una nave tan pequeña como un X-Wing, en Star Wars la gravedad artificial está simplemente ahí, como una especie de éter. No tiene ningún sentido.

Pese a ello, muchos expertos creen que podríamos simular la gravedad en el espacio generando una gran cantidad de fuerza centrípeta, como sucedía en 2001: Una odisea del espacio. Lo más cerca que los humanos estuvieron de crear este efecto fue en 1966 durante la misión Gemini 8 de la NASA y en realidad se debió solo a que un accidente provocó una gran aceleración que obligó a la misión a terminar antes de tiempo.

Posteriormente ese mismo año, Gemini 11 intentó producir la gravedad artificial mediante la rotación. El efecto fue demasiado pequeño para que los astronautas a bordo lo sintieran, aunque se vieron algunos pequeños objetos cayendo hacia el fondo de la cápsula.

Aunque la gravedad artificial no es una prioridad en este momento para nadie, los expertos continúan presentando nuevas propuestas para analizar su implementación. Es probable que se les preste más atención a medida que se quieran realizar más misiones de larga duración. La idea general de que se pueda simular la gravedad terrestre en una nave espacial no es tan inconcebible. Solo requiere mucha ingeniería inteligente, además de la cantidad de dinero y recursos que exceden el PIB anual de algunos países.

Espacio

  1. Una IA que reconoce emociones ayudará a los astronautas en Marte

    La compañía Akin pretende que un asistente capaz de intuir las emociones humanas y responder con empatía sirva de apoyo a la tripulación en las misiones más largas e intervenga si su salud mental está en riesgo. Por el momento, están entrenando a un róver de la NASA para comprender el comportamiento humano

  2. La aceleración constante no sirve para viajar a la velocidad de la luz

    A pesar de que las películas de ciencia ficción siempre muestran una gravedad artificial generada por una fuerza 'g' constante y que, teóricamente, podríamos usarla para alcanzar esta velocidad, lo cierto es que el cuerpo humano no está diseñado para soportarlo

  3. El próximo gran telescopio espacial podría detectar el elemento clave para la vida extraterreste

    El James Webb de la NASA, que será lanzado en 2021 para analizar exoplanetas, debería ser capaz de identificar aquellos con niveles de oxígeno similares a los de la Tierra, una cualidad que podría sugerir la presencia de vida presente o pasada