.

Biotecnología

Todos los detalles sobre la condena a He Jiankui por editar bebés humanos

1

Las autoridades chinas le han condenado a tres años de prisión. También deberá pagar una multa de 380.000 euros y se le prohíbe ejercer medicina reproductiva de por vida. Dos de sus colaboradores también han sido castigados, pero no sé sabe qué pasará con los demás autores del manuscrito

  • por Antonio Regalado | traducido por Ana Milutinovic
  • 02 Enero, 2020

El científico chino que creó los primeros bebés del mundo editados genéticamente ha sido sentenciado a tres años de prisión por un tribunal chino. El biofísico formado en las universidades de Rice y Stanford (ambas en EE. UU.), He Jiankui, sorprendió al mundo entero el año pasado cuando afirmó haber traído al mundo a dos gemelas modificadas genéticamente y a las que llamó "Lulu y Nana". 

Además de una pena de prisión, He tendrá que pagar una multa de 380.000 euros y se le prohíbe de por vida trabajar en medicina reproductiva, según un informe de la agencia de noticias Xinhua de China. La sentencia fue dictada el lunes 30 de diciembre por el Tribunal Popular del Distrito de Shenzhen Nanshan (China). 

Su equipo empleó la versátil tecnología de edición de ADN conocida como CRISPR para alterar los genomas de las gemelas cuando eran embriones recién fertilizados en una placa de Petri. Luego, fueron transferidos al útero de una mujer para comenzar el embarazo.

Dos de los colaboradores de He, Zhang Renli y Qin Jinzhou, también recibirán penas de prisión de dos años y 18 meses, respectivamente, por "llevar a cabo la edición de genes de embriones humanos... con fines reproductivos".

El equipo de He en la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur (China), que escribió un manuscrito científico que describe la creación de las gemelas, enumera un total de diez autores, incluidos los trabajadores de laboratorio y otros expertos en bioinformática. Pero todavía no se sabe si los demás miembros del equipo enfrentarán sanciones.

Además de He, los castigos anunciados en China se han centrado en los científicos directamente responsables de inyectar los ingredientes de edición genética en embriones humanos, un procedimiento que se suele realizar con una aguja ultrafina. Estos incluyen al embriólogo Qin, que figura como el primer autor en el borrador del manuscrito, y Zhang, cuyo nombre aparece en otro documento no publicado que detalla los experimentos preliminares y que lo describe "realizando las microinyecciones a los embriones humanos". En aquel momento, Zhang pertenecía al Centro de Medicina Reproductiva de la Academia de Ciencias Médicas de Cantón (China).

Según el tribunal, en 2016 He y sus colegas empezaron a conspirar para crear bebés editados genéticamente, decidiéndose por modificar un gen llamado CCR5. Creían que la alteración de ese gen daría lugar a humanos resistentes al virus del VIH. 

He creía que su investigación podría traerle fama y fortuna y que también sería un gran logro científico para China. Pero después de que MIT Technology Review revelara la existencia del experimento en pasado noviembre, la mayoría de los expertos condenaron de inmediato esa investigación y las autoridades abrieron lo que denominaron una investigación criminal.

Además de las gemelas, esta declaración del tribunal supone la primera vez que las autoridades chinas reconocen el nacimiento de un tercer bebé editado genéticamente en China. Este segundo embarazo probablemente llegó a término durante el verano de 2019

El tribunal determinó que He y sus colegas "violaron deliberadamente las regulaciones nacionales relevantes sobre investigación científica y gestión médica" y "aplicaron precipitadamente la tecnología de edición genética a la medicina reproductiva humana asistida".

Durante el juicio, que no fue público, los investigadores presentaron pruebas que incluían documentos, relatos de testigos, archivos electrónicos y vídeos. Según los informes, He se declaró culpable al igual que sus dos socios. Según la agencia de noticias Xinhua, He estará en una "lista negra" que le impedirá usar la tecnología de reproducción humana asistida de por vida.

Biotecnología

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. La vacuna rusa contra el coronavirus acelera la carrera entre potencias

    El presidente ruso ha anunciado que la vacuna Sputnik V ha pasado todas las pruebas y su propia hija la ha recibido, pese a los recelos sobre su seguridad y a que los ensayos no han concluido. El anuncio podría provocar que EE. UU. acelere la aprobación de otra vacuna como arma electoral

  2. Los buenos resultados de la vacuna Novavax también son preliminares

    Los datos de su ensayo en fase I revelan que los 131 voluntarios que recibieron la vacuna produjeron un alto nivel de anticuerpos contra la COVID-19. Sin embargo, la investigación aún no ha sido revisada por pares y el objetivo de la prueba fue el análisis de seguridad, no el de eficacia

  3. Inmunidad pasiva, la nueva estrategia para prevenir la COVID-19

    Lilly va a analizar la capacidad de un nuevo fármaco basado en anticuerpos para evitar la infección por coronavirus en 2.400 personas. Hasta que aparezca una vacuna, el enfoque consiste en inyectar anticuerpos capaces de luchar contra la enfermedad durante las semanas o meses que permanecen activos en el organismo